La banca siempre gana (y mucho). Subirá las comisiones y endurecerá las hipotecas para compensar las cláusulas suelo

La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que obliga a la banca española a devolver lo cobrado de más por las cláusulas suelo desde su aplicación le costará a las entidades afectadas más de 3.000 millones de euros, según el Banco de España, lo que afectará directamente a sus balances económicos.

Para recuperar ese dinero, es muy probable que los bancos españoles que aplicaron la polémica cláusula cambien las condiciones de muchos de sus productos, entre los que se encuentran los préstamos personales destinados al consumo.

Más comisiones y productos vinculados

Una estrategia que probablemente utilicen los bancos para cuadrar sus números es aumentar el coste de las comisiones de sus préstamos al consumo, especialmente las de apertura y estudio, pues son las que se deben pagar al formalizar la operación, informa Help my Cash.

Asimismo, estas entidades podrían endurecer las condiciones de vinculación de sus créditos personales. Hasta ahora, lo más habitual era que se exigiera cierta antigüedad y tener los ingresos domiciliados (además de contratar unos pocos productos), pero tras la sentencia del TJUE, los bancos afectados podrían exigir que se adquieran más servicios asociados para aumentar sus ingresos: seguros de vida o de protección de pagos, tarjetas de débito o de crédito con consumo anual mínimo o planes de pensiones.

En cuanto al tipo de interés aplicado, es difícil prever si bajará o subirá. Las entidades afectadas por la sentencia podrían incrementar el tipo aplicado para obtener un mayor margen, pero eso restaría poder de seducción a sus préstamos personales, inclusive en un momento en el que el sector es altamente competitivo y acumula muchos préstamos baratos.

Además, está por ver qué es lo que harán los bancos que no incluyeron la cláusula suelo en sus hipotecas, así como los establecimientos financieros de crédito como Cofidis o Bigbank, que no concedieron préstamos hipotecarios, pues cualquier variación en sus créditos al consumo podría forzar a las entidades afectadas por la sentencia a subir o a bajar los intereses para ajustarse al precio de mercado.

Los bancos podrían prestar más dinero

Otra consecuencia que puede acarrear la sentencia del tribunal europeo es que los bancos presten más dinero para aumentar sus ingresos. En ese sentido, ya se han detectado incrementos en el importe máximo de los préstamos personales de entidades como Kutxabank o Ibercaja, una tendencia que se podría generalizar durante los próximos meses, especialmente si se tiene en cuenta que el Banco Central Europeo bonificará a aquellos bancos que aumenten en un 2,5 % el volumen de crédito concedido hasta el 31 de enero de 2018.

Sin embargo, para los préstamos personales no se prevé que se relajen las condiciones de aprobación, pues los ratios de morosidad en este sector aún son elevados y es poco probable que la banca quiera asumir un mayor riesgo de impago.

De hecho, según la última Encuesta de Préstamos Bancarios del Banco de España, las entidades financieras españolas no tienen previsto suavizar las condiciones de acceso a sus créditos al consumo durante al menos los próximos tres meses.

Loading...