Más de 2 mil firmas a implementación de prisión perpetua a violadores

En Barranquilla continúo el fin de semana la jornada de recolección de firmas para la implementación de la condena de prisión perpetua a los violadores, maltratadores y asesinos de niños en Colombia.

“Qué acogida maravillosa, en aproximadamente dos horas y media hemos recogido más de dos mil firmas, la gente ha respaldado masivamente, y es que no puede ser menor el apoyo porque la violación de niños es una atrocidad, tenemos víctimas entre 0 y 17 años. Cifras espeluznantes, entre enero y marzo han violado alrededor de 4 mil trescientos niños en Colombia, el promedio es 48 niños víctimas de violación al día”, dijo el senador barranquillero, Efraín Cepeda Sarabia, quien lidera la iniciativa.

La jornada contó con el apoyo del Representante a la Cámara Armando Zabaraín; el diputado del Atlántico, Federico Ucrós; y los concejales de Barranquilla, Juan Camilo Fuentes y Rubén Marino, y se dío, explicó Cepeda, en atención al apoyo que el Partido Conservador ofreció al Referendo propuesto por la fallecida senadora, Gilma Jiménez, quien fue la autora de este proyecto que ha retomado ahora su hija, a quien le harán entrega de las firmas.

Es un sueño de todos los colombianos que estos violadores no salgan nunca de la cárcel

Para que esta iniciativa prospere, se deberán recoger cerca de 1 millón 750 mil firmas antes de finalizar el mes de julio, si se alcanza esa suma, se presentará un proyecto de referendo al Congreso que luego pasará a una revisión de la Corte Constitucional. De pasar este proceso será el presidente de la República quien convoque a los colombianos a la votación de este referendo.

“Es un sueño de todos los colombianos que estos violadores no salgan nunca de la cárcel. Se puede pensar en algunos otros temas, pero lo que buscamos ahora es dejarlos recluidos porque muchos de ellos salen al cumplir su condena y van directo a reincidir, por eso es que se quiere no rebaja de penas y cadena perpetua”, concluyó el Senador.

BARRANQUILLA

Loading...