Rudi dice que la reforma constitucional es un debate de políticos y periodistas que no está “en la calle”

Publicado 07/12/2016 11:11:09CET

Rechaza modificar la Carta Magna para hacer un “traje a la medida” de solo una parte de Cataluña

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) –

La expresidenta del Congreso y expresidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, considera que no es “prudente” en este momento abrir una reforma de la Constitución con la aritmética parlamentaria actual, ya que, según ha explicado, aunque PP, PSOE y Ciudadanos consigan ponerse de acuerdo, no cree que Podemos esté “por la moderación” en esa revisión de la Carta Magna. A su entender, no es un debate que esté “en la calle” sino en el ámbito de políticos y periodistas.


En una entrevista concedida a Europa Press, Rudi ha subrayado que la Constitución no hay que “sacralizarla” y contiene cosas que se “podrían actualizar”, pero ha recalcado que “no tiene mucho sentido abrir una revisión constitucional sin saber en qué dirección”. Por eso, ha dicho que la primera cuestión que hay que poner sobre la mesa es qué se quiere modificar y “con qué apoyos posibles saldría” esa reforma.

“En estos momentos, creo que con el mapa político español no sería muy prudente abrir una reforma constitucional sin saber a dónde queremos llegar con ello”, ha asegurado, tras recordar que hay un informe del Consejo de Estado del año 2006 –encargado por el expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero– que recoge “algunas cosas que tienen su sentido” y son una “buena base de partida” pero que habría que actualizar.

En este sentido, ha señalado que ante las declaraciones de las diferentes formaciones “no parece que haya coincidencia” en por dónde debe ir esa reforma y ha añadido que, aunque al final puedan llegar a un acuerdo los “denominados partidos constitucionalistas” (PP, PSOE y C’s), los nacionalistas y Podemos hacen planteamientos diferentes. De hecho, ha dicho que el partido de Pablo Iglesias, que es “la tercera fuerza política en España”, “indudablemente no creo que esté por la moderación en esa reforma de la Constitución”.

Ante la propuesta del PSOE para crear una subcomisión en el Congreso que escuche a distintos expertos, la senadora del Partido Popular ha indicado que el debate político “nunca daña” y en sede parlamentaria “se puede llevar a cabo”.

“Ahora, yo soy muy escéptica y lo acabamos de ver en Italia: las grandes reformas de las reglas de juego hay que hacerlas siempre por acuerdo de quienes representan a la mayoría de la sociedad. Si no, es muy peligroso meterse en esas aventuras”, ha enfatizado, después de que el primer ministro italiano, Matteo Renzi, haya anunciado su dimisión por perder el referéndum sobre la reforma constitucional.

NO ES “PRUDENTE” NI “IMPRESCINDIBLE”

Rudi ha señalado que ella cree que sería bueno “clarificar competencias” y que hay cosas de la Carta Magna que se pueden actualizar, pero ha preguntado: “¿Abrir la Constitución para qué y con quién? Porque indudablemente lo que vamos a hacer es sembrar inestabilidad si después tuviese menos apoyo del que tuvo en 1978. Yo no creo que sea prudente políticamente hablando y tampoco es imprescindible”.

De hecho, ha afirmado que este debate sobre la reforma constitucional está “más” en los políticos y en los periodistas que en la calle. “En la calle puedo asegurar, y camino bastante por la calle y la gente me habla y me cuenta, nadie me plantea una reforma constitucional”, ha dicho, para agregar que la gente está más preocupada por cosas “más cercanas que le afectan en su día a día”.

Además, la exalcaldesa de Zaragoza ha emplazado a aquellos que piden cambiar la Carta Magna a precisar qué es lo que quieren hacer poniendo “negro sobre blanco”. En particular se ha referido al PSOE, al que ha escuchado “hasta la saciedad hablar del Estado federal” pero sin aclarar qué es lo que plantea exactamente cuando habla de la “España federal” en comparación con el Estado autonómico.

NO SE PUEDE MODIFICAR PARA HACER UN “TRAJE A MEDIDA”

Ante las peticiones que vienen de Cataluña como blindar competencias o fijar su reconocimiento como nación, Rudi ha recalcado que no sería “bueno” abrir esa reforma para dar “satisfacción” a “una parte” de la sociedad catalana porque hay catalanes que se sienten “cómodos” con la actual Carta Magna. A su entender, esa modificación “no puede servir para hacer un traje a la medida a una parte de España”.

Después de que en el PSOE se pida aprovechar esa reforma para buscar un mejor encaje de Cataluña en España, la expresidenta de Aragón ha subrayado que eso “es un error” porque “los nacionalistas y los independentistas nunca se van a dar por satisfechos”.

“No nos equivoquemos y lo ha dicho el actual Gobierno de la Generalitat con Carles Puigdemont, lo mismo que lo dijo Artur Mas. Y ya no digo nada los representantes de ERC, donde ya no quieren un acomodo en la Constitución, ellos quieren otra cosa y estamos hartos de oírlo”, ha aseverado.

Loading...