Inicio Cataluña El Govern ofrece un grupo de trabajo a la CUP que aborde...

El Govern ofrece un grupo de trabajo a la CUP que aborde la posibilidad de un referéndum

Plantea no formalizar candidatura para los JJ.OO. sin una consulta y no asumir gastos del Hard Rock

BARCELONA, 19  Nov. (EUROPA PRESS) –

El documento que la Comissió Oberta Parlamentària (COP) de la CUP abordará este sábado asegura que el Govern de Pere Aragonès se ha ofrecido a crear un grupo de trabajo sobre un «embate democrático», que contemple la posibilidad de realizar un referéndum durante esta legislatura.

Según el documento de la CUP consultado por Europa Press, el Govern asegura que durante la primera mitad de 2023 se analizará si el proceso de negociación en la mesa de diálogo con el Gobierno central da sus frutos y decidirán los siguientes pasos, «incluida la virtual finalización de la negociación».

Señala que la mayoría independentista del Parlament estudiará «la oportunidad de impulsar, complementar o buscar alternativas en el contexto del embate democrático al Estado», contemplando las diferentes propuestas, como la de realizar un referéndum en esta legislatura, como defiende la CUP.

Este documento será la base que la COP utilizará para valorar si ratifica la postura de la CUP de presentar una enmienda a la totalidad al proyecto de Presupuestos catalanes de 2022; los ‘cupaires’ registraron la enmienda a la totalidad el miércoles, y tienen de plazo hasta la mañana del lunes para retirarla.

JJ.OO. Y HARD ROCK

El Govern también ha propuesto a los ‘cupaires’ incluir en los Presupuestos de la Generalitat para 2022 una disposición adicional por la que el Ejecutivo catalán se compromete a que «no formalizará ninguna candidatura a los Juegos Olímpicos de Invierno hasta que no se haya realizado la consulta ciudadana» sobre este proyecto durante 2022.

De hecho, este jueves la CUP presentó en el Parlament una moción –que finalmente no fue aprobada– con la que exigía al Govern retirar este proyecto, y Junts votó en contra porque criticaba el «inmovilismo» de los ‘cupaires’, mientras que ERC se abstuvo y le reprochó que se había acordado celebrar esta consulta para que el territorio decidiese.

También plantea incluir otra disposición adicional que establezca que la Generalitat no asumirá «en ningún caso, ningún coste en concepto del proyecto CRT-Vilaseca», conocido como el Hard Rock, en el Camp de Tarragona.

Sobre vivienda, insiste en que hará las modificaciones presupuestarias necesarias en la ejecución de las cuentas y en función de los ingresos para alcanzar los 1.000 millones que quiere la CUP –los Presupuestos prevén 749 millones–, y que los recursos adicionales se destinarán a políticas públicas de vivienda y vivienda pública.

LEY DE SEGURIDAD CIUDADANA

El Govern se ha comprometido a que la Conselleria de Interior lleve a cabo una revisión de los procedimientos sancionadores de la Ley de Seguridad Ciudadana –conocida como ‘Ley Mordaza’– de acuerdo con el principio de proporcionalidad y para «garantizar los derechos fundamentales implicados, como el derecho de manifestación, reunión, libertad de expresión o participación».

En los nuevos procedimientos, la tramitación de la sanción pasará a cargo de la dirección general competente en la administración de la seguridad de la Conselleria de Interior, «corrigiendo la anomalía actual de que la unidad sancionadora es la misma que emite la denuncia», y se garantizará el derecho de defensa del denunciado y de formular alegaciones, propone el documento.

En su respuesta a las demandas de la CUP, el Govern asegura que aprobará en noviembre la memoria preliminar del anteproyecto de ley del impuesto sobre emisiones portuarias de grandes barcos y, durante diciembre, la de actividades económicas que generan gases con efecto invernadero.

Sobre la demanda de la CUP para impulsar una modificación legislativa para la municipalización del agua, el Govern asegura que la normativa vigente no es un «obstáculo para la remunicipalización de la gestión», y se compromete a realizar un estudio sobre posibles mejoras para facilitar el trámite para cambiar el modelo, y dotar a la Agencia Catalana del Agua (ACA) de plazas para crear una oficina de apoyo a los municipios que quiere recuperar su gestión.


Publicidad