Inicio Argentina Vecinos en acción para evitar otra usurpación

Vecinos en acción para evitar otra usurpación

tensión en 610 y 30, en la jornada de ayer / captura de video

Un nuevo intento de usurpación de terrenos generó alerta entre vecinos de Altos de San Lorenzo, quienes evitaron una toma de tierras en la zona de 610 y 30. El caso se suma a los innumerables episodios que se han registrado en los últimos tiempos en la Ciudad sobre ocupaciones ilegales de terrenos.

Según denunciaron en el barrio afectado, semanas atrás ocurrió un hecho de similares características y luego de los reclamos intervino personal policial.

Esta vez, según informaron vecinos que prefirieron preservar sus identidades por temor a represalias, a eso de las 6.30 se presentó en el lugar “una camioneta con siete personas que se bajaron con palos, sogas y otras herramienta”, en lo que suponen como una acción para “fraccionar” las tierras de la zona.

“Estas personas se quedaron ahí y están haciendo pozos. Luego llegaron otras cuatro personas. Por un momento se fueron y luego regresaron. Seguramente se van a meter de nuevo porque se quedaron señalando la zona como para demarcar todo otra vez”, detallaron en el barrio, donde piden una urgente intervención de la Justicia y la policía para evitar revivir esta clase de situaciones casi todas las semanas, de una manera cada vez más frecuente.

Se trata de una zona descampada que en los últimos tiempos fue loteada y adquirida por distintas “familias trabajadoras”, insistieron en remarcar en el barrio.

“Es una zona de barrio nuevo y la parte que están usurpando es la vía del tren”, aseguraron denunciantes que dialogaron con este diario.

“Se trata de la vía del Tren Provincia, que iba hacia Arana e Ignacio Correas”, indicaron.

Un vecino contó: “Tengo un terreno como muchos otros vecinos en ese barrio” y advirtió que “es el segundo intento de toma en el mismo lugar”.

Y recordó que “hace dos domingos atrás la policía con orden de un juez logró desalojarlos”, aseguró.

Según sostuvo, “están merodeando la zona desde hace 15 días. De hecho, ayer -por el sábado- vimos que estaban los alambres detrás del predio del Aeropuerto todos cortados”.

En este marco, los vecinos señalaron que tras dar aviso a la policía se acercó un patrullero y llevó al menos un poco de alivio ante el temor de que los terrenos sean usurpados.

No obstante, a partir de los movimientos detectados en los últimos días, enfatizaron que siguen en alerta por el asedio permanente de personas que intentan usurpar las propiedades.

Como publicó este diario en numerosas oportunidades, hay “organizaciones mafiosas” que tienen un modus operandi que suelen aplicar para tomar tierras que luego intentan vender a través de las redes sociales.

Según describen distintos abogados que representan a familias que padecen la toma o intento de usurpación de las tierras, quienes se dedican a buscar lotes para luego ofertarlos de manera ilegal hacen un circuito que incluye primero la observación del terreno, tratan de averiguar si las tierras tienen dueños particulares o si son fiscales, y luego, si establecen que tienen dueños privados intentan encontrar el dato si esos lotes están con problemas legales o administrativos. Luego envían gente a ocupar las tierras, limpiando la zona en caso de que haya pastizales y otras malezas, lo demarcan para “lotearlos” y más tarde los ofrecen en redes sociales.

En muchos casos los propietarios de los terrenos se encuentran con esa desagradable sorpresa y empiezan un derrotero con final abierto.

En la periferia platense hay numerosos casos de usurpaciones de predios fiscales o particulares con finales dispares. En la mayoría de los casos de terrenos del Estado terminan quedándose los usurpadores, como ocurre en la megatoma de Los Hornos, la más grande de la provincia de Buenos Aires. En los episodios que incluyen a dueños particulares, la situación es diferente, porque algunos pueden recuperar los terrenos de su propiedad y otros lamentan haber perdido lotes que fueron adquiridos con mucho sacrificio.

Publicidad