Dinastías sindicales, una tradición de herencia familiar

26
La conducción de muchos gremios se define entre parientes cercanos a los líderes Fuente: Archivo

En las dinastías el traspaso de mando se da por linaje familiar. En muchos gremios sucede lo mismo: los secretarios generales se afincan a sus cargos durante años y la conducción se alterna por sucesión hereditaria o por medio de la “adopción” de aliados estratégicos. El objetivo es permanecer, y lo primero es la familia. Al ser consultado por si su hijo Pablo sería su “heredero” en el cargo al frente de Camioneros, Hugo Moyano se diferenció: “El sindicalismo es otra cosa”, respondió.

Moyano, quien fue uno de los máximos líderes de la CGT durante más de una década, reparte entre sus hijos las cuotas de poder. Pablo prepara el terreno para sucederlo en el gremio de Camioneros. Con él comparte su pasión por el fútbol y la dirección desde 2014 del club Independiente. Ahora, además, una imputación judicial por asociación ilícita y fraude dentro del club. Facundo es hoy la rama legislativa de la familia, pero tampoco desestima un futuro dentro de la CGT.

Pero el caso más escandaloso de las últimas semanas, el de Marcelo Balcedo, el titular de Soeme, ahora detenido por lavado de dinero y evasión fiscal, heredó el cargo de su padre, el histórico sindicalista Antonio Balcedo.