Inicio Comunicación Crítica de ‘Vis a vis’ (T4): Cruz del Norte regresa más cruel...

Crítica de ‘Vis a vis’ (T4): Cruz del Norte regresa más cruel y peligrosa, pero también más humana

Vis a vis‘ llegó a FOX España para dejarnos sin respiración. Y la cuarta temporada no tiene pensado hacer lo contrario. Las presas de Cruz del Norte ya nos dieron ocho episodios cargados de adrenalina, aunque también de cierta energía inestable, y todo apunta a que los que están por venir van a repetir la misma fórmula, exceptuando algún que otro cambio muy positivo.

El primero de ellos tiene que ver con el protagonismo, y es que, aunque ‘Vis a vis’ es una serie coral, siempre ha tenido dos personajes que han destacado por encima del resto. La relación entre Zulema y Maca se ha convertido en una de las más interesantes jamás contadas en la ficción española, pero tras la marcha temporal de Maggie Civantos, Najwa Nimri tuvo que aceptar gran parte de esa carga dramática que solventaban entre las dos. El equipo de guionistas ha sabido resolver esto y, para ello, cuenta con las dos grandes bazas de la nueva temporada: Altagracia y el regreso de Sandoval.

Bienvenidos a la cárcel más sanguinaria

Ya en el primer episodio de la cuarta temporada se atisba cómo Altagracia y Sandoval van a tener gran protagonismo, pues junto a Zulema forman los tres pilares sobre los que se sustenta el capítulo. Adriana Paz nos muestra, una vez más, que es uno de los grandes fichajes de la serie y que sabe dotar a su Altagracia de una personalidad arrolladora. Su entrada a la cárcel no va a dejar indiferente a nadie, ni a presas ni a funcionarios, y lo que más miedo da es que ella lo sabe. Al igual que Zulema, la que fuera gobernanta conoce a la perfección que no es querida y no tiene problema con ello. No necesita apoyos en la cárcel y aguarda a encontrar su momento porque una cosa está clara: Altagracia no se va a dejar amedrentar por nadie y eso la convierte en una de las presas más peligrosas.

Adriana Paz es Altagracia en la cuarta temporada de 'Vis a vis'

Adriana Paz es Altagracia en la cuarta temporada de ‘Vis a vis’

Pero si hay alguien cuyo magnetismo traspasa la pantalla, ese es Ramiro Blas, quien regresa a la serie tras haber participado en un único episodio de la tercera temporada; pero qué episodio. Sus escenas son escalofriantes; ya desde la primera vez que lo vemos logra poner el vello de punta, y es que Sandoval habrá podido “cambiar” físicamente, pero en su interior sigue habitando el mismo monstruo. O bueno, no. Habita un monstruo mucho más terrorífico y si quieres comprobarlo solo tienes que esperar a la última escena. Sus métodos son tan sanguinarios que la política del terror será su as para mantener a las presas a raya.

Precisamente esta tónica va a ser la que haga dinamitar la serie. Si la temporada anterior se volvió más dinámica y repleta de acción, este regreso no se queda atrás, puesto que no da respiro. La oscuridad no para de crecer, alcanzando unos límites que logran hacerte sufrir como si lo vivieras en las carnes de las presas, y este, precisamente, es uno de los mejores rasgos que tiene la serie, la capacidad de emocionar al espectador y removerlo por dentro.

Zulema está de vuelta

Najwa Nimri y Benjamín Vicuña en la cuarta temporada de 'Vis a vis'

Najwa Nimri y Benjamín Vicuña en la cuarta temporada de ‘Vis a vis’

Zulema vuelve a la cárcel… Y de qué manera. Tras un enésimo intento de fuga fallido, asistimos al regreso a Cruz del Norte de este personaje con una trama en donde todo el peso lo lleva ella. Najwa Nimri conoce a la perfección a Zulema, sus puntos fuertes y débiles, y lo demuestra con una impecable interpretación y un personaje dispuesto a todo con tal de obtener la libertad. Porque, a fin de cuentas, ¿qué tiene que perder Zulema? Y eso es lo que nos gusta a los espectadores, esa lucha constante y ese ansia por la libertad a cualquier precio.

Bien es cierto que la trama de su regreso a la cárcel se cae en algunos puntos, rozando la inverosimilitud, pero asistimos a una magistral lección de tensión en pantalla. Además, este supone el primer acercamiento de Zulema con Hierro, el personaje al que da vida Benjamín Vicuña, en una relación que ya desde el primer minuto promete que va a ser complicada.

¿Recuperaremos la coralidad?

Como ha quedado mencionado anteriormente, tras la marcha de Civantos, Nimri tuvo que quedarse con gran parte del peso de la serie. ‘Vis a vis’ es una serie coral o, al menos, eso trata de vender, y con su paso a FOX España sí ha perdido ese toque más humano y esa muestra propia de la individualidad de cada personaje. Fichajes como Abril Zamora o Itziar Castro han quedado eclipsados, estando muy desaprovechadas cuando podrían haber aportado mucho más a las tramas y a esa inclusividad que ofrece la serie de Globomedia. Pero no solo ellas, Berta Vázquez ha quedado relegada a un segundo plano y es una auténtica pena porque Rizos se comía la pantalla en las dos primeras temporadas.

Najwa Nimri como Zulema en la cuarta temporada de 'Vis a vis'

Najwa Nimri como Zulema en la cuarta temporada de ‘Vis a vis’

Quien sí se mantiene firme es Alba Flores. Saray sigue siendo una de las apuestas más potentes de la serie y su trama en esta cuarta temporada podría convertirse en la más humana si sigue la línea que lleva, pues este personaje ha ido ganando realidad con cada episodio. Es más, una de las mejores escenas del primer episodio la comparte con Sandoval en un primer encuentro que promete una lucha de poder en donde solo puede ganar uno.

En definitiva, ‘Vis a vis’ regresa en alto, tal y como empezó y terminó la tercera temporada. Sabe recoger a la perfección el testigo de ese fin de temporada de infarto, pero tiene un gran trabajo por delante: aguantar ese ritmo que dejó escapar en algunos episodios de la tanda anterior. No obstante, sí que parece que vamos a recuperar esa búsqueda interior en cada presa que perdimos con el salto a FOX y ahondaremos un poco en esa lucha contra el patriarcado que representa el nuevo director de la prisión.

Sea como sea, ‘Vis a vis’ es ya historia de la televisión y demuestra su solidez con cada episodio. Preparaos porque su regreso no va a dejar indiferente a nadie.