Inicio Argentina El Mondongo duele: una carnicería del barrio llegó a 25 robos

El Mondongo duele: una carnicería del barrio llegó a 25 robos

El Mondongo duele: una carnicería del barrio llegó a 25 robos

El local comercial que ya cumplió “las bodas de plata” en materia de inseguridad con 25 robos / César Santoro

“Con este último llevo 25 robos, o sea que cumplí las bodas de plata con la inseguridad en mi comercio”, ironizó ayer el dueño de una carnicería del barrio El Mondongo.

La frase, al mismo tiempo, encierra un cúmulo de bronca e impotencia, porque a su local “La gran muñeca”, situado en Diagonal 73 y 117, lo tienen de punto.

Ayer a la tarde, mientras atendía su negocio como desde hace 39 años, Carlos Ghigliani, con inocultable fastidio, aludió al último de esos ilícitos.

“Vine a las 7 de la mañana del lunes y ya antes de entrar, me encontré con que habían arrancado de cuajo la persiana del ventanal que da hacia el diagonal 73”.

Recordó que la había reforzado (con unas trabas” luego de otro ataque similar “que hubo acá en julio del año pasado”.

Y lamentó que “las cámaras de seguridad de la carnicería justo no estaban funcionando”.

Pero, de todas maneras, apenas ingresó al negocio poco después del escruche, “con mi celular hice un video mostrando el enorme desorden que dejaron”.

Conjeturó al respecto que “tienen que ser menores de edad, por las pisadas que quedaron arriba del mostrador, al que se subieron para treparse a la reja que me separa de los clientes “.

“HUBO VARIAS MANCHAS DE SANGRE”

Ghigliani sostuvo que los ladrones “pasaron del otro lado del mostrador luego de escalar la reja que me separa de la clientela”.

Seguidamente reveló que “estos pibes se ve que se cortaron cuando rompieron el vidrio de la ventana por la que entraron, porque dejaron manchas de sangre por todo el local”.

Pese a las heridas sufridas, los autores del robo recorrieron cada metro de la carnicería buscando recolectar la mayor cantidad de dinero posible.

En tal sentido, el comerciante mencionó que “hasta buscaron plata dentro de la heladera, donde revolvieron todo al igual que en otros sectores del negocio”.

Cuando se le preguntó acerca de lo sustraído por los precoces delincuentes, informó que “me robaron la plata que tenía preparada para pagar todos los impuestos de este mes”.

Igual se negó a precisar el monto. “Era bastante dinero, pero dejalo ahí”, comentó en diálogo con EL DIA.

A ese perjuicio económico, tuvo que adosarle otro también significativo.

Explicó al respecto que “entre la persiana que me arrancaron y el vidrio que destrozaron de esa misma ventana, tuve que pagar 25.000 pesos en arreglos”.

“FILMÉ EL DESASTRE”

En otro tramo de la charla con este diario, el carnicero expuso además que “cuando llegué el lunes temprano y me encontré con que se habían metido a robar, no lo podía creer”.

Tras unos instantes de aturdimiento por la situación, tomó su teléfono celular y decidió hacer un video para documentar la espantosa escena.

“Filmé el desastre que me dejaron los menores, ya que las cámaras de seguridad no funcionaban”.

Por otra parte, indicó que esta vez desistió del trámite de radicar la denuncia en la comisaría novena.

“¿Para qué?, si los ladrones fueron menores de edad, tardo más yo haciendo la denuncia, que lo que permanecen estos pibes demorados en la comisaría”, sentenció.

“HACE UN AÑO TUVE OTRO SIMILAR”

Ghigliani trajo después a su memoria que “hace casi un año tuve otro robo similar en la carnicería”.

Precisó que ocurrió “el 2 de julio” pasado y señaló que en aquella oportunidad “también me robaron dinero y algunas otras cosas”.

Al igual que el lunes último, los responsables de ese robo también provocaron daños en una de las aberturas que violentaron con el propósito de entrar a robar.

“Por lo general, actúan menores de edad, que acostumbran hacerlo de madrugada para aprovechar que en el barrio el movimiento es prácticamente nulo”, consignó.

EN LA MIRA

Por lo que este diario supo en esa zona, la de diagonal 73 y 117 no es la única que fue elegida por “amigos de lo ajeno” para delinquir.

En septiembre pasado, este diario publicó otro importante escruche sufrido por una carnicería que funciona a sólo 100 metros de la de Ghigliani, en diagonal 73 y 118.

En esa ocasión, sustrajeron del local “la caja registradora con 1.500 pesos en cambio y varias piezas de carne”, precisaron sus dueños.

Publicidad