Inicio Argentina Misterio por una muerte en una clínica psiquiátrica

Misterio por una muerte en una clínica psiquiátrica

Misterio por una muerte en una clínica psiquiátrica

Las instalaciones de esta clínica se encuentran en 13 entre 69 y 70 / web

“Fallecimiento por causas naturales”, “homicidio por mala praxis” y “muerte violenta” son las tres hipótesis que por estas horas se barajan en torno al deceso de una joven de 16 años en una clínica especializada en salud mental, cercana al Parque Saavedra, en donde se encontraba internada desde hacía varias semanas.

“Por el momento, hasta que no contemos con la información médica correspondiente no se puede descartar nada”, expuso ayer una fuente judicial a este diario, pocos minutos después de que la información saliera a la luz.

Según explicaron fuentes policiales, hasta el momento se cuenta con una sola versión sobre cómo acontecieron los hechos.

Es la que vertió ayer por la tarde la Clínica Neuropsiquiátrica Luminar a los investigadores que se presentaron en sus instalaciones ubicadas en 13 entre 69 y 70 para atender el caso.

En base a lo que apuntaron desde el centro de salud, la adolescente apareció muerta en una de las habitaciones del establecimiento.

Añadieron al respecto que este macabro descubrimiento estuvo antecedido por un violento episodio que se logró extinguir con el uso de fármacos.

Siempre en base a la información oficial, tras sufrir una crisis nerviosa , la adolescente se mostró violenta con las personas que la rodeaban y, en ese marco, personal de salud debió administrarle calmantes.

Es por ello que ahora la Justicia también está apuntando a la posibilidad de que se haya tratado de un caso de mala praxis.

El reporte del instituto privado explica que horas después de recibir esta droga, un miembro del staff de la clínica acudió a la habitación para ver cómo venía evolucionando y fue en ese momento que se topó con la joven desplomada en el suelo y sin signos vitales.

Todavía no hay precisiones sobre si se le practicaron maniobras de resucitación.

Lo concreto es que tras el hallazgo desde la institución se comunicaron al 911 para dar cuenta de la situación.

Según expusieron fuentes policiales, al arribar al lugar tuvieron lugar dos situaciones que añadieron más suspicacias a la investigación.

Por un lado, efectivos de la comisaría 9° debieron esperar más de media hora a que los atendiera uno de los médicos responsables de los pacientes.

Tras ese lapso, un médico de 80 años que sería el director del instituto fue quien brindó precisiones sobre el caso.

En tanto, la otra circunstancia que llamó la atención a los investigadores fue que, antes de la llegada de la Policía Científica, las autoridades policiales solicitaron expresamente que el cadáver no fuera movido del cuarto e incluso ordenaron que se cerrara con llave la puerta de la habitación con el objetivo de preservar la escena.

Sin embargo, los directivos de la clínica ordenaron que el cuerpo fuera ubicado en la cama.

La causa por “averiguaciones de causales de muerte” quedó en manos del fiscal de la UFI N° 6, Marcelo Romero, quien ordenó que se le realice la operación de autopsia para determinar si se trató de una muerte natural, un homicidio por mala praxis o si el deceso está enmarcado en una situación de violencia.

“Por el momento, ninguna de estas hipótesis han sido descartadas. Mañana por la mañana (por hoy) se llevará adelante la operación de autopsia y contaremos con más información para llegar a una conclusión sobre la muerte de esta chica”, expuso a este diario el fiscal Marcelo Romero.

Publicidad