Inicio Destacadas El Gobierno evita llamar dictadura al régimen cubano después de su tibio...

El Gobierno evita llamar dictadura al régimen cubano después de su tibio comunicado

La ministra portavoz, Isabel Rodríguez, se ha remitido este martes al tibio comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores en el que Gobierno anuncia ayudas para que el régimen controle la situación en Cuba y defiende el derecho a la manifestación, pero ha evitado aclarar si el Ejecutivo considera una dictadura al actual Gobierno cubano. Sus declaraciones se producen después de que uno de los partidos que conforma la coalición gubernamental, Unidas Podemos, señalara que no cree que el país caribeño tenga en la actualidad un sistema dictatorial.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que ha servido como estreno de varios integrantes del Gobierno, entre ellos de la propia ministra portavoz, Rodríguez ha sido preguntada por la posición de su socio de Gobierno sobre el sistema de Gobierno en Cuba, a lo que ha respondido que no traslada posiciones partidistas.

Por ello, Isabel Rodríguez ha defendido que España es una democracia plena que defiende el derecho a manifestación, como se recoge en el comunicado de Asuntos Exteriores, y ha reivindicado el seguimiento que está haciendo el nuevo ministro, José Manuel Albares.

En este sentido, ha señalado que el Gobierno está siguiendo con «mucha preocupación» la situación en Cuba y ha hecho especial hincapié a la «preocupación» en relación a los periodistas, en referencia a la corresponsal de ABC en este país, Camila Acosta, detenida por informar de las manifestaciones de protesta que se están desarrollando en la isla caribeña contra la dictadura castrista.

Preguntada por si puede precisar algo más en este sentido de la corresponsal de ABC, Rodríguez ha destacado que Albares está «estudiando y analizando» la situación para poder responder conforme a la actualidad. «No puedo avanzar nada más, pero tengan la seguridad de que el Gobierno está preocupado», ha sentenciado.


Publicidad