Inicio Chiiist! Anabel Pantoja se convierte en la segunda finalista de ‘Sálvame Okupa’ y...

Anabel Pantoja se convierte en la segunda finalista de ‘Sálvame Okupa’ y con un importante privilegio

Anabel Pantoja se convierte en la segunda finalista de ‘Sálvame Okupa’ y con un importante privilegio

GANA LA INMUNIDAD

Excepto Gustavo González que ya era inmune y Carmen Borrego que no quiso participar, los concursantes de ‘Sálvame Okupa’ han tenido que ponerse el máximo número de pinzas posibles en la cara.

Casi 24 horas después de que la casa de ‘GH DÚO’ fuera poco a poco llenándose con los colaboradores de ‘Sálvame’, la casa de Guadalix de la Sierra no puede estar más activa. María Lapiedra y Gustavo González están viviendo horas de pasión, Víctor Sandoval ha hablado de su injerto capilar, Lydia Lozano hizo su famoso chuminero y Belén Ro se cogió un buen mosqueo cuando Sandoval dijo su edad. Unas aventuras y desventuras que se ha perdido Rafa Mora al convertirse en el primer expulsado, decisión que tomó Gustavo González al conseguir la inmunidad y convertirse en el primer finalista de ‘Sálvame Okupa’. Ahora ha llegado la segunda prueba de inmunidad.

Todos los concursantes -excepto González por inmune y Carmen Borrego, que decidió no hacerla porque todavía tiene muy reciente su segunda operación de papada- se sentaron alrededor de la mesa para someterse a la famosa prueba de las pinzas, teniendo que colocarse el máximo número posible de pinzas en un minuto.

Anabel Pantoja tampoco podrá ser nominada

Con un Víctor Sandoval muy hundido puesto que insistió en hacer la prueba pese a estar muy hinchado por la reciente operación de cara, además del injerto de pelo, arrancó la prueba para obtener la inmunidad y además de privilegios más: el poder de desempatar en el caso de que haya empate en la expulsión y además más puntos para nominar.

Pasado el minuto comenzó el recuento. Con más de una veintena de pinzas en cara, cuello y orejas, fue Anabel Pantoja la ganadora de la prueba, por lo que se ha convertido, junto con Gustavo González, inmune. “Ay, qué alegría, la primera prueba que gano”, decía muy feliz y dedicándole ‘el premio’ a su madre.