Rajoy activa el artículo 155

Puigdemont se fuga a Bélgica
Puigdemont se fuga a Bélgica

La activación del artículo 155 de la Constitución para hacer frente al reto independentista ha calmado las tensiones internas que estaba provocando el ala dura del PP —especialmente en Cataluña— y ha unido a la formación en apoyo al Gobierno, según la decena de líderes autonómicos consultados por EL PAÍS. Días después de que el expresidente José María Aznar criticara la “inacción” de Mariano Rajoy, la mayoría de los líderes territoriales defienden la estrategia “hipotensa” del presidente y advierten contra “el peligro” de la respuesta de los soberanistas.

El ala dura del PP lleva meses reclamando “mano dura” al Gobierno y ha encontrado a sus portavoces en las figuras de Aznar y de algunos de los políticos que le acompañaron en sus Gobiernos, como Juan José Lucas, expresidente del Senado; o Jaime Mayor Oreja, exministro de Interior. La activación del artículo 155 de la Constitución ha calmado esas tensiones, según certifican con su apoyo a Rajoy los líderes del PP de Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Canarias, Extremadura, Andalucía, Murcia, Baleares, La Rioja o Cantabria.

“Yo apoyaré todas las medidas que el Gobierno de la Nación considere necesarias para restablecer el orden democrático en Cataluña, en el momento y en la manera que juzgue más oportunos”, afirma Cristina Cifuentes, la presidenta de Madrid. “Porque en Cataluña el debate no es ya independencia sí o independencia no, que también. El debate es Estado de derecho sí o Estado de derecho no. Porque lo que está en juego es si las leyes, el Estatuto y la Constitución nos obligan a todos o hay quien tiene bula para actuar al margen de la legalidad”, razona. “Y yo creo que eso no puede ser así”.

“Respaldo tomar cualquier acción política, sea la que sea, para restablecer el orden democrático en Cataluña, pero eso no exime de la responsabilidad judicial que ya se ha adquirido”, subraya Fernando López Miras, el presidente de Murcia, en referencia a Carles Puigdemont y el resto de los líderes independentistas. “Deben ser enjuiciados y condenados todos los instigadores del referéndum ilegal, desde Puigdemont a todos los representantes de instituciones y representantes públicos que han vulnerado de forma flagrante la ley”, añade.

“En Baleares me preguntan, ¿hay que aplicar el 155? Y yo contesto: oiga, ¿entonces para que se puso en la Constitución?”, resume Biel Company, líder balear del partido de Rajoy. “Lo apoyaré sin ninguna duda”.

“A nadie le puede asustar que el Gobierno, después de los requerimientos al presidente de la Generalitat, y visto que este no se ha avenido a razones, aplique este mecanismo”, razona Asier Antona, del PP de Canarias e integrante de la dirección nacional.

Por su parte, Xavier García Albiol, del PP catalán, remata: “Desde hace tiempo, en el PP de Cataluña hemos defendido que si Puigdemont llegaba a tensar la situación al máximo estaba justificado aplicar el artículo 155”.

La respuesta del Gobierno

Los acontecimientos del último mes han supuesto un salto cualitativo en la gravedad del pulso que enfrenta al Gobierno con el Govern y en el conflicto institucional que está marcando la actualidad de España. ¿Debería haber actuado antes Rajoy para evitar el referéndum? ¿Ha habido “inacción”, como denunció Aznar? ¿Tendría que haber sido proactiva la estrategia del Gobierno, en lugar de reactiva y siempre dependiente de los movimientos previos de los independentistas?

“La política del Gobierno ha sido hipotensa”, argumenta José Antonio Monago, del PP de Extremadura. “Cuando hay tensión, lo peor es que te suba la tensión para afrontar los problemas. La tensión baja es buena compañera de viaje cuando lo que está en juego no es el futuro de una Comunidad, es el de toda una nación”, prosigue. “Una cosa es soplar y otra absorber, y las dos cosas a la vez difícilmente se pueden hacer. Si no hubo declaración de independencia, Puigdemont debe decirlo expresamente, y la vuelta a la legalidad se presupone. Si la hubo, se dice, para ser coherente con su discurso. Si es ni sí ni no, es decir, no contesta, tácitamente se entiende que camina frontalmente contra lo expresado en la Constitución Española, y habrá que ver cómo aplicar el artículo 155”.

“Aplicar el artículo 155 requiere un consenso político entre las principales fuerzas democráticas. Ya se ha conseguido, pero lógicamente forjar ese consenso ha llevado tiempo”, argumenta Cifuentes. “En todo caso, el ordenamiento jurídico tiene otro tipo de recursos que se están aplicando e instituciones jurídicas que ya están funcionando. Y quienes han atentado contra la paz social, contra las leyes democráticas y contra la Justicia, han obtenido una respuesta contundente, y están en prisión, no por sus ideas, sino por sus actos

“Esperar para provocar la vuelta a la legalidad es siempre un acierto”, coincide Isabel Bonig, presidenta del PP de la Comunidad Valenciana. “Carles Puigdemont tiene en su mano la opción de abandonar el camino de la ruptura”, recuerda sobre el requerimiento del Gobierno, que otorga al presidente de la Generalitat un plazo que expira el jueves a las 10.00. “Es su respuesta la que marcará el futuro de Cataluña”, añade sobre el artículo 155, del que defiende que “no tiene como objetivo retirar el autogobierno, como algunos han tratado de intoxicar, sino devolvérselo a los ciudadanos de Cataluña”.

“El Gobierno está administrando bien los tiempos, como debe ser en una situación tan delicada”, opina José Ignacio Ceniceros, el presidente de La Rioja. ¿Apoyará la aplicación del artículo 155 si Puigdemont no retira la declaración de independencia? “Sí, porque es necesario que el Gobierno de Cataluña vuelva a la legalidad”.

“La respuesta tiene que llegar siempre desde el Estado de derecho. Puede que para algunos sea lento, pero es la única vía segura para acertar”, remata María José Sáenz de Buruaga, del PP de Cantabria. “El objetivo último del artículo 155 es reponer la legalidad, por lo que si esto se logra por otra vía, su aplicación resultaría en principio innecesaria”.

Loading...