Inicio Destacadas La huella de Vox en Catalunya

La huella de Vox en Catalunya

Vox crece también casi exponencialmente en Catalunya, según datos internos de la formación ultraderechista. El partido ultra presume de tener ya 1.135 afiliados en Catalunya, frente a los 772 con los que contaba el pasado mes de octubre, un crecimiento del 47 por ciento en apenas dos meses. El empuje de Vox es más notable en Barcelona, donde tiene ya 853 afiliados (592 en octubre) y Tarragona (168 afiliados actualmente, 106 hace dos meses). La formación que lidera Santiago Abascal se muestra más débil en Girona (76 afiliados) y Lleida (apenas 38 militantes). La pujanza de Vox se sigue basando en Madrid, donde ya cuenta con 5.046 afiliados. Barcelona es ya, tras Valencia (1.151) y Sevilla (914), la cuarta provincia en número de afiliados a Vox. Esta semana, sus dirigentes confían en alcanzar los 20.000 militantes en toda España.

Vox renovó este año a buena parte de sus dirigentes en Catalunya. Su cara más visible, portavoz y miembro de la Ejecutiva Nacional, es el odontólogo Ignacio Garriga, hispanoguineano y de raza negra, que procede del PP de Sant Cugat del Vallés. De la dirección nacional de Vox forma parte también el abogado del Estado Jorge Buxadé, que en 1995 fuera candidato en las listas de Falange Española de las JONS por Tarragona a la Generalitat y un año después repitiera en las elecciones generales, esta vez en la lista de Falange Española Auténtica por Barcelona. En 2009, Buxadé,  integrante del Foro Catalán por la Familia, fue el abogado del Estado que denunció la consulta por la independencia que se celebró en Arenys de Munt (Barcelona).

En la organización catalana de Vox ha recalado también, como dirigente de L’Hospitalet de Llobregat, Daniel Clemente, que fuera líder en la misma localidad del grupo ultra Plataforma per Catalunya. Vox ha contado en alguno de sus actos en Catalunya con la presencia de Álvaro de Marichalar, hermano del ex marido de la Infanta Elena de Borbón.

Los dirigentes de Vox consultados por EL PERIÓDICO apuntan al procès como el origen de su despegue, también en Catalunya. Y señalan el acto celebrado en junio de este año en el hotel Barceló de Sants como su rampa de lanzamiento. Entre los más jóvenes, han ganado terreno con sus convocatorias “De cañas por España”, algunas muy polémicas, como la que trataron de celebrar en una pizzería de Barcelona el 21 de noviembre y fue cancelada y finalmente trasladada.

Vox ya se presentó en las elecciones de 2015 a los ayuntamientos de Barcelona y Sant Cugat del Vallés, con un sonoro fracaso en ambas plazas. Obtuvo en la capital de Catalunya un total de 1.514 votos, apenas el 0,1 por ciento de los sufragios. En Sant Cugat fue respaldado por 482 electores, el 1,32 por ciento de los sufragios. Ahora, sus responsables afirman que sus muestreos les auguran que en las elecciones de mayo de 2019 obtendrán “dos concejales” en el ayuntamiento de Barcelona.

“Pedagogía antiseparatista”

Dirigentes de Vox han realizado lo que llaman “pedagogía antiindependentista” en Bruselas y otras capitales europeas. Así lo explica Iván Espinosa de los Monteros, vicesecretario de Relaciones Internacionales de Vox: “Estamos haciendo un ejercicio intenso de explicación de lo que ocurre realmente en Cataluña, algo que no hace ni el PP, ni el PSOE, ni Ciudadanos”. Espinosa de los Monteros recuerda que “en una ocasión que estuvimos reunidos con varios grupos afines, varios políticos flamencos se presentaron con el lazo amarillo en la solapa. Hemos visto que con los flamencos no hay nada que hacer, pero si ellos vuelven a ir con lacitos amarillos, nosotros iremos con una foto del duque de Alba

Sí han explicado “la verdad” sobre Catalunya a otros diputados conservadores y también de extrema derecha. Intenso fue el rifirrafe que protagonizaron sobre ese asunto con Matteo Salvini, actual vicepresidente y ministro de Interior de Italia, cuyo partido, La Liga, apoyó inicialmente las movilizaciones por la independencia catalana. Espinosa de los Monteros admite que “los separatistas catalanes han hecho muy bien su trabajo en Europa. Se nos acercan diputados y nos sueltan el relato separatista, nos preguntan: ¿por qué no dejáis votar a los catalanes? Nosotros, entonces, contraprogramamos a los independentistas, y explicamos lo que pensamos”.