Inicio Destacadas Al Govern le importa un bledo la decisión del TC y afirma...

Al Govern le importa un bledo la decisión del TC y afirma que “no altera” su plan para la consulta


Para el Gobierno catalán, las resoluciones del Tribunal Constitucional sobre el proceso independentista y la convocatoria del referéndum carecen de validez. Su portavoz, Neus Munté, ha afirmado hoy que el dictamen que anula los dos textos sobre la consulta aprobados en el último debate de Política General “no alteran en nada” la voluntad del Ejecutivo de culminar el actual mandato con un referéndum. Tras asegurar que la decisión del tribunal de garantías “no es ninguna sorpresa”, ha defendido que las resoluciones afectadas, que ponen límite a la convocatoria de la votación y pautan el desarrollo del proceso constituyente, son consecuencia de la libertad de expresión de la Cámara.

“No hay ninguna resolución que pueda modificar un planteamiento tan sólido como el de querer celebrar un referéndum”, ha sentenciado con un tono firme Munté, quien ha añadido la voluntad de que el referéndum pueda ser “a poder ser, acordado”. Pero las palabras de la portavoz gubernamental han vuelto a ser duras contra el Tribunal Constitucional, al que ha acusado de “celeridad extraordinaria” en los casos vinculados a la hoja de ruta del Gobierno catalán. Asimismo, ha expresado su apoyo a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y al resto de miembros de la mesa, por si se iniciaran un proceso penal contra ellos, como ya sucedió después de que permitieran votar las conclusiones de la comisión del Proceso Constituyente.

El Gobierno catalán trata de generar dudas acerca del hecho de que la última decisión del Tribunal Constitucional esté tan próxima al juicio celebrado la semana pasada por la consulta del 9-N, por el que están acusados el expresident Artur Mas y las que fueron sus consejeras Joana Ortega e Irene Rigau. Y eso, en un ambiente, en el que el Gobierno de Mariano Rajoy ha endurecido su discurso hacia el Gobierno catalán, pese a que desde La Moncloa se puso en marcha la Operación Diálogo.

Munté ha vuelto a señalar hoy que no se han percibido “hechos” respecto a esa oferta de diálogo y que todavía esperan que Mariano Rajoy ofrezca una fecha para reunirse con el presidente Carles Puigdemont. “Tienen el derecho constitucional de relacionarse con el Gobierno de Cataluña y ese derecho no se puede negligir”, ha dicho, para a renglón seguro afirmar que el tiempo para abordar el referéndum pactado –que el Gobierno central se niega a asumir– “no es ilimitado”. Aunque ha evitado poner una línea roja en el calendario, Munté ha asegurado que la Generalitat seguirá con la vía unilateral si no hay acuerdo.