Inicio Deportes España acudirá con 93 atletas al Europeo de Múnich

España acudirá con 93 atletas al Europeo de Múnich

MADRID, 2 Ago. (EUROPA PRESS) –

España acudirá una numerosa selección de 93 atletas, 51 hombres y 42 mujeres, la mayor de su historia, al Campeonato de Europa de Atletismo al Aire Libre que se disputará en Múnich (Alemania) entre el 15 y el 21 de agosto, una delegación «con el nivel suficientemente alto para pelear por todo».

El seleccionador nacional José Peiró facilitó este martes la lista de convocados para la cita continental, que se celebra semanas después del Mundial de Eugene (Estados Unidos) y con la presencia de los dos medallistas en esa cita, Mohamed Katir y Asier Martínez, además de Mari García, que fue cuarto en los 1.500 metros.

Katir, bronce en los 1.500 metros, competirá en esta ocasión en los 5.000 junto a Adel Mechaal y Abdessamad Oukhelfen, y no doblará pruebas finalmente como tenía pensado. «Le hicimos ver que era complicado. Luego se fueron sucediendo los acontecimientos y en el momento en el que había que decidir, tanto él como su entrenador me comunicaron que se centraba en el 5.000. Tanto él como Mechaal están en el 5.000 y en hacerlo absolutamente bien», subrayó Peiró en rueda de prensa telemática.

Además, en esta convocatoria, al contrario que en la mundialista, sí hay presencia para el maratón con Ayad Lamdassen, Dani Mateo, Yago Rojo, Jorge Blanco, Abdelaziz Merzougui y Hamid Ben Daoud, en categoría masculina, y Marta Galimany, Elena Loyo, Irene Pelayo y Laura Méndez, en femenina.

«Los atletas estaban informados desde hace meses en qué condiciones y cómo se iba a suceder la selección, aunque haya algún proceso de comunicación con alguno que no acude que se puede mejorar. Si alguno se ha sentido desatendido lo tomo como un aspecto a mejorar, pero todos estaban perfectamente enterados de cual iba a ser el equipo, sólo había uno que por criterios de selección podía elegir entre Mundial y Europeo que era Lamdassen», relató Peiró.

En la lista también sobresale la presencia de la joven María Vicente, que competirá en el heptatlón, o la de Laura García-Caro en los 20 kms marcha y no en los 35 como hizo en Eugene donde fue sexta, además de ausencias como las de Esther Guerrero, Bruno Hortelano u Orlando Ortega.

La mediofondista catalana tuvo «una pequeña recaída» de su lesión en el Nacional de Nerja (Málaga), y aunque está «muy recuperada, le falta el punto final». «Ha tomado la decisión correcta de no arriesgar. Sé que le ha dolido muchísimo y a nosotros también», admitió el seleccionador.

En cuanto a Bruno Hortelano, Peiró recordó que «no ha sido seleccionable», pero que también declinó la opción de formar parte del relevo 4×440 porque «la temporada se le hacía larga y no la afrontaba con garantías», además de seguir «con el proceso de recuperación de los problemas que tuvo en el Campeonato de España». «Prefería centrarse en su recuperación», remarcó.

«NO NOS PONEMOS TECHO, AUNQUE EL NIVEL SERÁ ALTÍSIMO»

«Los de las ausencias es doloroso, pero hay criterios de selección. Seguro que los atletas tiene su cuota de razón y entenderé que no estén de acuerdo, pero tenemos una visión general y como ya pasó en Oregon no todo el mundo que era elegible pudo formar parte», aclaró el técnico.

Sobre los relevos, reconoció que en el Mundial fueron «menos permisivos» a la hora de que sus componentes se centrasen en sus pruebas individuales, y que ahora en Múnich, en el 4×100 femenino, los 100 metros acaban pronto y les «libera», mientras que en los 200 metros «en caso de tener alguna finalista puede existir alguna interferencia».

Peiró también dejó claro que, de momento, ya que tienen «la hoja de ruta marcada desde hace varios meses», no han estudiado que nadie del equipo de marcha pudiese doblar en 2o y 35 kms, pero que lo podrían «plantear» para el futuro más una vez que conozcan como será en los Juegos Olímpicos de París de 2024 porque cuentan con «atletas de suficientes garantías que pueden doblar si los horarios lo permiten».

El seleccionador subrayó de cara al Europeo, que está enmarcado dentro de «una temporada extraña» por estar a continuación de otro campeonato de «altísimo nivel» como el Mundial y que por ello los «criterios de selección han estado adaptados a estas circunstancias».

«Dijimos que íbamos a ser más exigentes para el Mundial y más flexibles para el Europeo. Vamos con un equipo numeroso, sin olvidar la visión general de la RFEA que es tratar de maximizar el número de medallas, alcanzar el máximo número de finalistas y que el porcentaje de los que superan rondas sea el máximo posible», puntualizó.

Por ello, Peiró aseguró que «el objetivo» en este Europeo «es del mejorar como siempre». «No nos ponemos techo, pero debemos ser realistas porque es una cita de altísimo nivel, aunque pensamos que tenemos un nivel suficientemente alto para pelear por todo», sentenció el seleccionador.

Publicidad