Zoido anuncia una reforma de extranjería para evitar casos como el del imán de Ripoll

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, anunció este miércoles tras la reunión del pacto antiyihadista una serie de medidas para prevenir atentados como los de Barcelona y Cambrils el pasado verano. Entre ellas, destaca la reforma de la ley de extranjería para evitar “vacíos legales” como el que permitió al imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty evitar su expulsión tras cumplir una condena por drogas en Castellón. En 2015 un juez vetó esa medida al entender que debía considerársele residente de larga duración.

Para fortalecer la lucha contra el terrorismo yihadista, el ministro también planteó unificar la legislación española con la del resto de Europa, a través de una tranposición, para permitir la transmisión de datos de reserva de vuelo en los que figuran terroristas ya conocidos e identificar a personas compatibles con la amenaza terrorista.

También propone modificar el reglamento de precursores de droga para evitar que su tráfico ilícito pueda servir para financiar actividades terroristas, y obligar a crear registros documentales de personas de hospedaje y vehículos a motor. En este sentido, señaló que a través de un Real Decreto se obligará a identificar a quién se aloja y a quien alquila vehículos a motor, como ocurrió en Barcelona.

El ministro también anunció reformas en la ley de protección ciudadana, del registro de ministros de culto de entidades religiosas y sobre gases licuados para controlar mejor las bombonas de butano con las que los terroristas contaban en el chalé de Alcanar (Montsià). En su opinión, la ley general penitenciaria ha sido “uno de los mejores instrumentos en la lucha contra el terrorismo”. Todo ello con el objetivo de “garantizar los cuatro objetivos estratégicos: prevenir, proteger, perseguir y preparar”.

Estudio en tramitación parlamentaria

A la reunión de este miércoles en el Ministerio del Interior han asistido los representantes del PP, Rafael Hernando; del PSOE; Andriana Lastra; de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez y José Manuel Villegas; de Podemos, Rafael Mayoral; de UPN, Iñigo Alli, de UPyD, Cristiano Brown. Coalición Canaria y Foro Asturias han excusado su asistencia y los partidos nacionalistas PNV, PDECat y ERC han rechazado la invitación.

Lastra situó la próxima reunión del pacto para finales de enero o principios de febrero y aseguró que su partido estudiará las medidas presentadas por el ministro, porque es consciente que algunas son de “gran envergadura”, como las que afectan a la ley de extranjería y la de protección ciudadana. En este sentido, aseguró que el PSOE velará por la seguridad de los ciudadanos, pero sin que suponga una vulneración de sus derechos. Muchas de las reformas necesitarán tiempo y tramitación parlamentaria, durante la que se podrá determinar cómo se concretan.

Desde Ciudadanos, Gutiérrez planteó un observatorio para determinar cómo las medidas pueden afectar a los derechos y libertades de la población. Por su parte, propuso que se controlara el fenómeno ocupa para evitar que el turismo vacacional tenga que registrarse y no se persiga la ocupación de viviendas, que fue como los terroristas de Barcelona y Cambrils estuvieron utilizando durante un año el chalé de Alcanar.

Por su parte, Mayoral, de Podemos, destacó haber encontrado un espacio común de trabajo y pidió hacer “un esfuerzo para incorporar a más grupos políticos, que comparten la misma filosofía” con el terrorismo yihadista. Agradeció conocer la “hoja de ruta del Gobierno” para evitar atentados y afirmó que estudiarán las medidas presentadas con atención. 

La reunión anterior del pacto antiyihadista se celebró el pasado 21 de agosto, cuatro días después de los atentados de Barcelona y Cambrils en los que murieron 16 personas y más de centenar resultaron heridas. De hecho, el ministro anunció la convocatoria del pacto antiyihadista el pasado día 12 en el Senado para informar de los últimos datos recabados en relación con los atentados.

Loading...