Amadeus desencanta a los rentistas al mantener su política de dividendos

Amadeus se apunta caídas próximas al 1% en Bolsa frente a un Ibex 35 que recorta este retroceso al 0,3%. Los inversores hacen caja en el valor después de ver frustradas sus expectativas de que la tecnológica accediera a un mayor reparto de dividendo del que hasta ahora venía asumiendo, con un máximo del 50% de su beneficio.



La especulación en torno a esta posibilidad había surgido cuando a mitad del ejercicio que ahora toca a su fin, la compañía anunció su previsión de cerrar cuentas con un avance del 10% tanto en ingresos como en resultado bruto de explotación. Unas cifras que en ambos casos serían ampliamente rebasadas por su división de soluciones tecnológicas, en la cual se ha centrado su crecimiento de negocio en los tiempos más recientes.



El montante de beneficio que Amadeus se compromete a seguir distribuyendo entre sus inversores de cara al próximo ejercicio se mantiene en un rango de entre el 40% y el 50%, lo que la sigue situando como líder entre sus comparables en cuanto a pay-out. A consecuencia del incremento del 18% que registró el beneficio consolidado al cierre del tercer trimestre, se ha procedido ya a señalar un primer pago a cuenta de las cifras de este año.



La distribución de este dividendo tendrá lugar el próximo 1 de febrero de 2017, pago para el que se ha fijado un montante de 0,40 euros brutos por acción, según ha hecho saber el consejo de administración de la cotizada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). No obstante, la tecnológica ha explicado que “la política de dividendos podría verse alterada por las previsiones o condiciones del mercado así como por las circunstancias financieras del mismo”.



Sin embargo, los motivos que se apuntan a continuación de esta puntualización apuntan más hacia la advertencia que al optimismo de un repunte en el reparto de caja fuerte. En este sentido, el comunicado enviado al supervisor señala que los factores de ajuste serían la “evolución del negocio de la sociedad, sus necesidades de caja y obligaciones en relación con la deuda financiera” que soporta.



El pago se hará efectivo a través de los sistemas de Iberclear, mientras que la entidad agente del mismo será BBVA. Este mismo viernes se ha informado además de la designación de Ernst & Young (EY) como nueva auditora de cuentas de la cotizada, cuya revisión de balances venía encomendándose a Deloitte desde el año 1999. Este cambio viene determinado por la obligatoriedad de rotación que introduce la última reforma de las leyes del mercado de valores español.

Loading...