El Gobierno pacta con Podemos medidas de alquiler, subida de pensiones, del SMI y aumento de impuestos

1

El Gobierno de Pedro Sánchez y Unidos Podemos han cerrado este jueves el acuerdo sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019 que incluye mejoras sociales, como el aumento del Salario Mínimo, pensiones y los permisos de paternidad o medidas en vivienda, así como modificaciones impositivas con incrementos para las grandes rentas y grandes corporaciones, entre otras.

Iglesias y Sánchez terminaron de resolver sus diferencias en el encuentro que mantuvieron este miércoles por la tarde en La Moncloa y tras revisar el documento los respectivos equipos, el líder de Podemos ha regresado este jueves para firmar el acuerdo que negociaban desde agosto. El Gobierno deberá remitir el borrador presupuestario a la Comisión Europea a más tardar el próximo lunes 15 de octubre.

Entre las principales medidas que recoge el acuerdo suscrito entre el Gobierno con Podemos para los Presupuestos de 2019 se encuentran las siguientes.

1.- El Salario Mínimo Interprofesional (SMI) subirá un 22,3% en 2019, hasta los 900 euros mensuales, desde los 735,9 euros mensuales actuales. El incremento supone un alza de 164,1 euros más al mes.

2.- Las pensiones mínimas y no contributivas subirán un 3% en 2019, lo que tendrá un coste de 384 millones de euros, mientras que el resto de las pensiones aumentarán un 1,6%, según el IPC previsto para el año que viene, para lo que se destinarán 704 millones de euros.

3.- Recuperación del subsidio por desempleo para mayores de 52 años (ahora la edad de acceso era de 55 años), medida que está siendo discutida también en el diálogo social, y cuyo impacto presupuestario se cifra en 323 millones de euros.

4.- Incremento del 38% del presupuesto para vivienda con mayor protección para los inquilinos, la regulación por los ayuntamientos de los precios de los alquileres en zonas tensionadas, el aumento del plazo de prórroga obligatoria de los contratos de alquiler de tres a cinco años o el ya anunciado plan para construir 20.000 viviendas de alquiler.

5.- Reforma en 2019 del sistema de cotización de los trabajadores autónomos para vincularlo a sus ingresos reales, garantizando a los que tengan menores ingresos una cotización más baja.

6.- Derogación de los aspectos ‘más lesivos’ de la reforma laboral de 2012 antes de que finalice 2018, como cuestiones de negociación colectiva, y aprobación de una nueva regulación laboral con “carácter prioritario y urgente” que contemple ampliar el régimen de no caducidad del convenio colectivo a la finalización de su vigencia o medidas para reducir la inestabilidad y la rotación laboral.

7.- Reforma “profunda” del bono social eléctrico y la creación de un bono general, que incluirá el bono gasista, con el fin de permitir que “cualquier hogar pueda realizar un consumo mínimo de energía.

8.- El tipo máximo del IRPF se elevará dos puntos para las rentas a partir de 130.000 euros en 2019 y aumentará cuatros puntos para los ingresos superiores a 300.000 euros. Actualmente, el tipo máximo del impuesto se sitúa en el 45% en el tramo estatal.

9.- Tributación mínima de un 15% sobre la base imponible positiva del Impuesto de Sociedades para los grupos que tributan en régimen de consolidación fiscal y a las empresas no integradas en grupos cuyo importe neto de la cifra de negocios sea igual o superior a 20 millones de euros, no afectando por tanto a pymes. Para las entidades de crédito y explotación de hidrocarburos el tipo de gravamen será del 18%.

10.- Disminución del tipo nominal del 25% al 23% en el Impuesto de Sociedades para pequeñas empresas que facturen menos de un millón de euros.

11.- Elevación de la fiscalidad del ahorro, que se incrementará en cuatros puntos porcentuales para rentas superiores a los 140.000 euros, hasta el 27%.

12.- Aumento del Impuesto sobre el Patrimonio, que se incrementará un 1% para las fortunas de más de 10 millones de euros.

13.- Bajada del 10% al 4% el tipo del IVA aplicado a los productos de higiene femenina y del 21% al 10% el que grava los servicios veterinarios.

14.- Creación de un Impuesto sobre determinados servicios digitales, que gravará las empresas con ingresos anuales totales de, al menos, 750 millones de euros y con ingresos en España superiores a los 3 millones de euros. Gravará el 3% de los servicios de publicidad en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario.

15.- Creación de un Impuesto sobre las Transacciones financieras que gravará con un 0,2% las operaciones de compra de acciones españolas ejecutadas por operadores del sector financiero

16.- Aplicación de un tipo de gravamen del 15% sobre los beneficios no distribuidos por las Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario (Socimi).

17.- Se añadirá a la lista de morosos de la Agencia Tributaria los responsables solidarios y se reducirá el importe de deuda para ser incluido en la lista a 600.000 euros, frente al importe de millón de euros actual.

18- Se reducirá a 1.000 euros los pagos que empresarios y profesionales pueden realizar en efectivo en el seno de su actividad, y prohibirá las amnistías fiscales.

19.- Desarrollo de un Ingreso Mínimo Vital, con un incremento de la prestación pero con la posterior creación de un programa de garantía de renta para familias sin ingresos, o con ingresos muy bajos.

20.- Modificación de la normativa del alquiler para que las comunidades de propietarios puedan prohibir la actividad de alquiler turístico o fijar determinadas condiciones.

21.- Permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles y remunerados por ley. En 2019 el permiso de paternidad se ampliará a ocho semanas, con un coste de 300 millones de euros.

22.- Aumento de la financiación de becas y ayudas al estudio, reducción de las tasas universitarias a los “niveles previos a la crisis”.

23.- Universalización y gratuidad de la educación de 0 a 3 años permitiendo a los ayuntamientos con superávit invertir en escuelas infantiles.

24.- Incremento de la prestación por hijo a cargo hasta 473 euros anuales en los Presupuestos Generales del Estado de 2019, con el objetivo de que casi 100.000 niños salgan de la pobreza severa.

25.- Inversión de 25 millones de euros en ayudas para comedor para que todos los menores de familias en situación de precariedad o riesgo de exclusión puedan acceder a una correcta alimentación.

26.- Se destinarán 515 millones de euros más para “mejorar” las cuantías del Sistema de Dependencia, hasta los 1.800 millones, un 40% más respecto al ejercicio anterior, así como 315 millones de euros para “recuperar” las cuotas de la Seguridad Social de 180.000 cuidadores familiares de los dependientes.

27.- Apoyo e impulso de la producción y visibilización de las producciones en las distintas lenguas del Estado, tanto oficiales como propias, con un impacto presupuestario de 20 millones de euros.

28.- Nuevo plan de ayudas económicas para el vehículo eléctrico, “estable e ininterrumpido” hasta 2020.

29.- Desarrollo del modelo de transición energética, con la presentación de un proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética antes de final de año, revisión de los “beneficios caídos” de las eléctricas y nueva Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética.

30.- Aumento del presupuesto para ciencia e investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) en un 6,7% en 2019, lo que supondrá un incremento de 273 millones de euros “íntegramente en el ámbito civil”.

31.- Regulación de la publicidad del juego de azar y apuestas ‘online’ de ámbito estatal similar a la de los productos del tabaco,

32.- Apoyo a la ley de violencias sexuales propuesta por Podemos.

33.- Reforma de la ley electoral con regulación de envío del correo conjunto y listas cremallera obligatorias.

SUBIDA DEL SALARIO MÍNIMO INTERPROFESIONAL

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometió el pasado mes de julio a situar el salario mínimo interprofesional (SMI) en 1.000 euros mensuales para el ejercicio 2020.

El Gobierno de Mariano Rajoy pactó con los sindicatos una subida progresiva del SMI para llevarlo hasta los 850 euros mensuales en 2020. En concreto, Rajoy acordó un aumento del 4% en 2018, del 5% en 2019 y del 10% en 2020. Al final del periodo, el SMI llegaría a los 850 euros mensuales.

No obstante, Gobierno y Podemos han pactado ir más allá para subir el SMI hasta 900 euros ya en 2019. “Los salarios mínimos son una potente herramienta social que puede contribuir significativamente a prevenir la pobreza en el trabajo y fomentar un crecimiento salarial general más dinámico. Para ello deben ser salarios que garanticen a los trabajadores un nivel de vida digno y la satisfacción de sus necesidades y la de sus familias”, afirman las partes en el documento firmado.

RECUPERACIÓN DEL SUBSIDIO PARA MAYORES DE 52 AÑOS

En el acuerdo se establece también la recuperación, en la Ley de Presupuestos de 2019, del subsidio por desempleo para mayores de 52 años (ahora la edad de acceso era de 55 años), medida que está siendo discutida también en el diálogo social, y cuyo impacto presupuestario se cifra en 323 millones de euros.

Tras los recortes que experimentó este subsidio en 2012 y 2013 y la sentencia del Tribunal Constitucional que anulaba el requisito de carecer de rentas familiares, el modelo pactado entre el Gobierno y Podemos restablece que el cómputo de las rentas de los posibles beneficiarios del subsidio se realice sobre la base de las personas beneficiarias y no sobre la unidad familiar.

Asimismo, se suprimirá la obligación de los beneficiarios del subsidio de tener que jubilarse anticipadamente y se recupera la base mínima de cotización del 125% del SMI durante la percepción de esta ayuda.

Esta medida formará parte, según el documento, del plan de parados de larga duración y se acompañará del reforzamiento de políticas activas de formación y empleo para los perceptores de este subsidio.

NUEVA REGULACIÓN DEL SISTEMA DE PROTECCIÓN ASISTENCIAL POR DESEMPLEO

Gobierno y Podemos también han acordado que en 2019 se sustituyan los diferentes programas extraordinarios de protección por desempleo (Prepara, PAE y SED) por una nueva regulación del sistema de protección asistencial por desempleo. El objetivo es darle estabilidad y elevar la tasa de cobertura y la intensidad de la protección.

Asimismo, y con el fin de “recuperar un modelo de relaciones laborales más equilibrado y garantista, donde el trabajo digno, de calidad y con derechos sea la premisa fundametal”, el Ejecutivo y la formación morada pactan algunas medidas a ejecutar antes de finalizar 2018 que, en la práctica, suponen derogar los aspectos “más lesivos” de la reforma laboral.

Se trata de ampliar la ‘ultraactividad’ del convenio colectivo (limitada a un año por la reforma laboral de 2012); revisar las causas y el procedimiento que siguen las empresas para modificar de manera sustancial las condiciones de trabajo; reducir la dualidad entre trabajadores fijos y temporales y la inestibilidad y rotación laboral mediante la desvinculación del contrato de obra o servicio de la realización de trabajos en contratas, subcontratas o concesiones administrativas, y reforzar la obligación de que el horario laboral conste expresamente en el contrato a tiempo parcial.

Estas materias también están siendo objeto de negociación entre Gobierno, sindicatos y empresarios, que ya se encuentran cerca de cerrar un acuerdo al respecto.

En el documento presupuestario firmado por el Ejecutivo y Podemos se insta además a concluir de manera urgente la tramitación parlamentaria de varias proposiciones de ley: la de igualdad en las condiciones laborales de los trabadores subcontratados; la del registro horario de los trabajadores, y las que persiguen la igualdad salarial entre hombres y mujeres y la igualdad de trato en el empleo.

También se acuerda en el texto, de 50 páginas, dar comienzo en 2019 a los trabajos, en el marco del diálogo social, para la elaboración de un nuevo Estatuto de los Trabajadores para el siglo XXI, así como la ratificación por parte de España de varios convenios internacionales en materia de derechos sociales, entre ellos la Carta Social Europea revisada y el convenio 189 de la OIT sobre trabajadores domésticos.