Inicio Destacadas Fernando Savater: “Esto va a acabar muy mal”

Fernando Savater: “Esto va a acabar muy mal”

Raúl González Zorrilla*.- Nacido en San Sebastián en 1947, el filósofo y escritor Fernando Savater es una de las personalidades que más intensamente ha marcado el panorama cultural de nuestro país a lo largo de las últimas décadas.

Desde que en 1972 publicara los ensayos “Nihilismo y acción” y “La filosofía tachada”, Savater, que ha sido catedrático de Filosofía y Ética en varias universidades, ha permanecido siempre en primera fila del pensamiento español, dando voz a través de sus libros, y especialmente mediante sus artículos en la prensa, a una postura crítica, a veces definida como de un “antiautoritarismo radical”, que alterna una intensa preocupación crítica y estética con determinados posicionamientos políticos y sociales que, como se destaca en su página web personal, “no siempre ha favorecido su imagen de pensador independiente”.

Luchador antifranquista y pionero en denunciar, alto y claro, el terrorismo de ETA y la complicidad con el mismo que ha mantenido el mundo nacionalista vasco, este “filósofo de compañía”, tal y como le gusta definirse a sí mismo, es autor de ensayos y textos de divulgación ya clásicos, entre los que destacan títulos como “Panfleto contra el Todo”, “La tarea del héroe” (Premio Nacional de Literatura 1981), “Invitación a la ética” o “Ética para Amador”. Entre sus obras de ficción brillan especialmente títulos como “Caronte aguarda”, “Diario de Job” o “El dialecto de la vida”.

En esta entrevista express mantenida a través del correo electrónico, Fernando Savater repasa algunas de las principales preocupaciones políticas y sociales que atenazan a una España que parece naufragar en uno de los momentos más complicados de su reciente historia. “La situación social empezaba a mejorar, pero ahora la situación política ha empeorado muchísimo por la intentona golpista de Cataluña y eso puede detener el desarrollo positivo” explica el también autor de “El contenido de la felicidad”.

– ¿Cómo cree que acabaremos los españoles este año, después de las elecciones generales que tendrán lugar en diciembre?… En su opinión, ¿cuáles son los principales peligros que nos acechan colectivamente?

– Ni idea, tengo la bola de cristal muy empañada. La amenaza fundamental es la ya mencionada intentona golpista y el retroceso económico como resultado de la discordia nacional. En general, creo que esto va a acabar mal, por la razón expuesta en uno de sus aforismos por Jorge Wagensberg. “muchas veces las cosas acaban mal porque, si no, no acaban”.

– ¿Qué responsabilidad tienen los grandes partidos tradicionales (PP y PSOE) en la actual situación política?

– De la corrupción, ambos muchísima. De la exacerbación nacionalista, mucha más los socialistas que los populares.

Cinéfilo y mitómano, influido por Nietzsche, Cioran y Spinoza, el pensamiento de Savater es ilustrado, vitalista, polémico e iconoclasta y, a menudo, sus opiniones navegan contra corriente. Su filosofía política ha evolucionado desde el pensamiento negativo libertario, antiprogresista, que mantuvo en los años setenta del pasado siglo, al individualismo democrático, socialdemócrata, liberal y universalista de su etapa posterior. El punto de inflexión del Savater joven al maduro puede situarse en su obra “La tarea del héroe (1981)”, donde escribe: “He sido un revolucionario sin ira; espero ser un conservador sin vileza”.

A su juicio, ¿de dónde surge, ideológica e intelectualmente, la extrema-izquierda, abiertamente populista, que se localiza alrededor de las diferentes marcas de “Podemos” y de otras formaciones?

Evidentemente, de la crisis económica que ha hecho quebrarse tantas ilusiones y de la corrupción política por fin puesta a la luz.

Antioccidentales, antiliberales, anticapitalistas, antiglobalizadores, filoterroristas… ¿cómo explica usted la aparición, la expansión y el ascenso electoral de personajes políticos como Monedero, Colau, Guillermo Zapata y tantos otros como en estos momentos se encuentran en múltiple instituciones locales españolas?

Las ganas de revancha es mala consejera. Y la minuciosa labor del PP y sus amigos los obispos contra una imprescindible educación para la ciudadanía tampoco ayuda.

En su opinión, ¿cuál es la responsabilidad de los medios de comunicación españoles en la actual situación política?

Pues grande, desde luego, sobre todo de radios y televisiones, dedicadas a tertulias que son ejemplos de antilustración, de oscurantismo, de torneos de exabruptos entre pavorosas mediocridades e ignorantes de manual.

Desde coordenadas primero libertarias y luego liberales, Fernando Savater se ha opuesto siempre al nacionalismo en general. “El nacionalismo es ‘imbecilizador’, aunque los hay leves y graves, los del forofo del alirón y el que se pone el cuchillo en la boca para matar. Hay gente sin conocimientos históricos, el nacionalismo atonta y algunos son virulentos. El nacionalismo es una inflamación de la nación igual que la apendicitis es una inflamación del apéndice”.

Como analista con una amplísima experiencia en la materia, ¿cuál es su opinión sobre lo que ocurrirá en Cataluña en los próximos meses?

No lo sé, pero el resultado –cualquiera que sea- no será bueno.

Savater, que se confiesa defensor de la Constitución Española, del Estatuto de Guernica y de la unidad de España, ha expresado en numerosas ocasiones su oposición a todo tipo de nacionalismos, y su deseo de superarlos en beneficio de un ideal de humanidad universal compartida, y traducido en un organismo gubernamental con autoridad mundial sobre los gobiernos de los estados nacionales, y que sirviese para resolver las disputas y realizar las labores administrativas de utilidad común.

¿Cómo se imagina España a medio plazo?

Yo no espero a ver qué pasa ni profetizo lo que puede pasar: estoy demasiado ocupado tratando, desde mi pequeña parcela, de mejorarla.

*Director de La Tribuna del País Vasco