Inicio Colombia 130.000 metros despejados de sospecha de minas en Antioquia

130.000 metros despejados de sospecha de minas en Antioquia

El Batallón de desminado humanitario número 60 está compuesto por cerca de 800 hombres que se encargan de entregarle al departamento de Antioquia lugares libres de sospecha de minas. En lo que va corrido del año, van 130.000 metros cuadrados de territorio despejados de estos artefactos por parte de esta unidad. 

El batallón encargado de esta labor ha liberado hasta la fecha 10 municipios del departamento como territorios libres de sospecha de minas y en los próximos días serán entregados, de forma adicional, los territorios de  Caicedo, Abriaquí, Caramanta y Támesis. 

“Buscamos que el campesino regrese a sus territorios. Que esa persona a la que le tocó salir huyendo de su territorio pueda volver a cultivarlo, generar progreso y desarrollo, porque es su tierra“, indicó el teniente coronel Pablo Enrique Villamil, comandante del Batallón de Desminado. 

Nos tocó abandonar todo por el miedo a caer en las minas, pero ahora estamos de regreso para trabajar y ver a la tierra producir

Por su parte, Hernán Darío Álvarez, alcalde de Ituango, uno de los municipios beneficiados, explicó que los habitantes están recuperando la confianza en sus territorios y que poco a poco están volviendo a cultivar en cada una de sus fincas.

Según el funcionario, el trabajo de los uniformados en estas zonas “requiere de paciencia, de pericia y de tiempo para poder dejar estas áreas libres de sospecha y darle la tranquilidad definitiva a la gente para transitar y volver al territorio”.

Distintos campesinos y habitantes del sector también han manifestado su satisfacción al tener la oportunidad de regresar a sus lugares de origen con la seguridad de no ser víctimas de este tipo de artefactos

Ese es el caso de Jorge Betancur, quien contó que tuvo que dejar su finca por el miedo a que él o alguno de sus familiares cayera en una de estas minas, pero que ahora puede volver con toda tranquilidad a trabajar en la tierra. 

“La comunidad está muy confiada y puede volver a transitar por estos caminos. Siento mucha alegría  por volver al lugar que nos tocó abandonar por la violencia”, concluyó el campesino.

MEDELLÍN