Inicio Cuba Estampida cubana hacia Estados Unidos: la historia sin fin

Estampida cubana hacia Estados Unidos: la historia sin fin

LA HABANA, Cuba. – Unos 5 000 cubanos han sido repatriados por el puerto de Orozco, Mariel, durante 2022. Hombres deprimidos y madres aterradas aseguraron que no volverían a intentar la travesía frente a las cámaras de la Televisión Cubana. Pero probablemente muchos tendrán que reincidir por no tener medios para subsistir en Cuba.

Las Tropas Guardafronteras de Cuba y el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos efectuaron un encuentro técnico para incrementar la cooperación operacional en el enfrentamiento al tráfico ilícito de migrantes, las salidas ilegales, el tráfico de drogas y las operaciones de búsqueda y salvamento marítimo, en La Habana, los días 8 y 9 de septiembre. 

Las conversaciones progresaron en el marco de la Comisión Bilateral establecida en agosto de 2015 y la Declaración Conjunta Estados Unidos-Cuba sobre temas migratorios, suscrita el 12 de enero de 2017, una semana antes de concluir la presidencia de Barack Obama. La eliminación de la política “pies secos, pies mojados” y del programa de admisión provisional (parole) para profesionales cubanos de la salud en terceros países fueron los aspectos más novedosos de ese documento. 

Sin embargo, el éxodo de cubanos se ha extendido de las turbulentas aguas del Estrecho de Florida a la frontera entre México y Estados Unidos. Más de 200 000 personas de todas las edades durante el año fiscal 2022, que concluye este mes, aprovecharon la eliminación del requisito de visado para viajar a Nicaragua y encaminarse a la frontera sur de Estados Unidos. 

Ahora, las autoridades cubanas buscan que la administración Biden levante la clasificación de Cuba como “país patrocinador del terrorismo”, eliminada por Obama, pero renovada por Trump y ratificada por Biden. Para ese fin, han logrado que el nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, pida la salida de la Isla de esa lista, con el argumento de que Cuba nuevamente está facilitando las negociaciones de paz con el ELN. 

Aquí, la ineficiente conducción económica durante 63 años, los resultados de la Tarea Ordenamiento, impuesta en enero de 2021, y sus supuestas correcciones han agravado la inflación, la devaluación de los salarios y otros males. La justificación de todos los problemas con el embargo perdió credibilidad entre la población desde hace varios años. 

La mayoría de las personas está agobiada por el hambre de sus hijos, los apagones de 12 horas diarias, la carencia de suficiente agua potable, la incertidumbre sobre la reubicación laboral ante el cierre de las preponderantes empresas estatales por falta de materias primas, rentabilidad o fluido eléctrico, el transporte público aún peor que antes y los galopantes precios.

Para colmo, es difícil recurrir al sistema de asistencia médica porque está colapsado, y no hay medicamentos. El dengue avanza vertiginosamente por todo el país, sin que el Gobierno tenga recursos para montar una campaña de higienización similar a las de épocas pasadas, cuando prestigiosos galenos fueron removidos o castigados por exponer públicamente la existencia de la enfermedad. 

La huida hacia Estados Unidos es vista por muchos como única solución, incluso por los familiares antes considerados “revolucionarios” y “extremistas”. Cuba continuará desangrándose mientras el Gobierno la destruye y estimula las salidas para bajar la tensión social, lograr el abastecimiento de alimentos y medicinas, y recibir remesas. 

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Publicidad