Inicio Destacadas Barcelona, París y otras alcaldías llaman a un boicot contra Amazon estas...

Barcelona, París y otras alcaldías llaman a un boicot contra Amazon estas Navidades

El auge del comercio electrónico desde la llegada de la pandemia, en detrimento de los comercios locales, que se han visto afectados por las restricciones para frenar los contagios, ha despertado esta semana una campaña contra las jornadas de rebajas masivas de plataformas digitales como Amazon.

Este jueves la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha llamado a los barceloneses a no comprar en Amazon ni en grandes plataformas online esta Navidad y ha pedido que lo hagan en el comercio de proximidad para ayudarles ante la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19. Colau se ha sumado así a la alcaldesa de París, Anne Hidaldo, y a otros representantes franceses, que han firmado un manifiesto en contra del gigante electrónico.

14 horas – El Gobierno francés intenta retrasar el Black Friday por el confinamiento – Escuchar ahora

«Nada de comprar en Amazon ni en grandes plataformas que no solo no tributan, sino que no tienen ningún valor añadido en nuestra ciudad, y vayamos a las tiendas, bares y restaurantes que tanto nos han dado», ha reclamado Colau durante la entrega del Premi Barcelona Comerç 2020.

En la misma línea, el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, ha pedido a la ciudadanía que sea consciente de que cada vez que se compra en una plataforma se quita una oportunidad al comercio de proximidad y ha alertado de que comprar en estas plataformas refuerza «un modelo de transformación que hace trampas porque no pagan los impuestos que deberían pagar».

La respuesta de Amazon

Amazon no ha tardado en contestar a las declaraciones de la alcaldesa y, a través, de un comunicado, ha defendido que «trabaja con más de 2.000 pequeñas empresas y comerciantes en Cataluña, liderando el ranking de comunidades con más pymes que venden en las tiendas de Amazon».

En Cataluña, la plataforma de entregas ‘delivery’ dispone de tres centros logísticos en El Prat, Martorelles y Castellbisbal; un centro logístico urbano en Barcelona que ofrece entregas rápidas a través de Prime Now, un centro de distribución en Barberá del Vallés y tres estaciones logísticas ubicadas en Barcelona, Martorelles y Rubí, según ha resaltado Amazon este jueves.

En el comunicado ha especificado también que las pymes catalanas que venden en Amazon, «son las segundas que más exportan de España y registraron en las tiendas de Amazon ventas internacionales superiores a los 100 millones de euros en 2019«.

La compañía también tiene un Centro de Desarrollo de Software en Barcelona «que da empleo a ingenieros, desarrolladores de software, científicos de datos y expertos en aprendizaje automático y almacenamiento en la nube, además de un centro de soporte para pymes del Sur de Europa», según ha añadido la empresa en su respuesta.

El coronavirus transforma las campañas comerciales y fuerza las grandes ofertas

Manifiesto contra el gigante electrónico en Francia

Anne Hidalgo hizo una petición similar a los parisinos la semana pasada, a la vez que promulgó un manifiesto junto a los alcaldes de las ciudades francesas de Grenoble y Poitiers, la organización ecologista Greenpeace, la confederación de comerciantes de Francia o el sindicato de librerías francés en contra del gigante electrónico.

“Querido Papá Noel, este año nos hemos comprometido a un #NoëlSansAmazon (Navidad sin Amazon)”, subrayan los firmantes de la petición. Para Amazon, por su parte, esta campaña de desprestigio se corresponde con «información engañosa», ya que la compañía afirma apoyar en el país a «más de 11.000 empresarios y comerciantes franceses» y emplear a «más de 9.300 personas». 

En Francia, los pequeños comercios no esenciales están cerrados hasta el 1 de diciembre por el confinamiento aprobado por el Gobierno para intentar controlar la segunda ola de la pandemia. Por este motivo, y tras la petición del ministro de Economía, Bruno Le Maire, Amazon ha accedido a postergar el Black Friday hasta el 4 de diciembre, como así han hecho otras grandes empresas galas como Fnac o Carrefour.

«Este acuerdo unánime ha sido cerrado con el objetivo de permitir la reapertura de los comercios en condiciones de seguridad sanitaria máxima», ha dicho en Twitter Le Maire tras dos días de intercambios con las partes implicadas. El ministro subrayó en esa misma red social que la crisis económica y sanitaria solo puede superarse «si todo el mundo es solidario y responsable«.

Le Maire ya había avanzado el jueves que iba a solicitarles el aplazamiento de las ofertas comerciales para esperar a la reapertura del pequeño comercio, cerrado actualmente por el confinamiento iniciado el 30 de octubre y previsto de momento hasta el 1 de diciembre.

Publicidad