Inicio Cosas que pasan Esta noche llega un eclipse lunar épico, el más largo de su...

Esta noche llega un eclipse lunar épico, el más largo de su tipo en 580 años

A última hora de la noche del jueves y hasta las primeras horas del viernes por la mañana (en términos de zonas horarias de América), tendrás la oportunidad de presenciar el eclipse lunar parcial más largo en 580 años.

Y no dejes que la parte «parcial» te engañe: este eclipse lunar será lo más cerca posible de un eclipse total, con más del 97 por ciento de la luna llena en un tono rojizo por la sombra de la Tierra (NASA dice que se cubrirá el 99,1 por ciento, mientras que el Observatorio Griffith en Los Ángeles dice que el 97 por ciento).

En su punto máximo, solo una pequeña fracción de la Luna en la esquina inferior izquierda permanecerá iluminada. Y aunque no es el primer eclipse lunar de este año —vimos un eclipse lunar total en mayo— este será especial.

Todo el evento durará poco más de 6 horas, y la Luna pasará la friolera de 3 horas, 28 minutos y 24 segundos pasando por la parte más oscura de la sombra de la Tierra (su umbra), lo que lo convierte en el eclipse lunar parcial más largo desde 1441 y, por mucho, el más largo de este siglo.

Los eclipses lunares ocurren cuando la Tierra pasa entre el Sol y la Luna, proyectando su sombra sobre nuestro satélite.

La Luna no se oscurece por completo de la misma manera que el Sol se borra durante un eclipse solar total. En cambio, algo de luz solar atraviesa la atmósfera de la Tierra, dando a la Luna un misterioso resplandor rojizo. Este color rojo le da al fenómeno su apodo de «luna de sangre».

El eclipse casi total se podrá ver en el lado nocturno de la Tierra, que incluye América del Norte, así como Hawái y partes de Rusia y América del Sur.

Australia, Nueva Zelanda, Japón, China y el sudeste asiático podrán verlo la noche del viernes 19 de noviembre.

Un mapa del mundo que muestra dónde es visible el eclipse. Las primeras partes del eclipse son visibles más al este, mientras que los últimos momentos son visibles más al oeste. Crédito: Estudio de visualización científica de la NASA.

Puedes ver un gráfico completo que muestra los mejores tiempos de visualización para tu ubicación en ESTE ENLACE.

¿Por qué el eclipse lunar de noviembre es tan largo?

Entonces, ¿por qué este eclipse lunar parcial es tan largo? Ocurre justo cuando la Luna está a punto de llegar a su apogeo —el punto más lejano que llega de la Tierra en su órbita—. Eso significa que también se mueve a su velocidad más lenta a través de su órbita y se toma su tiempo para atravesar la sombra de nuestro planeta.

El paisaje de la Luna, en primer plano, está enrojecido por la luz solar filtrada a través de la atmósfera terrestre. El Sol está oscurecido por la Tierra, pero el resplandor de su corona es visible. Crédito: Estudio de visualización científica de la NASA.

A modo de comparación, el eclipse lunar de mayo fue una hora más corto, duró cinco horas y 2 minutos en total, y la parte más oscura de la sombra de la Tierra pasó sobre la Luna durante solo dos horas y 53 minutos.

¿Cómo ver el eclipse lunar?

El evento podrá verse claramente a simple vista, aunque binoculares o telescopios son recomendados si se prefiere una vista más cercana y detallada.

Para aquellos que estén fuera del área de visualización del eclipse, o bien tengan la mala suerte de que sea una noche nublada, tendrán a su disposición la siguiente transmisión en vivo desde el Observatorio Griffith en Los Ángeles a continuación (agendar recordatorio):

A diferencia de los eclipses solares, no necesitará ningún equipo especial para ver el eclipse, ya que no se arriesga a dañar los ojos al mirar al Sol.

Pero curiosamente, los eclipses lunares generalmente ocurren con unas pocas semanas de diferencia de otro solar, y un eclipse solar total ocurrirá el próximo 4 de diciembre. Desafortunadamente, solo aquellos en el océano Austral o la Antártida podrán verlo en su totalidad.

Aún así, el eclipse lunar de esta semana será una oportunidad espectacular para salir, envolvernos en una manta y tomarnos un momento para disfrutar de un breve momento de alineación astronómica y maravillarnos con la sombra de largo alcance proyectada por nuestro planeta de origen.

Fuente: SciAl/EarthSky. Edición: MP.

Publicidad