H&M cierra tiendas en Sudáfrica tras las protestas por una sudadera considerada racista

La cadena de moda sueca Hennes and Mauritz (H&M) ha cerrado temporalmente sus tiendas en Sudáfrica a raíz de las protestas registradas este sábado en diversas ciudades del país contra una sudadera tachada de racista, que la empresa había retirado de la venta debido a la polémica que generó una campaña de publicidad en la que aparecía un niño negro luciendo la polémica prenda, que llevaba impreso el lema ‘the coolest monkey in the jungle’ (‘el mono más guay de la jungla”).

El sábado tuvieron lugar diversas acciones de protesta, al parecer convocadas por el grupo de izquierdas Economia Freedom Fighters (EFF), ante seis tiendas que la cadena sueca tiene en la capital sudafricana, Johannesburgo, y en otras ciudades de la provincia de Gauteng. 

Los manifestantes causaron destrozos en el interior de las tiendas, auqnue ni empleados ni clientes resultaron heridos. H&M ha optado por cerrar temporalmente los comercios para garantizar la seguridad. Tan pronto como se considere restablecida la seguridad se procederá a la reapertura de las tiendas, ha explicado la firma a través de su cuenta de Twitter.

En su mensaje, H&M subraya que el personal de las tiendas “no tiene nada que ver en nuestro poco juicio a la hora de producir la sudadera y la foto”, y destaca su “firme convicción en que cualquier forma de racismo, deliberado o accidental, es simplemente inaceptable”.

Las protestas siguen a la indignación causada en todo el mundo por una campaña publicitaria de la marca en que se mostraba a un niño negro vistiendo una sudadera con el lema ‘the coolest monkey in the junge’ (‘el mono más guay de la jungla’). La cadena sueca retiró esta misma semana la prenda de su inventario y pidió disculpas a través de las redes sociales.

“Entendemos que mucha gente se haya molestado por la imagen del niño con la sudadera. Los que trabajamos en H&M no podemos más que estar de acuerdo. Sentimos profundamente que se tomara esa fotografía. Es evidente que nuestros protocolos no se siguieron correctamente. De eso no hay ninguna duda. Investigaremos qué pasó para evitar que este tipo de error se vuelva a producir”, afirma el comunicado de la firma.

Sin embargo el grupo sudafricano EFF consideró que las disculpas llegaron tarde y llamaron a actuar con contundencia contra los “comercios racistas”.

 

Loading...