Inicio Colombia ¿El Atanasio Girardot, un estadio para fútbol o conciertos?

¿El Atanasio Girardot, un estadio para fútbol o conciertos?

El pasado concierto de Maluma, que se realizó el 30 de abril, alegró a los fanáticos de su música y de los conciertos, pero generó críticas en algunos hinchas del fútbol antioqueño. La alcaldía dijo tener la solución para esto, con la renovación del estadio Atanasio Girardot y la construcción de la anunciada arena de eventos.

El debate se suscitó recientemente sobre todo en redes sociales debido a que el equipo local Independiente Medellín tuvo que jugar dos partidos por fuera de casa, uno en Envigado y otro en la ciudad de Pereira, debido a este concierto del reguetonero paisa.

Guillermo Otálvaro, representante de la Asociación de Barras de Nacional, opinó que es contraproducente ese traslado de hinchas.

Por ejemplo, el clásico entre ambos equipos se jugó en el estadio Polideportivo Sur del municipio de Envigado el pasado 30 de abril y solo permitió la entrada de hinchas del Independiente Medellín. “Los hinchas de Nacional se quedaron por fuera, queremos ver un clásico”, dijo.

Para él es claro que el Atanasio Girardot, estadio de la capital antioqueña, debe ser solo para encuentros futboleros: “El estadio tiene nombre de estadio y se entiende que es para jugar fútbol y no debería prestarse para otra clase de espectáculos, debería utilizarse La Macarena (centro de espectáculos de la ciudad) que alberga público y podría ser ese escenario para los artistas”.

Maicol Estiven Giraldo, uno de los líderes de la Murga de los Indigentes, que es la banda de músicos de la Rexixtenxia Norte del Independiente Medellín, dice en el estadio pueden convivir tanto el fútbol como los conciertos y por eso no está desacuerdo en que este tipo de espectáculos se realicen allí pues reconoce que son rentables para la ciudad.

“En ese sentido, la ciudad no cuenta con un escenario acorde con las características para un gran concierto, muchos hablaron de La Macarena u otros escenarios y aquí no hay un Parque Simón Bolívar (Bogotá) o algo parecido como en otra ciudades en donde se pueda llevar un evento de gran magnitud”, argumentó.

(Le puede interesar: Medellín logró un 95% de ocupación hotelera con el concierto de Maluma)

Medellín

Escenario y tribuna Oriental durante el concierto de Maluma en el estadio Atanasio Girardot.

Foto:

Jaiver Nieto

Sin embargo, para el barrista hay una preocupación con el futuro del estadio como tal y se trata de su renovación, proyecto que va en camino.

“A mí no me preocupa que el estadio se renueve y sea una escenario de talla mundial, creo que todos quisiéramos tenerlo, pero a mí me preocupa el modelo bajo el cual se piensa desarrollar que es bajo el modelo de APP (Alianza Público Privada), en donde básicamente se le estaría dando la administración del estadio a un privado por más de 30 años”, dijo.

Su preocupación se ahonda al cuestionar si un administrador privado del estadio preferirá la realización de un concierto a un partido de fútbol local y de la liga colombiana. “Cada vez va a ser más difícil en caso tal de que se presenten más conciertos y tiendo en cuenta a Medellín, que está siendo tenido en cuenta como un epicentro latinoamericano para este tipo de eventos”.

Aunque aún se desconoce el tiempo en que un privado administre en el futuro al estadio ni si privilegiará los conciertos sobre el fútbol, lo cierto es que por ahora el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, plantea que la renovación de este coloso lugar deportivo será para ambos públicos.

Para esto, anunció que este 6 de mayo los empresarios interesados en la transformación del estadio van a conocer los pliegos y los términos para participar en el concurso que adjudique el contrato.

Ese estadio va a tener unas características que va a permitir que se pueda hacer un concierto hoy y mañana jugar un partido porque permite que todo salga y entre más rápido, el sistema de luces de una vez está puesto, entonces esto va a ser una ganancia para los jugadores, para los hinchas de fútbol y para los que aman los conciertos”, explicó el mandatario local.

El Atanasio Girardot tendrá techo, un centro comercial y nuevos parqueaderos, entre otras características de un estadio de talla mundial pero aún hay una fecha incierta de inicio de obras.

(También puede leer: Preocupa el estado en que se encuentran varias sedes de Metrosalud)

Estadio Atanasio Girardot de Medellín

Así luciría el estadio Atanasio Girardot, tras su renovación.

Foto:

Cortesía Alcaldía de Medellín

De manera paralela, Quintero anunció el lunes pasado que el proyecto de hacer una arena para conciertos y eventos no ha muerto y que sigue en pie.

“Estaba avanzado el proceso de factibilidad de la arena de Medellín para atraer a mucho nuevos artistas. Debido a la revocatoria y la inestabilidad política, algunos empresarios habían tomado la decisión de suspender el proyecto y ahora que se cayó la revocaría acaban de anunciarnos que tienen interés de seguir con el proyecto para que la ciudad tenga su arena, si nos dejan”, informó el alcalde.

El proyecto de la arena, hasta ahora, está destinado para que se haga en lo que hoy es el Estadio Cincuentenario, ubicado entre la estación Universidad del Metro y el Parque Norte.

(Le sugerimos leer: Siguen los misteriosos asesinatos de hombres gay en Medellín)

Arena Medellín

La Arena Medellín se haría en lo que hoy es el estadio Cincuentenario. Este tendrá una capacidad para 16.000 personas y mejor acústica.

Foto:

Cortesía Agencia APP

Mientras se concentran esos escenarios, el actual estadio Atanasio Girardot convive con los conciertos esporádicos pero de gran magnitud y con los partidos de Atlético Nacional y de Independiente Medellín, cuyas directivas pagan un arriendo al municipio de Medellín por su uso.

Este año, por ejemplo, en el Atanasio ya se han realizado los conciertos de Karol G y de Christian Nodal (en este último, el cantante mexicano no llegó al lugar pero no se canceló porque había otros artistas en la lista de presentaciones). El más reciente fue el de Maluma que tuvo varios invitados como Madonna y que dejó 9 millones de dólares en derrama económica para la ciudad.

Ahora se esperan a Daddy Yankee el 15 y 16 de octubre, y a Bad Bunny el 18 y 19 de noviembre que tendrán conciertos con casa llena en el Atanasio.

(Lea también: Jardín Botánico de Medellín, el 'pulmón verde' que celebra 50 años de vida)

Cristian Sánchez, director del Inder Medellín, entidad que administra al estadio, dijo que todos estos conciertos ayudan a la reactivación económica tras las consecuencias ocasionadas por la pandemia del covid-19.

El arrendamiento del lugar, como lo explicó, se concreta con los empresarios y según las fechas ya programadas en la Liga colombiana para que tanto Atlético Nacional como Independiente Medellín no sufran con cambios en sus partidos locales.

El préstamo también depende de la viabilidad del artista o grupo que llegaría al Atanasio: “hay unos conciertos que tienen una mayor demanda como el Maluma, como fue el de Christian Nodal, Bad Bunny y Daddy Yankee, pero hay otros que uno ve este artista y no alcanza a llenar el estadio, no alcanzaría a cubrir la logística que se requiere para cubrir ese espacio y muchas veces se opta por la Macarena”, detalló Sánchez.

El funcionario indicó además que por ley de Espectáculos, se deben hacer allí eventos culturales: “Medellín es una ciudad que solo cuenta con la Macarena para hacer conciertos y podemos tener la oportunidad de alquilar el estadio para eventos culturales y el tema del fútbol funciona con el 4% del total de la boletería y es lo que se genera a Hacienda municipal y eso se reparte en los fondos comunes del municipio”, explicó sobre el funcionamiento de este negocio de arrendamientos.

Bajo todo este panorama, todo indica que en Medellín los grandes conciertos y el fútbol colombiano van a seguir conviviendo y compartiendo cancha, solo el tiempo dirá si la arena y la renovación del estadio repartirán más la realización de ambos eventos de entretenimiento.

DAVID CALLE
EL TIEMPO MEDELLÍN
EN TWITTER: @davidcalle1

Publicidad