Inicio Destacadas Sánchez le quita a Robles el control de los secretos oficiales y...

Sánchez le quita a Robles el control de los secretos oficiales y se lo da a Bolaños

Alarga a 50 años prorrogables el periodo para guardar los altos secretos del Estado en un Consejo de Ministros que abordará también medidas para ahorrar energía.

El Consejo de Ministros tramitará este lunes el anteproyecto de ley de secretos oficiales, que incorporará cuatro categorías, fijará un mínimo de 50 años para guardar los «altos secretos» de Estado y otorgará la responsabilidad de la información clasificada al Ministerio de la Presidencia de Félix Bolaños, una responsabilidad que hasta ahora recaía en el Ministerio de Defensade Margarita Robles.

La aprobación del anteproyecto será en la última reunión del Consejo antes del paréntesis veraniego, que se celebra por la tarde para que pueda presidirla el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, al regreso de su gira por los Balcanes Occidentales.

Sánchez, en una conversación informal con los periodistas que cubren esta visita, ha avanzado la aprobación de ese proyecto y ha recalcado la relevancia de que vaya a sustituir a la ley vigente en la actualidad y que data de 1968.

La denominación será Anteproyecto de Ley de Información Clasificada, y fijará cuatro categorías de protección: alto secreto, secreto, confidencial y restringido.

En función de la categoría, los plazos para la desclasificación oscilan entre los 50 años para los altos secretos (la información que se considerará más sensible) y los 4 años para la información restringida, aunque ese periodo podrá prorrogarse en algunos casos.

Actualmente no existe plazo límite alguno para la desclasificación de la información de carácter reservado.

Fuentes del Gobierno subrayan que el establecimiento de esas cuatro categorías de protección se hace conforme a las normas comunes entre los socios de la UE y la OTAN y recalcan que se trata de adaptar el tratamiento de la información clasificada al ordenamiento constitucional.

La ley establece una autoridad nacional para la protección de la información clasificada, con competencias, entre otras, de garantizar el cumplimiento de la normativa, de coordinación y soporte de las unidades de cada ministerio y de relación con las autoridades internacionales en la materia.

Hasta ahora era Defensa la autoridad responsable de la información clasificada en España, pero el anteproyecto otorga ahora esta competencia al Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, a cuyo frente está ahora Félix Bolaños.

Una decisión que el Ejecutivo señala que está también en línea con lo que ocurre en la gran mayoría de países de la UE y la OTAN porque se trata de un departamento transversal y de coordinación interministerial.

El hecho de que esta competencia deje de estar en manos de Defensa no ha provocado queja alguna de la ministra de este área, Margarita Robles, ya que, según Sánchez, ella misma le mostró su apoyo la semana pasada para que el texto previsto prosperara.

Medidas de ahorro energético

El Consejo de Ministros de este lunes también aprobará un paquete de medidas urgentes para la eficiencia y el ahorro energético, que ha sido coordinado por la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Según ha anunciado este viernes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la presentación del balance del primer semestre del año, el plan estará «en línea con lo que están haciendo todos los países europeos».

«Se trata de medidas trabajadas durante semanas, debatidas con el sector privado, comunicadas al conjunto de administraciones y los grupos parlamentarios», ha añadido Sánchez, que no ha querido adelantar ninguna de las medidas concretas.

Desde el Gobierno ya se avanzó hace algunas semanas que se trabajaba en este plan de ahorro energético que incluiría el fomento del teletrabajo en el ámbito público y un uso más eficiente del aire acondicionado y la calefacción en los edificios públicos, lo que se extendería como recomendación al sector privado.

El presidente ha recordado que España tiene que recortar voluntariamente un 7 % del consumo del gas en los próximos meses, de acuerdo con la reducción de la demanda aprobada esta semana por la Comisión Europea, que podría convertir en obligatorias las restricciones si Rusia termina cortado el suministro de gas a Europa.

«Todos estamos involucrados», ha asegurado Sánchez en referencia al ahorro de energía, que además ha considerado que será bueno para las empresas y las familias porque la reducción del consumo permitirá abaratar la factura de la luz.

«No hace falta más que entrar a un centro comercial para darse cuenta de que el aire acondicionado está demasiado alto», ha ejemplificado.

Como gesto personal, el presidente ha señalado que desde no lleva corbata y que le ha pedido a sus ministros y altos cargos que tampoco se la pongan, algo que cree que se debería hacer también en el sector privado «si es que no lo han hecho ya».

Publicidad