Inicio Cosas que pasan Archivos ovni de Rusia afirman que avión de combate se enfrentó a...

Archivos ovni de Rusia afirman que avión de combate se enfrentó a naves que se movían como «nada hecho por el hombre»

Pilotos rusos encontraron luces extrañas en el cielo y soldados fueron testigos de objetos que se movían como si no fueran de este mundo, según revelan documentos de la KGB.

Crédito: The Sun Online.

Los archivos de la era de la Guerra Fría revelan que no solo EE.UU. estaba experimentando encuentros con objetos extraños en el cielo, sino que el mismo fenómeno se estaba viendo en la Unión Soviética. Así lo evidencia la existencia de decenas de informes de soldados, aviadores y pilotos rusos mientras observaban formas espeluznantes, objetos enormes, luces brillantes y destellos misteriosos.

Algunos de los reportes más llamativos incluyen a un coronel ruso que informó de un objeto que cambiaba de forma y que disparó un «haz de luz» hacia el suelo. Otros relatan cómo un piloto de MiG-21 quedó desconcertado por un objeto misterioso y la forma en que se movía, según informa The Sun.

Dmitry Rogozin, el jefe de Roscosmos, confirmó recientemente que los pilotos rusos también se han encontrado con naves misteriosas y dijo que Moscú está investigando los ovnis de igual manera. Y estos archivos de la KGB, descubiertos después de que se enviaran por primera vez al general de división Pável Popóvich, parecen apuntar en esa dirección. Fueron proporcionados a The Sun por UAP Media UK, un grupo de campaña dedicado a investigar y trabajar para lograr una discusión más seria y transparente sobre los ovnis.

«Es posible que estos informes traducidos no brinden una respuesta agradable y clara a los ovnis, pero brindan un contraataque a la falacia frecuente de que los objetos y luces extrañas solo son un fenómeno centrado en los EE.UU.», comentó Graeme Rendall, de UAP Media UK, un investigador que ha escrito libros sobre el tema. «Se han visto naves misteriosas en todo el mundo, incluso en un país dirigido por un régimen conocido por ocultar verdades inconvenientes».

La Carpeta Azul

El mayor general Popóvich fue uno de los primeros 20 cosmonautas, y solo perdió ante Yuri Gagarin por el honor de convertirse en el primer hombre en el espacio. Comandó la nave espacial Vostok 4, que voló al espacio durante cuatro días en agosto de 1962, y luego entrenó a la próxima generación de hombres espaciales soviéticos.

Su esposa, la coronel Marina Popóvich, también era una ávida cazadora de ovnis, además de ser una legendaria piloto de pruebas supersónicas conocida como «Madame MiG». Ella escribió un libro sobre el tema, hizo campaña por la divulgación y afirmó que Moscú estaba en posesión de al menos cinco fragmentos de ovnis.

Pável Popóvich en la Vostok 4. Fue el cuarto cosmonauta en el espacio, la sexta persona en órbita y la octava en el espacio. Por otra parte, fue el primero de origen ucraniano.

Ambos pidieron una mayor divulgación sobre el tema hasta sus muertes en 2009 para Pável y 2017 para Marina, con «Madame MiG» planeando presionar al gobierno de EE.UU. sobre los ovnis antes de su muerte.

Después de ser entregadas por primera vez a Pavel el 24 de octubre de 1991, las más de 100 páginas de documentos conocidas como «La Carpeta Azul» finalmente aparecieron en Occidente.

Los documentos le fueron entregados solo 63 días antes del colapso total de la Unión Soviética. El mayor general recibió los documentos que, si bien no investigaron «sistemáticamente» los «llamados objetos voladores no identificados», registraron la inusual actividad en los cielos soviéticos. Vadim Bakatin, quien fue el presidente final de la KGB hasta su eventual desintegración, fue quien le envió los archivos.

Los informes sorprendentes incluyen los relatos de testigos en Burkhala, Magadan, que vieron aparecer un objeto «rojo brillante» durante 30 minutos el 21 de octubre de 1989. Uno de los testigos, que se dice que trabajó en el centro espacial del cosmódromo de Baikonur, estimó que el objeto se movía a unas 600 mph.

«[Él] comentó que ninguno de los aparatos voladores que conocía podía realizar tales movimientos», se lee en el documento.

Se describió que el objeto tenía la forma de «un cigarro o un pez» y estaba rodeado por nueve luces. Y, según los informes, la forma fue observada por dos grupos de testigos oculares desde dos puntos separados en el área.

Otro de los relatos más llamativos es el del teniente Valerii Voloshin, quien describió haber observado un objeto en forma de «disco con media esfera en la parte superior» el 28 de julio de 1989. Los comandantes soviéticos se apresuraron a interceptarlo con un avión de combate, pero el piloto no pudo acercarse lo suficiente al ovni, que previamente había sido visto sobre silos de misiles arrojando «rayos» hacia el suelo.

Voloshin afirmó que su capitán había enviado noticias de un «platillo volador», e incluso proporcionó un boceto del objeto que mostraba una forma de disco inconfundible.

«Los movimientos del objeto eran de alguna manera irregulares, a veces se movía rápidamente hacia los lados o verticalmente», aseguró el teniente.

También figura un caso en donde un avión reportó a la torre de control haber tenido un misterioso encuentro con una nave en forma de «pastilla» (¿Tic-Tac?).

«Si bien la precisión y la veracidad de estos informes de la KGB sobre avistamientos de ovnis en la década de 1980 nunca pueden ser 100 % verificables, constituyen un tesoro de información que revela un oscuro secreto de la Guerra Fría. El personal militar y los ciudadanos rusos comunes también vieron ovnis frecuentemente. En muchos casos, se incluyen las letras y declaraciones cirílicas originales, con dibujos y bocetos de los objetos vistos», comentó Rendall.

«Ignorando la diferencia en los alfabetos escritos, se parecen mucho a los informes que se encuentran en los antiguos documentos del Proyecto Libro Azul de la USAF de las décadas de 1950 y 1960. Los soviéticos estaban claramente buscando respuestas al fenómeno», concluyó.

Fuente: The Sun. Edición: MP.

Publicidad