Inicio Cosas que pasan ¿Quiénes o qué son los «grises» reportados por testigos en encuentros cercanos...

¿Quiénes o qué son los «grises» reportados por testigos en encuentros cercanos con ovnis?

Las hipótesis van desde alienígenas provenientes de Zeta Reticuli hasta humanos del futuro y robots biológicos con inteligencia artificial.

Los grises son probablemente la especie alienígena más conocida y reportada en encuentros cercanos del tercer y cuarto tipo. Y es que son aquellos a menudo mencionados como los perpetradores de las abducciones de humanos con fines de experimentación.

En el imaginario popular, asimismo, la palabra «alienígena» es indefectiblemente asociada con estos seres cabezones, de piel grisácea, cuerpos delgados, baja estatura y ojos almendrados enormes.

Veamos a continuación lo que se puede deducir sobre ellos a partir de la causística ufológica.

Zetas

Esta hipótesis halla su génesis en la primerísima abducción reportada de la historia moderna: el caso de Betty y Barney Hill. Si bien cabe aclarar que, según la descripción por parte del matrimonio, sus secuestradores eran una mezcla entre el clásico gris y algo más tirando a lo reptiliano (ver representación a continuación).

Reconstrucción del aspecto de los alienígenas vistos por Betty Hill.

Según Betty Hill y un mapa estelar que vio dentro de la nave, estos alienígenas son de Zeta Reticuli, un sistema estelar binario amplio en la constelación austral de Reticulum situado a 39.5 años luz (12 parsecs) de la Tierra. Sus estrellas (Zeta 1 y Zeta 2) son casi análogas de nuestro sol, y se encuentran lo suficiente lejos una de la otra como para mantener órbitas planetarias estables. Un dato importante para el contexto del presente artículo es que este sistema es mucho más antiguo que el nuestro, lo cual podría significar que si los grises habitan allí, habrían tenido mucho más tiempo para desarrollarse como civilización tecnológica.

Otra característica a destacar es que Zeta 1 y Zeta 2 son las estrellas que se encuentran más cerca entre sí en nuestra zona de la galaxia, estando a sólo 1/8 de años luz una de otra.

Mapa estelar reconstruido por la astrónoma Marjorie Fish a partir de la descripción de lo visto en la nave alienígena por Betty Hill. Las estrellas de Zeta Reticuli están en la parte inferior derecha.

«Desde un planeta alrededor de una, la otra estrella es cien veces más brillante de lo que es Venus para nosotros. Estas estrellas son también mil millones de años más viejas que el Sol y ciertamente habrían tenido la posibilidad de desarrollar tecnología más avanzada que la nuestra y un mayor incentivo para el viaje interestelar dado que ellos podrían haber observado directamente planetas alrededor de la otra estrella debido a que ambas están 30 veces más cerca en comparación con la distancia que separa al Sol de su vecina más cercana», explicó en su momento el investigador Stanton Friedman en una entrevista con Mystery Planet.

Pero el de los Hill no es el único caso donde se menciona este origen, en otras abducciones —como la de William Herrmann— donde existió una comunicación auditiva o telepática con las víctimas, los seres igualmente afirmaron provenir de Zeta Reticuli.

Por último, documentos del controvertido grupo Majestic 12 (Proyecto Aquarius), también mencionan este origen para las Entidades Biológicas Extraterrestres (EBEs) con las que el gobierno de EE.UU. habría entrado en contacto —entre ellas, una que sobrevivió al incidente Roswell—.

Robots biológicos o Inteligencias Artificiales

Una de las explicaciones más escuchadas en la ufología en cuanto al aspecto de los grises es que no son seres biológicos —al menos no del todo—. Y hay varias características reportadas por testigos que apuntan de manera interesante en esa dirección.

La primera de ellas es que son todos estéticamente iguales, tal como si fueran robots producidos en masa. Su comportamiento frío y nada emocional hacia las víctimas de abducción —como máquinas que cumplen objetivos científicos que consisten en secuestrar, experimentar y devolver el espécimen humano a dónde se encontró—, no hace más que sumar porotos a la noción de alienígenas robóticos.

En varios encuentros cercanos, como aquellos que involucran abducciones, las víctimas describen que sus captores alienígenas lucen todos iguales y no manifiestan emociones, tal como si fueran una suerte de robots biológicos. ¿Podrían ser seres con inteligencia artificial? Crédito: David Huggins.

Otro dato a destacar en el mismo sentido, es que los grises parecen estar en el escalón más bajo de humanoides reportados por los abducidos, quienes a menudo los han descrito como lacayos a las órdenes de otros seres que se encuentran en la misma nave —usualmente de aspecto insectoide (mantis) o reptiloide, y de mucha mayor altura—.

Testimonios más controvertidos, como el de Philip J. Corso, un oficial del ejército estadounidense que habría participado en la investigación de tecnología y seres extraterrestres recuperados del incidente Roswell de 1947, afirman que efectivamente deberíamos considerar a estos seres como robots humanoides en lugar de formas de vida.

Philip Corso (izquierda) junto una representación de lo que vio.

«Robots específicamente diseñados para viajes de larga distancia a través del espacio o el tiempo», opinó Corso poco antes de su muerte.

Científicos contemporáneos, como el astrofísico de Harvard Avi Loeb, apoyan la noción y suben la apuesta, afirmando que lo más probable es que estemos siendo visitados y estudiados por inteligencias artificiales y no biológicas, y que el contacto probablemente se lleve a cabo cuando las inteligencias artificiales de la Tierra alcancen cierto punto y puedan conversar con sus homólogas extraterrestres.

Humanos del futuro

Esta es la hipótesis más controvertida y retorcida, pero también —de tener algo de veracidad— la que nos afecta en niveles más complejos.

El aspecto de los grises podría apuntar a que pasamos a depender tanto de la tecnología y las máquinas que nuestros cuerpos evolucionaron para ser más pequeños y nuestros cerebros y ojos más grandes. Además, de acuerdo a los testigos, estos seres suelen comunicarse —casi siempre telepáticamente— utilizando el lenguaje humano conocido.

«Sabemos que estamos aquí. Sabemos que los humanos existen. Sabemos que tenemos una extensa historia de evolución en este planeta. Y sabemos que nuestra tecnología va a estar más avanzada en el futuro. Pienso que la explicación más simple es… que somos nosotros mismos», dijo Michael Masters, un profesor de antropología biológica de la Universidad Tecnológica de Montana en Butte que escribió un libro exponiendo esta hipótesis.

Masters cree que la motivación de estos «extratempestres» —como los llama— podría ser científica y turística. Por un lado, arqueólogos, biólogos, historiadores, antropólogos y otros científicos regresarían para estudiar empíricamente el pasado; y por el otro, de seguro sería un buen negocio o curiosidad para los habitantes más acaudalados del futuro el ver cómo eran las cosas hace cientos o miles de años atrás.

El que los tripulantes de los ovnis no quieran hacer contacto abierto, tal vez puede responder a una regla básica e irrompible: estudiar el pasado sin alterarlo significativamente, para así no cambiar de manera nociva la realidad del punto de la línea temporal de dónde partieron.

Pero más allá de las paradojas que podrían poner trabas a la realidad de los «extratempestres», en la actualidad desde políticos hasta astronautas la han considerado como dentro de las posibilidades para explicar el origen de los ahora llamados fenómenos aéreos no identificados:

Híbridación humano-extraterrestre

Para terminar este artículo, vamos a mencionar uno de los aspectos más escalofriantes y traumáticos mencionados por aquellos abducidos por los grises; uno que podría tener relación en menor o mayor medida con algunas o todas las hipótesis planteadas sobre estas líneas: que uno de los objetivos principales de estos seres es establecer una nueva especie híbrida humano-extraterrestre.

Los llamados «grises» son la raza alienígena más reportada en los casos de abducción.

Esta noción proviene del hecho de que muchas de las mujeres abducidas reportan haber sido inseminadas artificialmente por los grises, para tiempo después ser secuestradas nuevamente por los grises para extraer el feto. Asimismo, algunos de los hombres abducidos reportan que se les extrajo esperma o bien se les obligó a tener sexo con mujeres híbridas (presuntamente producto de la inseminación de las mujeres humanas con ADN extraterrestre).

«Mi propia investigación apunta hacia abundante evidencia que sugiere que lo que estamos presenciando es un programa de integración en la sociedad mediante seres híbridos y no necesariamente mediante aquellos tipos de apariencia alienígena. Me siento profundamente apenado al decir esto porque sé que tan loco suena. Pero como académico que soy, debo ir hacia donde la evidencia me guía, y debo ser honesto», comentó el Dr. David Jacobs, profesor de historia y uno de los principales proponentes de esta hipótesis.

Los grises parecen obedecer las órdenes de otros seres más altos, usualmente de aspecto reptiliano o de mantis religiosa.

Otro académico, el Dr. Young-hae Chi, profesor en la Facultad de Estudios Orientales de la Universidad de Oxford, va más allá, sugiriendo una correlación entre el cambio climático y las abducciones alienígenas.

«No solo los científicos y teólogos están preocupados sobre la supervivencia de los humanos en este planeta, también especies no-humanas lo están», argumentó el Dr. Chi, quien además agregó que la época cuando se incrementó considerablemente la actividad ovni, a mitad del siglo pasado, coincide con el desarrollo y prueba de armas nucleares 0 —algo que habría atraído la atención de especies que vigilan nuestro mundo—.

Y si bien reconoce que los casos de abducción son diversos, destaca que «todos tienen en común algún tipo de experimento biológico, incluyendo la producción de un híbrido».

«Una posibilidad es que encuentren que nuestro ADN es valioso y por ello quieran perpetuarlo de alguna forma. Otra es que estén creando una nueva especie resistente a las futuras condiciones climáticas. Y por último, algunos abducidos reportan que los híbridos tienen una alta inteligencia, por lo que podrían estar infiltrándolos para que resuelvan problemas y se transformen en los líderes del futuro», concluyó.

Amalgama alien

Si tenemos en cuenta todo lo leído hasta aquí, podemos llegar a varios intentos de respuesta a la pregunta que se presenta en el título de este artículo, por lo que es difícil llegar a una única conclusión. No obstante, sí podemos dilucidar que el hecho que nos visiten implica una relación de algún tipo con nuestra especie, ya sea por ser la Tierra un mundo similar al de ellos o bien existir sobre ella una genética en común.

El solo hecho de aceptar las visitas de estos seres —sean entidades biológicas alienígenas o no, humanos del futuro o no—, también nos obliga a hacer una introspección como humanidad y nuestro lugar en nuestro mundo y el universo. Es decir, el «quiénes son ellos» inevitablemente nos lleva al «quiénes somos nosotros», en una vuelta de tuerca filosófica bien alejada de la frialdad científica de los llamados grises.

Tal vez, este último sea el objetivo definitivo: la evolución en conciencia de la humanidad como especie.

Por MysteryPlanet.com.ar.

Publicidad