Inicio Destacadas Indignación por el uso de «genitales internos y riñones» de bebés abortados...

Indignación por el uso de «genitales internos y riñones» de bebés abortados en investigaciones universitarias

Melissa Ohden cuando era bebé y sobrevivió a un aborto, fue salvada por una enfermera. Imagen Twitter @Tamarockalane 23 de septiembre 2018

Andrés Vacca.- Agrupación provida hizo público su indignación luego de que trascendiera que la Universidad de California solicitó en reiteradas ocasiones “genitales internos y riñones” de bebés abortados con supuestos propósitos de estudio científico.

Defensores provida se contactaron esta semana con la Junta Directiva de la Universidad de California con el propósito de presionarlos a detener las aberrantes prácticas de extracción de genitales y otros órganos de los bebés abortados en el hospital adminsitrado por la Universidad de California en San Francisco (UCSF). La petición de la agrupación provida, quedó registrada en un video en YouTube.

Kristin Turner, directora ejecutiva de Pro-Life San Francisco, leyó con disgusto un correo electrónico que su grupo obtuvo mediante una solicitud de registros abiertos a la universidad.

El mensaje es enviado por un encargado de solicitudes de la Universidad que escribió reclamando por “genitales internos y riñones” de bebés abortados, el mensaje finaliza deseando a su empleador un “¡Feliz Día de Acción de Gracias!”, lo que termina de indignar a Turner.

“No creo que tenga que explicar por qué destrozar el cuerpo de un niño que ha sido asesinado y proceder a desear a las personas involucradas en hacerlo unas felices vacaciones con sus familias es una forma de crueldad más allá de lo que las palabras pueden expresar”. Se puede escuchar decir a Turner en el video publicado en línea por Pro-Life San Francisco.

Turner manifestó su gran frustración, dado que no es la primera vez que la asociación reclama por esta situación poco ética a la Universidad, pero siempre ha sido ignorada por sus autoridades.

Sin ir muy lejos en el tiempo, a comienzos de junio de 2021, Pro-Life San Francisco recibió documentos de la UCSF, solicitados bajo la Ley de Registros Públicos de California, los cuales confirman los proyectos de investigación de tejidos fetales abortados llevados a cabo dentro de la universidad.

Las investigaciones de Pro-Life San Francisco sobre los hechos aberrantes en la UCSF, comenzaron en julio de 2019 tras considerar los anuncios de múltiples artículos de revistas médicas que confirmaban que los investigadores de UCSF utilizaron restos de fetos humanos sanos con hasta 24 semanas de gestación, suministrados por el Women’s Options Center, el centro de aborto tardío financiado con fondos públicos en el Hospital General Zuckerberg San Francisco que funciona bajo la administración de la UCSF.

En ese entonces, Pro-Life San Francisco presentó una solicitud de registros públicos con UCSF para obtener información sobre el programa de capacitación en aborto de la universidad.

Luego de que la solicitud fuera reconocida el 17 de julio de 2019, la universidad la ignoró hasta el verano de 2020, cuando Pro-Life San Francisco contrató a un abogado y presionó legalmente a la institución.

A partir de ese momento, la UCSF hizo entrega de algunos limitados documentos, los cuales fueron suficientes para revelar los horrores de estos proyectos. Pro-Life San Francisco continúa esperando todos los documentos solicitados bajo la Ley de Registros Públicos 020-107 .

La agrupación Live Action, revisó los documentos y encontró que 42 de los 43 registros de adquisiciones proporcionados a la organización pro-vida enumeraban “genitales y/o gónadas” de bebés abortados.

Publicidad