Las CC AA aplican de manera distinta la Ley de Igualdad de Género

Los autores advierten de los efectos negativos que han tenido los recortes presupuestarios en este ámbito. / Richard Dunstan

Un estudio elaborado por el Grupo de Investigación de Salud Pública de la Universidad de Alicante, publicado en la revista Gaceta Sanitaria, ha podido comprobar el aumento de las desigualdades de género entre comunidades autónomas españolas en 2014 respecto a 2006, “cuando España ocupaba una de las mejores posiciones mundiales en el índice de equidad de género y un año antes de la aprobación de la Ley de Igualdad efectiva de mujeres y hombres de 2007”.

El trabajo, financiado por el Instituto de la Mujer, ha analizado el índice de equidad de género modificado (IEGM), que permite identificar aquellas situaciones en las que existe inequidad desfavorable tanto en las mujeres como en los hombres, en las 17 comunidades autónomas españolas en 2006, 2011 y 2014.

Ranking de equidad

La investigación analiza la brecha de género de la actividad económica, educación y empoderamiento, establece un ranking de la equidad de género alcanzada por las comunidades autónomas, permitiendo comprobar que existen diferencias significativas entre las diferentes comunidades y también una divergencia temporal, al no evolucionar mejor las regiones menos equitativas (el IEGM oscila entre -1 y 1, siendo 0 la equidad; el valor negativo, desfavorable a las mujeres; y el valor positivo, desfavorable a los hombres).

Las desigualdades entre comunidades autónomas son más patentes en la dimensión de empoderamiento, en la que se analiza, entre otros aspectos, el porcentaje de mujeres y hombres con cargos políticos o puestos directivos. Se observa que la brecha de género en empoderamiento en 2014 sigue siendo desfavorable a las mujeres, excepto en Canarias (0,1053), Murcia (0,0047) y La Rioja (0,0109). Sobresale Cataluña, con altos valores de inequidad de género en la brecha de empoderamiento en 2006, 2011 y, sobre todo, en 2014.

La investigación detecta que es la gran brecha entre hombres y mujeres en cargos políticos la que más dibuja la inequidad de género en España. En la mayoría de la CC.AA. empeoró en 2011 y se dispersó ampliamente en 2014, más que en 2006, persistiendo el sesgo desfavorable a las mujeres. El empoderamiento de las mujeres se redujo en 2014, por ocupar menos escaños parlamentarios y fundamentalmente menos consejerías de libre designación.

Los autores explican que “pese a la disposición adicional segunda de la Ley de Igualdad, que alude a la paridad en las candidaturas electorales, los resultados muestran una disminución de las vías de participación política de las mujeres, y reflejan la no aceptación de los gobiernos autónomos y de los partidos políticos de políticas públicas orientadas a la construcción de comunidades donde toda la ciudadanía participe en el diseño del marco y del tejido social”.

Se han recortado los presupuestos de las políticas de género y se han eliminación los organismos de igualdad estatal y de las CCAA

Brecha de género

En materia de económica, que es la que analiza los ingresos medios anuales por cápita y la tasa de actividad de mujeres y hombres se observa que las desigualdades entre CC AA aumentan en 2011 y más en 2014, y siempre desfavorables a las mujeres. En concreto, aunque todas las comunidades autónomas redujeron la brecha de género en esta materia entre 2006 y 2011, seis la aumentaron entre 2011 y 2014: Extremadura, Navarra, Murcia, Castilla-La Mancha, La Rioja y País Vasco (-0,0068, -0,0033, -0,0022, -0,0015, -0,0012 y -0,0012, respectivamente).

Solo en el ámbito de educación, la brecha de género es desfavorable para los hombres, debido a la menor tasa de matriculación en estudios universitarios. No obstante, un hecho preocupante es que la brecha de género disminuyó en 2014 por la reducción, en dos tercios de las comunidades, de las matriculaciones universitarias de las mujeres.

La equidad de género es un determinante de las desigualdades en salud, y por fortuna, prácticamente todas las comunidades autónomas tienen mayor equidad de género en 2014 que en 2006. Pero, sin duda “una de las razones del aumento de la dispersión de la equidad de género entre comunidades autónomas, pese a tener una ley de igualdad común, son las políticas de austeridad aplicadas de forma diferente según las CC.AA. que subyacen en el retroceso de la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres”, explican los investigadores.

“Al amparo de la crisis se han realizado recortes presupuestarios para las políticas de género, retrocesos en los marcos normativos y reformas como la eliminación de los organismos de igualdad estatal y de las comunidades autónomas”, concluyen.

Loading...