Inicio Consumo Cortinas antimoscas ¿las necesitas para tu casa?

Cortinas antimoscas ¿las necesitas para tu casa?

Llega el buen tiempo y apetece estar con la puerta abierta para estar más frescos en casa. Pero también tiene una gran desventaja. Además del aire, los insectos también entrarán en nuestro hogar, causando molestias. Hoy en día contamos con muchos métodos efectivos para evitarlo. Pero nada mejor que algo tan tradicional como las cortinas antimoscas de comprogar.com

¿Qué es una cortina antimoscas?

Se trata de una barrera que evita la entrada de moscas y otros pequeños insectos voladores, que, además, aporta personalidad. Puede instalarse en la puerta exterior o poner una cortina antimoscas para delimitar espacios y que se integren en la decoración del hogar. Veamos qué son y por qué son tan populares

Las cortinas antimoscas para puertas, tanto de exterior como de interior, son parte de la tradición española. Sobre todo, en los pueblos de interior, en los que en verano el calor es muy sofocante, cumplen con dos cometidos. El primero de ellos, y su función básica, es el de evitar que se cuelen insectos mientras ventilamos la casa. El segundo, y más actual, convertirse en un elemento de decoración.

Es importante que a la hora de elegir tu cortina antimoscas escojas materiales resistentes y duraderos, y con un diseño que combine con el ambiente de tu hogar. Así, será agradable a la vista y podrás disfrutar de ella durante más tiempo.

Tipos de cortinas antimoscas para puertas

Como te explicábamos, existen diversos tipos de cortinas antimoscas de exterior e interior. Si nos atenemos al diseño, encontramos cortinas para puerta fabricadas con tiras de plástico, de cordones, de cintas estriadas, perlas, canutillos o cadenitas, entre otros.

El otro criterio por el que podemos regirnos es el de los materiales con los que están fabricadas. Los más tradicionales son los metálicos o el PVC, aunque en la actualidad encontramos modelos de cortinas antimoscas más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente, como son las de madera o bambú. Esta opción es, sin duda, la más elegante y estética, además de ser ecológica. En el apartado de contras, sus detractores señalan su alto precio y que, además, su duración es más corta que las opciones fabricadas en aluminio o PVC.

Descubramos ahora las características de las cortinas más tradicionales para que así puedas elegir la que mejor se adapta a tus gustos y necesidades.

Cortinas metálicas

Si quieres disfrutar de tus cortinas antimoscas durante más tiempo y a un precio económico, te aconsejamos elegir las metálicas. Estas cortinas para puertas, fabricadas en aluminio por lo general, son resistentes y muy higiénicas, por lo que son perfectas en negocios de hostelería y locales de alimentación. Son muy fáciles de limpiar y con poco mantenimiento lucirán en óptimas condiciones durante mucho tiempo.

Cortinas de tiras de PVC

Junto a las metálicas, las cortinas antimoscas para puertas de PVC o plástico son las más populares. Y es que cumplen su función a la perfección, además de permitir infinidad de diseños y colores. Incluso pueden fabricarse transparentes para así jugar con la decoración de las estancias entre las que se colocarán. Son muy económicas, fáciles de limpiar y su instalación es sencilla.

¿Cómo medir las cortinas antimoscas?

Aunque existen cortinas antimoscas para exterior e interior fabricadas en tamaño estándar, si optas por un modelo a medida (que se adaptará mejor a tus espacios), debes saber cómo medir para que la empresa a la que se las encargues las diseñe con el tamaño adecuado:

  • Si vas a instalarlas dentro del hueco, deberás medir el ancho y alto del mismo y restar un centímetro al resultado. De esta manera, se ajustará y encajará en el hueco de manera óptima.
  • Si prefieres colocarlas por fuera, tendrás que sumar entre 3 y 5 centímetros a las medidas de alto y ancho. La cortina es así más cómoda, ya que queda separada de la puerta.
  • Por último, puedes aprovechar el marco de la puerta para instalar la cortina antimoscas. En ese caso, restarás unos 2 centímetros de la medida. Elige esta opción solo si la estructura del marco es de madera (si es metálico, te será más difícil hacer los agujeros).

¿Cómo instalar cortinas antimoscas?

Una vez que tienes las elegidas en casa, instalarlas te va a resultar sumamente sencillo. Y es que cuentan con un sistema que permite un ajuste óptimo a la puerta en la que se colocará y que, además, asegura su estabilidad en caso de que haya viento, corrientes o tirones fuertes. Como te explicamos en el punto anterior, podrás instalar tu nueva cortina antimoscas dentro o fuera del hueco, así como aprovechando el marco.

Solo vas a necesitar un taladro y un nivel (para asegurarte que los agujeros están a la misma altura). Una vez que los has hecho, pondrás los enganches del sistema y la cortina quedará perfectamente colocada.

¿Te hemos convencido de que las cortinas antimoscas son la solución perfecta para tu casa en verano? Mira la amplia variedad de comprogar y elige la que mejor se adapta a tus necesidades.

Publicidad