Inicio Colombia Colombia podría ser el mayor generador de energías verdes en América Latina

Colombia podría ser el mayor generador de energías verdes en América Latina

Pese a los inconvenientes por las protestas y problemáticas que han afectado o alejado a varias compañías extranjeras especializadas en la producción de energías renovables en los últimos tiempos, los expertos insisten en subrayar que La Guajira tiene un potencial energético gigante gracias a su geografía.

Al punto de que varios estudios coinciden en que si se ejecuta al menos un 10 por ciento de los proyectos eólicos y solares, se podría producir suficiente como para abastecer la demanda del país hasta el año 2100, sin siquiera depender de otros métodos de producción como las hidroeléctricas.

El potencial de esta perla de las energías limpias es tal que, si se aprovecha al máximo, puede generar hasta el 78 por ciento de la energía que necesita América Latina.

Según datos de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), La Guajira presenta nubosidad baja durante el año y es el departamento con las características más destacadas para la instalación de sistemas de producción de energía a partir de la radiación solar, pues sus valores medios de radiación oscilan entre 4,5 y 6 kilovatios hora por metro cuadrado al día, lo que sitúa su potencial por encima de países líderes en energías renovables, como Japón y Alemania, y solo superada en promedio por China y Estados Unidos.

Le puede interesar: Así fue la explosión que hace 67 años marcó el renacimiento de Cali

Gran parte de este departamento se encuentra al nivel del mar, con una altitud muy baja, y con vastas zonas desérticas en la alta y media Guajira, lo que aparte de alta radiación solar, facilita las instalaciones, ya que se trata de terreno llano en su gran mayoría.

Según cálculos realizados por Leonardo Rodríguez Urrego, magíster en Ciencias de Tecnología Energética para el Desarrollo Sostenible, si se destina para la instalación de paneles solares fotovoltaicos el 57 por ciento del territorio, esencialmente la zona de la Alta Guajira, se podrían producir 93 teravatios de energía al año, lo cual son 19 teravatios más que la demanda energética nacional de 2022: 74,7 teravatios.

Vientos en contra

No obstante, ese potencial solar tiene un obstáculo de tipo humano-cultural. La población del departamento es, en un 48 por ciento, de indígenas (wayú, kinqui, ika, kogui y wiwa), comunidades muy recelosas frente a la entrada de terceros en sus territorios y de que estos levanten allí grandes obras de infraestructura. Lo cual ha generado históricamente problemas para establecer proyectos minero-energéticos en la región.

Además: Martín Contreras, el hombre que luchó contra un tiburón y vivió para contarlo

No son pocas las empresas que han apostado por invertir allí y han tenido que desistir o enfrentar grandes dificultades para avanzar en el desarrollo de sus proyectos debido a problemas con las comunidades mencionadas, además de complejos trámites ambientales.

La primera alarma en ese sentido la encendió Enel. Las directivas de la compañía sorprendieron al mercado y al país al anunciar, a finales de mayo, que suspendían de manera indefinida la ejecución del proyecto eólico Windpeshi, que llevaba desarrollando desde hace varios años su filial Enel Green Power.

Los altos costos derivados de situaciones ajenas a la compañía, como múltiples bloqueos que no permitían mantener un ritmo continuo en las obras, pusieron en riesgo la terminación del proyecto y por eso decidieron frenarlo.

Le recomendamos: El colombiano que perdió sus manos en Irak y hoy prepara empanadas y lechona

Celsia y la compañía productora de energía renovable EDP Renewables (Edpr, Energías de Portugal) también han manifestado serias preocupaciones para seguir desarrollando sus proyectos en esa región.

A comienzos de octubre, Celsia, que desarrolla parques eólicos en La Guajira, anunció que está haciendo una “revisión a fondo” de sus proyectos Camelias y Acacia 2 porque los trámites ambientales y de consulta previa están tomando más tiempo de lo previsto, lo que se suma a problemas sociales con las comunidades.

Así también se pronunciaron las directivas de Edpr esta semana, empresa que desarrolla los proyectos eólicos Alpha y Beta, los cuales se han visto bastante afectados por los retrasos en el otorgamiento de licencias gubernamentales y en la construcción de activos de transmisión indispensables por parte de terceros, así como por el alza en los precios de la energía debido al fenómeno de El Niño.

Expertos han señalado que el Gobierno Nacional no ha establecido unas reglas de juego claras, lo que ha afectado el desarrollo de estos proyectos y amenaza seriamente la llegada de otras compañías interesadas en producir energías limpias en La Guajira.

Lea también: La trágica historia de madre secuestrada mientras buscaba a su hijo desaparecido

Potencial eólico

Ante esta situación con las comunidades, y las múltiples problemáticas que se han registrado, el experto Leonardo Rodríguez Urrego apuesta más por la energía eólica en el mar y en las costas, que brindarían aún mejores resultados en materia energética.

“Los vientos que llegan a la península de La Guajira llegan con mucha fuerza y constancia durante el año, ya que es un punto donde las corrientes de aire que viajan por el océano chocan directamente con la costa. Por lo tanto, aprovechar la capacidad de generación de este recurso a través de sistemas eólicos puede ser significativo en la matriz energética de Colombia, tanto terrestre como marina”, explica Rodríguez en su estudio.

La Alta Guajira, que representa alrededor del 30 por ciento del territorio departamental, tiene potencial para albergar más de 104 parques eólicos de 378 megavatios cada uno, es decir, 39 gigavatios de potencia instalada que generarían, sobre 239 teravatios al año, más del triple de la demanda nacional.

Lea también: El drama de madre en Cali para que autoridades busquen a su hijo desaparecido

El territorio tiene un potencial eólico de 477 teravatios anuales, aclara el estudio realizado por el experto, aunque es claro que no se puede utilizar todo el espacio para proyectos eólicos, pero con una quinta parte sería suficiente para suplir la demanda de energía requerida.

“Aprovechando únicamente la zona marítima, donde hay una mayor velocidad media del viento, se podrían instalar 115 parques eólicos de tipo marino de 425 megavatios cada uno, lo que supone 48 gigavatios de potencia instalada que generarían 519 teravatios al año. Esto significa que el potencial de generación eólica anual para toda La Guajira sería de 996 teravatios al año”, agrega Rodríguez.

Con la energía eólica se evitaría depender de los cambios de temperatura que generan sequías o de los excesos de lluvia que pongan presión sobre las hidroeléctricas. Además, la demanda energética se proyecta que aumente en promedio un 3,3 por ciento cada año, según la Upme, por lo cual para 2030 y 2050 sería indispensable contar con proyectos eólicos.

Existe una clara tendencia a reconocer el potencial eólico y solar de La Guajira, prueba de ello son los 26 proyectos que se encuentran registrados en la Upme (junio 2018): 17 parques eólicos y siete proyectos solares, que aportarán una potencia pico total de 3396,92 megavatios.

“Si el Gobierno decidiera realizar un esquema de instalación de aerogeneradores en el departamento con incrementos graduales del 3 por ciento anual hasta completar el 20 por ciento del territorio terrestre y el 10 por ciento marino, para el año 2034 se habría superado la demanda nacional y para 2050 se produciría un 40 por ciento más de electricidad que la demanda nacional”, concluye Rodríguez.

Además: La historia de la primera consulta popular por la paz que se realizó en Colombia

No obstante, los proyectos actuales de La Guajira no van por ese camino. Los eólicos que están registrados desde 2019 darían hasta 2.706 megavatios en su máximo potencial y los solares generarían 690 megavatios.

Será clave que el Gobierno, que ya anunció que planea asociarse con Venezuela y proporcionarles energía eléctrica, la cual actualmente se genera a base de hidroeléctricas, sensibles a fenómenos de sequía, aumente considerablemente su producción eólica y solar.

EL TIEMPO se contactó con el Ministerio de Minas y Energía para conocer cuáles son los planes en el futuro con La Guajira, pero al cierre de esta edición no obtuvo respuesta.

Le recomendamos: ¿Colombia podría tener un nuevo departamento? Así quedaría conformado

DUVÁN ÁLVAREZ
Redactor de EL TIEMPO
NACIÓN

Más noticias de Colombia:

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *