Pedro Sánchez no piensa, por ahora, destituir a Màxim Huerta

11

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no piensa cesar aún al ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, pese a haber sido condenado en 2017 a abonar una sanción de 365.938 euros por defraudar a Hacienda 218.322 euros en tres ejercicios 2006, 2007 y 2008. Al menos, por ahora.

Así se deduce de las primeras reacciones que desde Moncloa se están recogiendo en distintos medios.

Fuentes consultadas por ‘El Español’ aseguran que “nunca” se perdió la confianza en el ministro y que las explicaciones públicas -argumentando un cambio de criterio de la Agencia Tributaria cuando lo que hubo fue una intensificación de las inspecciones- “han sido claras”.

Por su parte, ‘El Confidencial’ añade que el entorno de Moncloa considera “totalmente solventes” las explicaciones de Huerta y relegan el caso a un asunto “privado” y “caducado” del que ni siquiera habría dado cuenta de forma previa al presidente del Gobierno.

“Su destitución no está encima de la mesa, ni se la plantea el presidente ni nadie”, argumentan recordando que ya está al orden con Hacienda. Eso sí, admiten que la decisión podría no ser inamovible.

“Este Gobierno también vive al día de los acontecimientos, de cada momento”, “ya se verá”, habrá que esperar “a ver cómo se afilan los cuchillos”… habrían confesado a ‘El Confidencial’ sobre la posibilidad de que esta decisión cambie próximamente.

Cuando Màxim Huerta se mofaba en Twitter de los casos de fraude fiscal