Inicio Comunicación Toñi Moreno recuerda su peor momento: ‘Cuando terminó ‘Entre Todos’ pensé que...

Toñi Moreno recuerda su peor momento: ‘Cuando terminó ‘Entre Todos’ pensé que estaba muerta profesionalmente’

El éxito y sus consecuencias, tanto positivas como negativas. Esa era la hoja de ruta de la nueva entrega de ‘La vida con Samanta‘, que reunió a varios rostros ligados a la fama como la cantante Netta Barzilai, ganadora de Eurovisión 2018, la actriz Itziar Castro y la presentadora Toñi Moreno. La encargada de ‘Mujeres y hombres y viceversa‘ no dudó en hablar de su peor momento profesional.

Toñi Moreno charla con Samanta Villar en 'La vida con Samanta'

Toñi Moreno charla con Samanta Villar en ‘La vida con Samanta’

El tiempo que estuvo sin trabajo “fue el tiempo que más aprendí del mundo”, confesó Toñi Moreno, sincera ante Samanta Villar. “Fue un año. Yo terminé en TVE de hacer ‘Entre todos‘. Acabó el programa y me vi en mi casa. Aquello fue un centrifugado, porque yo pensé que profesionalmente estaba muerta“, explicó la andaluza en relación al espacio que en 2013 recibió multitud de críticas por utilizar la caridad para ayudar los más necesitados en televisión. “Llegaba a las productoras con un formato, otro formato, ideas, guiones… Y le veía la cara a la gente como de ‘pobrecilla…‘”, aseguró Moreno acerca de los meses posteriores a la cancelación.

Habló también de sus inicios, en la televisión local de Sanlúcar de Barrameda mientras estudiaba: “Empecé en televisión con 14 años, porque mi madre me dijo que no tenía para los libros. Me empecé a agobiar y dije: ‘tengo que trabajar'”. Para Toñi Moreno, “el éxito es poder vivir de esto, pagarme la hipoteca, que mi madre, a la que le ha quedado una pensión de mierda, pueda vivir como se merece porque ha trabajado toda la vida”.

Anímicamente destrozada

“¿Sabes lo que te pasa cuando fracasas? Lo primero que te falla es la autoestima”, confesó Moreno. “Y empiezas a pensar en qué fallas, qué es lo que haces mal si no gustas. Anímicamente estaba destrozada, eso es lo peor cuando pierdes la fe en ti misma; no te reconoces y dices: ‘¿pero yo quién soy? Recuérdame quién soy'”.

Sobre la cruz del éxito, dijo: “Cuando te van bien las cosas, el teléfono suena, te invitan en los restaurantes… y cuando te va mal, no te invita ni dios“. Ahora, asegura, está preparada “para volver a pasarlo” si algún día se repite la historia. “Tengo dos trabajos y gracias a dios me dejan compaginarlos, pero yo estoy preparada para volver a mi casa mañana mismo. Ahora no pienso nada en el futuro, porque es algo que no dominamos”.