Ni Colau ni Pisarello quieren perder sus sueldos y piden garantías a Puigdemont para ceder locales sin riesgos

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha enviado una carta a la Generalitat para que informe al Ayuntamiento sobre las actuaciones que tienen previstas –ahora que el Tribunal Constitucional (TC) ha suspendido el 1-O– para garantizar la participación sin poner en riesgo a la institución y los funcionarios. Una petición que se ha interpretado como una solicitud de garantía de que no serán procesados o suspendidos de empleo, ni el equipo consistorial y ni el funcionariado que colabore en el referéndum ilegal.

El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha asegurado en rueda de prensa que todavía no tienen informe del secretario general del Ayuntamiento sobre la cesión de locales para el referéndum, y que han hecho esta petición al Govern para Barcelona pero que también están afectados el resto de municipios catalanes.

“La disposición a que puedan participar y movilizarse es absoluta. Pero repetimos lo que hemos repetidos muchas veces: no pondremos en riesgo a la institución ni a funcionarios”, ha remarcado Pisarello, algo que también ha destacado Colau en dos apuntes en Twitter.

Así lo expresa Colau en la carta, dirigida al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y al vicepresidente, Oriol Junqueras: “Os reitero la disposición del Ayuntamiento de Barcelona para garantizar y facilitar el derecho a la participación política y a la movilización ciudadana, siempre que no se ponga en riesgo la institución y los servidores públicos municipales”.

Los servicios jurídicos municipales están evaluando el impacto de la suspensión del TC y están realizando un informe: “Cuando tengamos el informe, podremos aportar más elementos”, ha señalado Pisarello, quien ha criticado que el PP actúa con ceguera y gran arrogancia ante la petición de celebrar un referéndum, que ve mayoritaria en la sociedad catalana.

“SERENIDAD Y TRANQUILIDAD”

“Con toda tranquilidad y serenidad queremos que nos informen concretamente de qué piensan hacer”, ha remarcado Pisarello, que ha asegurado que actúan con lealtad con la Generalitat, y ha insistido en que el compromiso del Gobierno de Colau para que la gente pueda participar continúa intacto.

“No podemos fingir que no ha pasado nada, ha habido unas decisiones del TC”, ha destacado Pisarello, que ha dicho que el Govern seguramente tenía previsto la posibilidad de que el tribunal y la Fiscalía actuaran de este modo y tenía pensado cómo proceder en este caso, algo que pide que comuniquen al Ayuntamiento.

“Si el Govern tiene pensado concretamente qué significa continuar con su hoja de ruta, que no es nuestra hoja de ruta, debe explicarnos qué piensa hacer dadas las nuevas circunstancias sin, como han dicho, poner en riesgo a funcionarios y trabajadores públicos”, ha reiterado el teniente de alcalde.

Pisarello ha insistido en que cualquier actuación que ponga en riesgo a funcionarios “está excluida por parte del Ayuntamiento”, algo que ha dicho que es un problema de la unilateralidad y la desobediencia institucional, que se diferencia de la desobediencia ciudadana por esta razón: afecta a trabajadores públicos.

Ha tachado la respuesta del Gobierno central de agresiva y desproporcionada, y ha criticado que el TC ha actuado “una vez más contra la soberanía de Cataluña, algo en lo que el PP tienen una responsabilidad evidente”, porque continúa judicializando e instrumentalizando órganos judiciales para no buscar una respuesta político a un debate político, según él.


Loading...