Aquí no hay palabras fuera de contexto

77

“Esto se ha terminado. Los nuestros nos han sacrificado, al menos a mí”, confiesa el candidato secesionista a su exconsejero. Enseguida algunos seguidores de Puigdemont se han apresurado a asegurar que las frases estaban fuera de contexto.

“Soy humano y hay momentos en los que yo también dudo. También soy el Presidente y no me arrugaré ni me echaré atrás por respeto, agradecimiento y compromiso con los ciudadanos y el país.¡Seguimos!”, ha escrito Puigdemont en su cuenta de Twitter.

“Si el bloque del 155 está haciéndose ilusiones sobre la división del independentismo, tendrá un enorme disgusto. Desde su pluralidad ideológica, la unidad del independetismo está absolutamente garantizada: estamos todos conjurados a hacer valer los resultados del 21.D”, ha tratado de justificar Toni Comín, también a través de Twitter.

Según esta información, Puigdemont envió estos mensajes ayer martes al diputado de ERC Toni Comín, uno de los fugados en Bélgica, horas después de que se aplazara el debate de investidura en el Parlament. Se trata por tanto de una conversación privada entre dos de los huidos en Bélgica de la justicia española. Fuentes próximas a Comín han anunciado que se querellará por la vulneración del artículo 197 del Código Penal que pena, hasta con cuatro años de cárcel, el descubrimiento de secretos para quien “se apodere de sus papeles, cartas, mensajes de correo eléctrico o cualesquiera otros documentos o efectos personales”.

Los mensajes fueron captados del móvil del propio Comín por un cámara durante un acto en Lovaina en el que estaba previsto que participara Puigdemont, aunque finalmente mandó un vídeo. El fotógrafo se situó tras el exconsejero mientras este recibía los mensajes del expresidente.

Los mensajes fueron cruzados mientras la tensión crecía en los alrededores del Parlament, con cientos de personas saltándose los cordones policiales para protestar por el aplazamiento. También fueron escritos al tiempo que el propio Puigdemont divulgaba en las redes sociales un mensaje a los catalanes,en el que pedía unidad a los suyos, insistía en que él es el único candidato posible a la Generalitat y reclamaba a los secesionistas continuar con el movimiento pese a los vetos constitucionales.

En los mensajes, el candidato de JxCat admite que se vuelven a vivir “los últimos días de la Cataluña republicana”. “El plan de Moncloa triunfa, solo espero que sea verdad y que gracias a esto puedan salir todos de la cárcel porque si no el ridículo histórico, es histórico”, escribe el expresidente catalán.

Imágenes de las fotos de Whatsapp de Carles Puigdemont y de Signal del mensaje recibido por Toni Comín.
Imágenes de las fotos de Whatsapp de Carles Puigdemont y de Signal del mensaje recibido por Toni Comín.

Puigdemont confiesa a Comín que tiene claro que “esto ha terminado” y que los suyos los han “sacrificado”, al menos a él, y recuerda las palabras del portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, avanzando que quizá habría que “sacrificar” al candidato de JxCat.

“Supongo que tienes claro que esto se ha terminado. Los nuestros nos han sacrificado, al menos a mí. Vosotros seréis consellers (espero y deseo) pero yo ya estoy sacrificado, tal y como sugería [Joan] Tardá”, insiste.

“No sé lo que me queda de vida (¡espero que mucha!), pero la dedicaré a poner en orden estos dos años y a proteger mi reputación. Me han hecho mucho daño con calumnias, rumores, mentiras que he aguantado por un objetivo común. Esto ahora ha caducado y me tocará dedicar mi vida a la defensa propia”, escribe.

Fuentes de Junts per Catalunya han limitado a “una conversación privada” el intercambio de mensajes.