Inicio Chiiist! Máxim Huerta cuenta en ‘Socialité’ que Pedro Sánchez no le volvió a...

Máxim Huerta cuenta en ‘Socialité’ que Pedro Sánchez no le volvió a llamar: “Me sentí poco protegido”

Máxim Huerta cuenta en ‘Socialité’ que Pedro Sánchez no le volvió a llamar: “Me sentí poco protegido”

EN ‘SOCIALITÉ’

El escritor ha contado que tuvo que leer muchísimas veces el discurso de su dimisión hasta que pudiera hacerlo de un tirón y sin llorar.

Máxim Huerta ha vuelto al foco mediático. En abril de 2019, diez meses después de su polémico y breve paso por la polémica como ministro de Pedro Sánchez, el escritor ha vuelto a Telecinco para promocionar su nueva novela ‘Intimidad improvisada’. Tras su paso por ‘El Pograma de Ana Rosa’, donde confesó que durante todo este tiempo ha estado encerrado y apoyándose en su familia tras padecer una depresión por el revuelo mediático que supuso su dimisión, ahora ha charlado con María Patiño en ‘Socialité’.

Todo lo que soy esta en este libro. Todo lo que me ha pasado. Las turbulencias de la infancia y las mas recientes“, decía haciendo referencia a su nueva obra, que confiesa le ha costado bastante escribir por el dolor que le causó todo lo que le ocurrió en un brevísimo paso por el Ministerio de Cultura y Deportes: “En el último capítulo cuento como han sido esos 11 meses de vergüenza, de miedos, de censura, de dolor… Y de pensar que no iba a poder trabajar nunca más“.

Casi un año después de esa dimisión, Màxim Huerta cuenta que atravesó un momento de “sensación de fracaso personal, laboral y hasta familiar“, tenía miedo de haber defraudado tras pasar por un sitio al que llegó “porque me parecía un lugar donde yo podía hacer cosas”.

Màxim Huerta: “Repetí ese discurso hasta que no me hiciera llorar”

Y en cuanto a la actitud que tomó Pedro Sánchez con él, el escritor ha confesado que se sintió “poco protegido” y también poco arropado, hasta el punto de que nunca más recibió una llamada por su parte: “Yo ese discurso lo repetí muchas veces en el despacho. Lo repetí hasta que el discurso no me hiciera llorar, porque a cada párrafo yo me hundía“, ha recordado explicando que junto a él estuvo un amigo que le ayudó a meter en una bolsa las pocas pertenencias que había llevado al despacho.