Inicio Cosas que pasan Blue Origin revela planes para su futura estación espacial comercial llamada Orbital...

Blue Origin revela planes para su futura estación espacial comercial llamada Orbital Reef

La compañía de Jeff Bezos dice que la estación comenzará a operar en la segunda mitad de esta década.

Orbital Reef. Crédito: Blue Origin.

La enorme estación —o al menos su diseño— es un esfuerzo colaborativo con la compañía de vuelos espaciales Sierra Space, una subsidiaria de Sierra Nevada Corporation.

Blue Origin asegura tener el respaldo de varios líderes de la industria, incluido Boeing, pero cuándo o si su estación se construirá realmente es un tema de debate. Hasta ahora, la compañía solo ha volado un cohete turístico suborbital llamado New Shepard hasta el borde del espacio —llevando incluso al icónico capitán Kirk hasta allí—.

Esta noticia se produce después de que surgieran varias acusaciones preocupantes sobre las condiciones de trabajo que los empleados de Blue Origin han enfrentado en los últimos años, con la salida de varias figuras clave.

Asimismo, sus ambiciones de diseñar un módulo de aterrizaje lunar están envueltas en controversia, y Bezos demandó a la NASA por su decisión de otorgar su contrato de módulo de aterrizaje lunar a SpaceX.

Crédito: Blue Origin.

Muchos sospechan que Blue Origin puede estar buscando fondos de la NASA a través de otras vías con el anuncio de hoy. La agencia espacial dio a conocer recientemente su programa de Desarrollo Comercial de Órbita Terrestre Baja, con hasta $ 400 millones de fondos disponibles.

La agencia recibió «una respuesta increíblemente fuerte de la industria a nuestro anuncio de propuestas de vuelos comerciales gratuitos que van directamente a la órbita», comunicó el mes pasado el director de vuelos espaciales comerciales, Phil McAlister, a CNBC.

«Esta fuerte respuesta de la industria muestra que nuestro plan de retirar la Estación Espacial Internacional en la última parte de esta década y la transición a destinos espaciales comerciales es un plan sólido y viable», agregó.

Más y más estaciones en órbita

Lockheed Martin y la startup espacial comercial Nanoracks también anunciaron recientemente que están colaborando en el desarrollo de una estación espacial comercial llamada Starlab. El pequeño puesto de avanzada estará compuesto por un solo nodo de acoplamiento y un módulo inflable para proporcionar potencia y propulsión.

Sin embargo, Blue Origin tiene planes mucho más ambiciosos en mente. Orbital Reef intentará continuar donde termina la Estación Espacial Internacional, comenzando tan pronto como el puesto avanzado se retire dentro de los próximos diez años más o menos.

Crédito: Blue Origin.

La estación de aspecto futurista está diseñada para albergar hasta diez personas y podrá tener naves espaciales y módulos acoplados en múltiples puertos.

La idea es que otros clientes hagan uso de la instalación del «parque empresarial de uso mixto» a través de una «arquitectura de sistema abierto», según un comunicado de prensa.

«Como principal destino comercial en órbita terrestre baja, Orbital Reef proporcionará la infraestructura esencial necesaria para escalar la actividad económica y abrir nuevos mercados en el espacio», se lee en el comunicado.

«Ampliaremos el acceso, reduciremos el costo y brindaremos todos los servicios y comodidades necesarios para normalizar los vuelos espaciales», dijo Brent Sherwood, vicepresidente senior de programas de desarrollo avanzado de Blue Origin. «Un ecosistema empresarial vibrante crecerá en la órbita terrestre baja, generando nuevos descubrimientos, nuevos productos, nuevos entretenimientos y conciencia global».

Es una perspectiva nueva y emocionante y una nueva visión audaz para un futuro sin la EEI. Pero si Blue Origin, una compañía espacial que actualmente se encuentra en modo de crisis, podrá realizarlo, nada menos que en la segunda mitad de esta década, sigue siendo un misterio.

Fuente: The Verge. Edición: MP.

Publicidad