¿Cuántos planes se incumplieron en 2017? Cubanet

(Archivo)

LA HABANA, Cuba.- Se acerca el final del año 2017, y una de las características que más resaltan al examinar los resultados de la economía cubana es la apreciable cantidad de planes que no se cumplieron en el lapso de esos 12 meses.

El primer incumplimiento sobrevino al cierre de mayo, cuando se anunció por el Grupo Azucarero Azcuba que el plan de producción de azúcar se cumplía solo al 85%. Las causas principales del déficit productivo estuvieron en la escasez de caña a moler por los centrales,  el alto tiempo perdido por la industria, así como debilidades manifestadas en la preparación del personal.

En días pasados, durante las sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el ministro de Economía y Planificación, Ricardo Cabrisas, dio a conocer cómo se había comportado la economía durante el año que está próximo a finalizar.

En primer término trascendió que el Producto Interno Bruto (PIB) creció en el entorno del 1,6%, inferior al 2% que se había planificado. Según Cabrisas, ello se debió, en lo fundamental, al incumplimiento de los ingresos previstos   por la exportación de bienes y servicios, la poca disponibilidad de combustibles,  los problemas ocasionados por el huracán Irma y, por supuesto, el “bloqueo” de Estados Unidos.

A renglón seguido el ministro debió reconocer que las importaciones fueron menores que las previstas debido al no pago de muchas cartas de crédito vencidas, lo que tensó aún más las finanzas externas del país. También estuvieron por debajo las compras de petróleo, así como la producción nacional de ese combustible. Para colmo, la utilización de las fuentes renovables de energía se estima en el 4,25%, inferior al 4,65%  planificado. Tales hechos, que se enmarcan en el contexto de la difícil situación por la que atraviesa Venezuela, llevaron a Raúl Castro a entrevistarse precipitadamente con Igor Sechin, presidente de la empresa petrolera rusa Rosneft. Al parecer, habrá que pedirle petróleo al camarada Putin.

El plan de inversiones solo llegó al 90,8% de cumplimiento. Las causas del incumplimiento se asocian con los atrasos en las importaciones de suministros, y con deficiencias en los cronogramas de ejecución de las obras. Y a pesar de toda la campaña que se realiza para estimular la inversión extranjera, se prevé que en el 2018 solo el 5,6% de la inversión total sea con capital foráneo.

Por otra parte, el programa de recuperación de la industria alimentaria solo se cumple al 83%, mientras que decrecen importantes producciones como las del huevo y la leche fresca.

El año cierra con incumplimientos en las producciones de artículos de aseo, materiales de la construcción, y envases y embalajes. Este último renglón también con incidencia directa sobre el déficit en las exportaciones de bienes.

Además, la población recibió la nada agradable noticia de que se mantiene el faltante de medicamentos en las farmacias del país. Se estima cerrar el año con 44 medicamentos de gran demanda ausentes del mercado nacional.

Todo lo anterior llevó a que el plan para el 2018 se presente sumamente tenso. Según palabras del propio Cabrisas, “habrá que suprimir los gastos innecesarios en todas las actividades, y ser extremadamente exigentes en el control de las divisas y los portadores energéticos”.

No obstante los incumplimientos señalados, el señor Cabrisas había comenzado su alocución expresando que el año 2017 exhibía resultados favorables, en especial porque se había avanzado en el turismo y en el transporte y las comunicaciones.

Por favor, señor Ministro, un poco más de objetividad haría más creíble su discurso.

Loading...