Opositor cubano cumple más de un mes en huelga de hambre

Doble alambrada exterior, Combinado del Este (Foto: EFE)

Doble alambrada exterior, en las afueras de una cárcel cubana (Foto: EFE)

GUANTÁNAMO, Cuba.- Este fin de semana el opositor pacífico Miguel Ángel López Herrera, vecino de la calle Moncada entre 11 y 12 Sur, Guantánamo, superó el mes de huelga de hambre en la sala de penados del hospital provincial Dr. Agostinho Neto.

Aunque su esposa, Tamara Basulto Pérez, ha realizado varias gestiones ante autoridades de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y los tribunales para obtener la libertad de Miguel Ángel, sus solicitudes no han fructificado.

El caso de este opositor no fue incluido en el indulto que el gobierno cubano ofreció recientemente, a pesar de que la acción por la que ha sido sancionado carece de peligrosidad social, e, incluso, en muchos países no es causa que justifique la privación de libertad.

Miguel Ángel fue sancionado a un año de privación de libertad por el Tribunal Municipal Popular de Guantánamo (TMP), por no pagar una multa que inicialmente fue de cincuenta pesos (dos dólares) y se fue incrementando hasta llegar a doscientos pesos (ocho dólares). La multa se le impuso por protestar públicamente en solicitud de trabajo, pues siendo un opositor el gobierno le niega ese derecho constitucional, algo común para los opositores pacíficos. Al ser un desempleado no pudo pagar la multa y por eso fue sancionado.

Según informó Tamara a CubaNet, el pasado lunes ella se entrevistó con un oficial de la PNR del municipio, el cual la mantuvo en la unidad, en espera de una respuesta, desde las 9:00 a.m. hasta las 12:15 p.m., cuando le dijo que fuera hacia el TMP de Guantánamo, que la presidenta la iba a atender, pero eso no ocurrió sino hasta las 3:00 p.m. A esa hora la presidenta del TMP le dijo que ella no podía resolver ese caso sin consultar con la presidenta del Tribunal Provincial Popular de Guantánamo (TPP). Le indicó que se sentara y esperara.

Tres horas después le dijo que pagara la multa para poner en libertad a su esposo. Tamara le pidió que le entregara una constancia escrita porque temía ser engañada y ante la negativa de la presidenta dijo que en esas condiciones no podía pagar la multa, que eso era lo que le había indicado su esposo, a lo que la jueza le respondió que entonces no podía hacer nada.

En el tiempo que su esposo lleva de huelga de hambre, a Tamara sólo le han permitido visitarlo una sola vez, lo cual ocurrió el pasado sábado 12 de noviembre.

Loading...