El extraño asteroide que podría ser una nave alienígena interestelar

16

Los astrónomos escanearán el asteroide/cometa interestelar que fue detectado recorriendo nuestro sistema solar el pasado octubre. Su inusual forma de cigarro, contenido de metal y órbita altamente hiperbólica, hace que se ponga sobre la mesa la posibilidad que pueda tratarse de una especie de sonda o nave extraterrestre. 

oumuamua-ufo-cigar-shaped

Llamado Oumuamua (1I /2017 U1) por su descubridores, es el inminente objetivo de un equipo de científicos liderados Yuri Milner, el magnate ruso detrás del costoso proyecto Breakthrough Listen que busca vida extraterrestre. La primera medida será buscar señales de radio que pudieran estar siendo emitidas por el objeto.

«Cuanto más estudiamos este objeto, más inusual parece, lo que me hace preguntar si tal vez se trate de una sonda artificial que fue enviada aquí por una civilización alienígena avanzada», dijo el Profesor Avi Loeb, jefe del Departamento de Astronomía en Harvard y uno de los consejeros de Breakthrough Listen.

Loeb piensa que la alargada forma de Oumuamua —con dimensiones aproximadas de 30 m x 30 m x 180 m— es extraña para una roca espacial pero ideal para una nave que se desplaza entre las estrellas.

«Los investigadores que trabajan en la transportación en distancias siderales han sugerido previamente que la forma de cigarro o aguja es la arquitectura más eficiente para una nave interestelar, dado que esto minimizaría la fricción y el daño del polvo y el gas interestelar», dice un comunicado publicado en el sitio web de la iniciativa de Milner.

En la ufología se piensa que este tipo de ovnis son naves nodrizas cuya función es transportar otras más pequeñas —usualmente en forma esférica o de platillo— hasta nuestra atmósfera. FOTO: Ovni en forma de cigarro filmado sobre el volcán Popocateptl.

«Si bien un origen natural es lo más probable, actualmente no hay un consenso sobre el origen de este objeto y Breakthrough Listen está bien posicionado para explorar la posibilidad de que se trate de un artefacto», agrega.

El proyecto se valdrá del Telescopio Green Bank en Virgina Occidental para su investigación a llevarse a cabo esta misma semana. Y el apuro se debe a que Oumuamua se está alejando de nuestro planeta a unos 44 km por segundo, lo que lo llevará a alcanzar Júpiter el próximo año y perderse tras Plutón al comienzo de la próxima década.

«Ya sea algo artificial o no, seguramente logremos saber más sobre este misterioso visitante», concluye Milner.