Iceta cree que la “falta de iniciativa” de Cs demuestra que no son el cambio

17
Actualizado 28/12/2017 20:32:30 CET

“No quiero llevar una disputa lingüística a las escuelas ni combatir el nacionalismo con otro nacionalismo”

BARCELONA, 28 (EUROPA PRESS)

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha destacado este jueves que la “falta de iniciativa” de Cs para formar un nuevo Govern, pese a haber ganado las elecciones del 21 de diciembre, demuestra que no pueden liderar ningún cambio político.

Lo ha dicho en su intervención en el Consell Nacional que ha celebrado este jueves el partido en su sede para analizar los resultados electorales del 21-D, que dieron 17 escaños a los socialistas catalanes tras lograr más de 600.000 votos, 80.000 más que en 2015.

Iceta ha destacado que la victoria de Cs “no servirá para modificar el rumbo de la política catalana, tal y como había advertido el PSC” y como demuestra que no estén liderando ninguna negociación para formar Govern, según él.

Ha felicitado a Cs por la victoria y a los independentistas por haber revalidado su mayoría absoluta, si bien ha señalado que le “extraña mucho que los ganadores de las elecciones no estén formulando ninguna propuesta concreta”.

“La política catalana de la nueva legislatura no puede estar supeditada a una agenda judicial derivada de la legislatura” anterior, pendiente de la actualidad del momento en ese capítulo, ha señalado.

Y, en un momento en el que se plantea la posible investidura de Carles Puigdemont (JuntsxCat) desde Bélgica, Iceta ha reivindicado que “los catalanes merecen ser gobernados desde Catalunya”.

A los independentistas también les ha pedido que valoren “si la deriva unilateral e ilegal, y su radicalización, no está dando pie a una fractura social y territorial que Catalunya no se puede permitir”.

Iceta considera que la victoria de Cs y la mayoría absoluta independentista corroboran que “la mayoría perseguía la victoria o, mejor dicho, la derrota del adversario”, mientras que el PSC ofrecía un acuerdo entre todas las partes para cerrar heridas.

Es por eso que cree que el PSC no ha obtenido los resultados esperados, si bien ha logrado incrementar de 16 a 17 sus escaños y ganar votos respecto a unas elecciones anteriores por primera vez desde 1999.

“La principal víctima de ese proceso de concentración de voto en Cs ha sido el PP” y, aunque es probable que el PSC también haya perdido votos en beneficio de la formación naranja, también ha ganado muchos otros gracias a su pacto con Units per Avançar y con sectores de la izquierda federalista, ha defendido.

Está convencido de que ha logrado el apoyo de catalanes moderados y también de antiguos votantes de los ‘comuns’ “decepcionados con una estrategia de seguidismo de los independentistas que culminó con la ruptura unilateral del pacto municipal en Barcelona”.

Iceta ha resaltado que los nuevos apoyos cosechados no han sido suficientes para superar la división interna entre los catalanes: “Pero no estoy dispuesto a aceptar la perspectiva de un eterno debate entre los que quieren imponer la ruptura y los que quieren imponer una España uniforme”.

En este sentido, ha pedido al Gobierno del PP que haga alguna propuesta para los dos millones de catalanes independentistas: “Y ha de ser una propuesta política, no judicial, una propuesta en el marco de la legalidad vigente”.

VALORACIÓN DE LA CAMPAÑA ELECTORAL

El primer secretario valora muy positivamente su campaña electoral, si bien admite “errores como la prematura propuesta de indultar a dirigentes independentistas, criticada por atreverse a prefigurar un escenario de reconciliación en el que muchos no se sitúan aún”.

También ha explicado que ha perjudicado que se haya alertado constantemente desde otros partidos que podía haber un nuevo tripartito –algo que Iceta negó desde el inicio de la campaña– y que el eje izquierda-derecha haya quedado supeditado al eje nacional.

Tampoco ha “aparecido como suficientemente sólida y viable la tercera vía” y la apuesta federal del PSC, ha admitido, y ha señalado que los malos resultados del PP en beneficio de Cs no favorecen a la flexibilización de posiciones a corto plazo.

Pese a todas las adversidades, se ha sentido “muy bien acompañado tanto por el PSC como por el PSOE”, partido hermano que espera que gobierne lo antes posible en España porque, según ha señalado, es el único que ofrece un camino de solución al problema.

Y ha defendido que no está dispuesto a “renunciar al catalanismo ni al federalismo por un puñado de votos” y que seguirá defendiendo esta vía para tratar de convencer a la mayoría de catalanes de que es la única y mejor solución.

“Defenderé encarnizadamente la unidad civil de los catalanes desde el respeto a la pluralidad y no quiero llevar una disputa lingüística a las escuelas ni combatir el nacionalismo con otro nacionalismo”, ha avisado a Cs y el PP.

Iceta ha aprovechado el discurso para despedirse de la histórica sede de la calle Nicaragua de Barcelona, ya que el partido tiene previsto mudarse a la nueva sede ubicada en el barrio de Poblenou a finales de enero y celebrar allí su próximo Consell Nacional.