Inicio Cosas que pasan Mujer desaparece y aparece a más de 60 km de distancia luego...

Mujer desaparece y aparece a más de 60 km de distancia luego de ver una misteriosa luz en La Pampa

El extraño caso tuvo lugar el martes pasado en la localidad rural de Jacinto Arauz, en la provincia argentina de La Pampa. Allí, una mujer desapareció por 24 horas y apareció repentinamente a más de 60 kilómetros de su última ubicación conocida, asegurando que fue arrastrada hasta allí por una luz.

Crédito: Roman Melnychuk / MysteryPlanet.com.ar.

La mujer, de unos 55 años de edad e identificada como Irma Reick, fue intensamente buscada por bomberos, policías y familiares luego de ser reportada como desaparecida. Pero pronto lo que parecía ser una caso policial, tomo un inesperado giro paranormal.

Según reporta el medio local La Arena, fue encontrada al otro día en un estado de shock tal que solo pudo comunicarse escribiendo.

Ante esto se le realizaron una serie de estudios de rutina en General Acha, y posteriormente fue derivada al hospital de Guatraché y luego al hospital de Jacinto Arauz, donde tras recuperar el habla contó lo sucedido: escuchó un ruido, salió al patio, vio una luz blanca que la encegueció y después apareció donde fue encontrada 24 horas después, a unos 65 kilómetros de su casa del campo y sin tener memoria de nada. Esta misma versión brindó ante profesionales locales y familiares, quienes afirmaron que se encontraba bien.

El ufólogo pampeano Oscar ‘Quique’ Mario, indicó que hay que ser prudentes y esperar los análisis de la Justicia y la Policía. Sin embargo, destacó que hay puntos muy interesantes en este caso.

«La mujer desaparece en horas de la mañana pero no la encuentran hasta el otro día, pero en horas de la tarde intentó comunicarse con su pareja y familiares. Ella llamó pero no podía hablar y los que recibieron la llamada decían que escuchaban como un zumbido o viento, o una turbina. Evidentemente la mujer estaba dentro de algo o un ambiente donde ese sonido se escuchaba porque después aparece a kilómetros de donde estaba», dijo Mario.

Otro punto interesante que marcó el ufólogo es que la mujer «no tenía ningún signo en su ropa o calzado de que hubiera caminado tantos kilómetros» y destacó que según pudo averiguar, ella «tendría una laceración en uno de sus parietales». Ante esta situación, le recomendó a los familiares estar atentos a instancias anormales de la salud, como dolores de cabeza (los cuales ya los manifestó) y anemia.

Avistamiento anterior

Este caso podría estar relacionado con un avistamiento que tuvo lugar esa misma semana.

Un transportista de Darregueira, que iba viajando para Bahía Blanca el lunes pasadas las 23.00 hs, dijo que mientras se encontraba en el tramo entre 17 de Agosto y Villa Iris vio una extraña luz a cierta distancia del suelo, como si fuera una antena.

«Me quedé pensando porque en ese tramo no hay antenas, me pareció raro, era una luz fuerte, siempre la tuve a la misma distancia, cuando llego a la ‘S’ veo que baja como para el horizonte, me quedé mirando, se fue apagando, se prendió fuerte otra vez y se apagó», contó.

El ufólogo Oscar ‘Quique’ Mario.

El hombre, que tuvo conocimiento de lo sucedido a la mujer de Jacinto Arauz, le dijo a La Arena —sin pretender vincular las circunstancias— que existen luces extrañas que son vistas seguido por la zona.

«Cuando paso por el Paraje La Tigra aparece otra vez una luz fuerte, sobre el horizonte. Tuve una sensación medio rara, me agarró como un escalofrío, una adrenalina, que se yo, cuando hago el otro bajo ya no veo más a la luz. Eso fue el lunes. Me llamó la atención lo de la mujer de Arauz, por eso lo cuento», dijo.

Zona caliente

Mario recordó que este reciente caso «es parecido» a un asombroso hecho de abducción que ocurrió en La Pampa en 1983, el de Julio Platner. Aunque destacó que la diferencia entre ambos es que el hombre regresó «consciente y contó lo que le paso» y que la mujer de Jacinto Arauz «estaba en shock y de a poco está empezando a hablar».

Asimismo, en agosto de 2002 sucedió algo parecido con el vecino Raúl Dorado, que se encontró con un objeto no identificado en un campo cercano al pueblo. El hombre llegó shockeado a su casa donde solo pudo comunicarse con su mujer por señas o escribiendo algunas palabras, de ahí lo llevaron al hospital y se comprobó que tenía una pinchadura en el dedo anular de la mano izquierda.

En 2006, un cabo de la Policía de La Pampa aseguró haber contactado a humanoides «con ojos rojos» que le transmitían órdenes en forma telepática, tras permanecer desaparecido durante 18 horas y ser buscado por decenas de compañeros, en un campo cercano de la ciudad de General Pico.

En mayo de 2017, un chico de 13 años sostuvo que vio una luz y perdió el conocimiento. En menos de 10 minutos apareció en el otro extremo de su pueblo en estado de shock. En esta ocasión, el incidente sucedió en la pequeña localidad entrerriana de Hernandarias, en Argentina, y toda su familia dio fe de lo sucedido.

Fuente: La Arena. Edición: MP.

Publicidad