Sánchez pretende pactar con Podemos, nacionalistas, PSC y liderar la izquierda en España

El ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, pretende ser el líder de toda la izquierda y para ello no dudará en profundizar sus pactos con Podemos y nacionalistas.

Así lo expuso en un acto organizado por la plataforma Militantes en Pie de Castellón, en el decálogo de principios avanzado horas antes en su cuenta de Twitter, que marcarán, afirmó, el norte del nuevo PSOE si se erige en su secretario general. Un partido autónomo, coherente, de izquierdas y que dé a la militancia poder decisión. Sobre este punto, el número ocho del listado, se detuvo para anunciar el compromiso de refrendar con las bases “todos los acuerdos de gobierno”.

Arropado por los diputados Odón Elorza y Zaida Cantera, Sánchez ratificó sus palabras alegando que no hay tercera vía. “El congreso de junio es decisivo. A ningún socialista se le escapa que nuestra organización está en una encrucijada y solo hay dos caminos, el de la alianza entre las fuerzas progresistas con el PSOE vertebrando el cambio o el camino iniciado por la gestora, que ha situado al socialismo español en tierra de nadie”.

  • Sánchez anuncia que consultará con la militancia los acuerdos de Gobierno

Según declaraciones recogidas por el diario El País, Pedro Sánchez dijo sentirse “con más fuerza y ganas que nunca”, y apeló de forma constante a la “ejemplaridad” que, en su opinión, debe marcar la hoja de ruta del partido en los próximos meses, a quien instó a dar una “lección de respeto y compañerismo. “Sin respeto el socialismo no funciona. Nunca un socialista es nuestro adversario. Debatamos con convicción. De mi boca solo vais a escuchar propuestas en positivo”, concluyó.

Sánchez llegó con la habitual canción Saber que se puede, de Diego Torres, intentando hacerse oír entre los gritos de “no es no”, “Pedro presidente” o “gestora impostora” coreados por los más de 900 asistentes -200 se quedaron fuera- , según los organizadores, al primer acto que realiza desde que anunciara su candidatura a las primarias del PSOE.

Sánchez ha apostado por un PSOE autónomo y libre de injerencias “que vuelva a ser la fuerza del cambio, de izquierdas, plural, diverso y de liderazgos compartido, con dirigentes con dedicación exclusiva, creíble y coherente.

El exdirigente socialista ha afirmado que su partido no puede renunciar a vertebrar España. “Nos parece un error que se debiliten los lazos de hermandad con los socialistas catalanes, y no lo vamos a permitir porque tienen derecho a votar, y nadie puede negarles ese derecho, y mucho menos una gestora”, ha resaltado Sánchez.