Dilema en Ecuador: ACURE Vs. Movimiento X Cuba

33

Logo del Movimiento X Cuba (Cortesía)

NAPLES, Estados Unidos.- El 15 de mayo del pasado año, en el redondel donde coinciden las avenidas América, Atahualpa y Mariana de Jesús, en Quito, la capital ecuatoriana, justo en el monumento a José Martí, se entonaba el himno nacional de Cuba y se recitaba el simbólico poema de Martí “Yugo y estrella”, a la vez que más de un centenar de cubanos, que de manera anticipada evocaban el aniversario de la muerte del más grande y ejemplar de todos los cubanos, colocaban, cada uno, una rosa blanca. Se hacía así la primera presentación pública del Movimiento X Cuba, un grupo integrado por cientos de cubanos residentes principalmente en Ecuador.

Recientemente el Movimiento X Cuba publicó en su página una petición a todos los candidatos a la presidencia del país, cuyas elecciones tendrán lugar el próximo 19 del presente mes, en relación con la eliminación de convenios de colaboración del personal de la salud, principalmente los médicos, entre los gobiernos de Cuba y Ecuador.

A solo unas horas de la presentación de esta declaración, apareció en dos medios de prensa diferentes un escrito que no solo divulgaba las palabras del doctor Duniel Medina Camejo, presidente del movimiento, sino que ampliaba sus opiniones al respecto. La emisora Radio Martí igualmente transmitía declaraciones de su presidente y vicepresidente, ambos médicos de profesión.

A continuación, las palabras firmadas por el Dr. Medina Camejo.

Quito, 9 de febrero de 2017

A: Candidatos a la Presidencia de la República del Ecuador.

El Movimiento X Cuba y la Comunidad de Profesionales de la Salud radicados en este país, expresamos nuestra preocupación ante criterios xenofóbicos y mal enfocados de algunos candidatos.
Hacemos un llamado de atención, para que logren diferenciar entre los doctores y profesionales de salud cubanos que vivimos en Ecuador, compartimos la misma suerte que el pueblo ecuatoriano, tenemos hijos, esposas y esposos ecuatorianos, tributamos y damos todo nuestro esfuerzo por esta nación, de aquellos que responden a acuerdos entre el gobierno cubano y el gobierno del economista Rafael Correa.
El Movimiento X Cuba y la Comunidad de Profesionales de la Salud, cubanos residentes en Ecuador, apoyamos el cierre de convenios médicos del Sr. Rafael Correa y el régimen de Cuba, que menoscaban las posibilidades de empleo de ciudadanos ecuatorianos y extranjeros que vivimos en Ecuador y somos sustento de familias ecuatorianas. Somos una comunidad que apoya y vamos por el cambio.

Dr. Duniel Medina Camejo

Presidente del Movimiento X Cuba

Al siguiente día la Asociación de Cubanos Residentes en Ecuador ACURE, con representación legal en Ecuador desde 1998, organización que dice representar a los cubanos residentes en la nación andina, respondía con una declaración que publicó en sus páginas, y que por su connotación, dado el carácter agresivo hacia los integrantes del Movimiento X Cuba, merece comentarse.

En primer lugar hemos de aclarar —en plural, porque no solo es mi criterio, sino que estoy representando además a dicho movimiento, que cuenta con miembros en varias provincias de Ecuador, de Cuba, así como integrantes de Estados Unidos e Italia— que la carta no es mal intencionada, ni provocadora como afirman en su declaración.

La idea de excluir a los médicos cubanos de las llamadas misiones o colaboraciones responde a una inquietud generalizada de los profesionales médicos ecuatorianos, y otros de naciones como Cuba y Venezuela principalmente, los que con frecuencia son rechazados de posibles contratos porque los colaboradores del régimen de La Habana en coordinación con el gobierno socialista de Rafael Correa a través de sus proyectos de la revolución ciudadana, ocupan plazas que pudieran ser ofertadas a médicos ecuatorianos o a los de otras nacionalidades que están en condición de migrantes.

Por otra parte, no se trata de un cubano que se hace llamar Movimiento X Cuba, sino del doctor Duniel Medina Camejo, presidente de dicho movimiento, iniciado el pasado mes de abril de 2016, con su primera presentación pública en mayo y con un trabajo sostenido durante estos meses. Recordemos la realización de consultas médicas gratuitas que semanalmente han realizado a necesitados, la donación de medicamentos a personas pobres, la difusión del verdadero acontecer político de Cuba y del mundo a través de las redes sociales, la denuncia de las violaciones a los derechos humanos que diariamente tienen lugar en Cuba, entre otras acciones.

Fueron los miembros del Movimiento X Cuba los que estuvieron presentes, y no los de ACURE, cuando las tropas especiales del dictador Rafael Correa arremetieron contra cientos de cubanos que se manifestaban de manera pacífica para lograr una posible solución a su dramática situación migratoria, actos que culminaron con la deportación de más de un centenar de cubanos que permanecieron encarcelados injustamente por órdenes del prepotente dictador que hoy ACURE pretende defender.

Recordemos que esta organización se muestra tan enérgica en defensa de sus “hermanos cubanos” no respondió a las solicitudes de los más de trescientos migrantes que marcharon pidiendo la legalización de su estatus migratorio.

Otro error en el ataque que hace ACURE a los miembros del Movimiento X Cuba consiste en el concepto que esta organización tiene acerca de que sus integrantes “responden a los intereses de los grupos contrarrevolucionarios radicados en Miami”. Con toda seguridad afirmamos que jamás hemos tenido orientaciones, ideas o propuestas por parte de otras organizaciones. Además de no haber recibido un centavo, ni siquiera otro tipo de estímulo material de parte de los movimientos políticos de la oposición que están en el exilio. El Movimiento X Cuba se ha caracterizado por su sentido de independencia total de cualquier otra propuesta de naturaleza política, independientemente a que existan objetivos comunes: libertad, democracia, inclusión, igualdad, respeto a los derechos humanos, de manera especial a la libertad de expresión y de pensamiento, entre otros.

Los líderes del movimiento ni siquiera coinciden en todos los planteamientos de los grupos opositores, tanto de Cuba como del exilio, lo que valientemente han expresado y publicado en las redes sociales y en medios de prensa. Una de las grandes virtudes del grupo es el hecho de trabajar sin ser asalariados; pero en la anquilosada mente de los comunistas recalcitrantes y dogmáticos no cabe la posibilidad de asimilar la idea de que algunos trabajamos con un sentido altruista.

El Movimiento X Cuba pretende no sólo aglutinar a los exiliados en territorio ecuatoriano y pronunciarse por sus derechos como migrantes, sino también “luchar incansablemente por ver una Cuba libre, trabajar por la unidad de la disidencia y de los cubanos, velar continuamente por nuestros derechos y las causas justas, así como intentar de forma pacífica llevar la patria de la dictadura a la democracia”, según ha declarado desde Quito el doctor Michel Larrondo, vicepresidente del movimiento.

Sus líderes consideran que el Movimiento X Cuba es una nueva idea de inclusión y reconciliación nacional, propuesta que se reafirma en uno de sus objetivos principales: “La reconciliación nacional de todos los cubanos, donde quiera que estén, independientemente de sus concepciones políticas”. Esto le ofrece al grupo una peculiaridad distintiva, que pudiera ser determinante para alcanzar ese sentido de unidad, lamentablemente muy disperso en estos tiempos.

Tres últimas observaciones a ACURE: Primera, es cierto que “el pueblo ecuatoriano es dueño de sus designios”, pero no han expuesto que ese pueblo se manifiesta continuamente y de forma masiva invaden las calles para pronunciarse contra su presidente. Segunda, estamos en el siglo XXI. Su discurso ya ha quedado atrás, la retórica comunista de: orgullo de los cubanos, heroica tierra, profesionales hijos de Martí y de Fidel, herederos de las bellas tradiciones médicas cubanas, utilizarnos con fines espurios y egoístas, es algo así como un estigma remanente de lo que ya no existe. Los comunistas cubanos se quedaron detenidos en el tiempo entre manuales soviéticos y frases del viejo comandante que se les fue. Tercera no utilicen al más grande de los cubanos para su ataque. Es cierto que Martí dijo: “Patria es humanidad”, como han expresado en su declaración. También dijo: “Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras; el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, y el de la soberbia y la rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo, empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse como frenéticos defensores de los desamparados”.