Inicio Economía Casado y Garamendi presumen de su buena relación

Casado y Garamendi presumen de su buena relación




El líder del PPPablo Casado, y el presidente de la CEOEAntonio Garamendi, han destacado este lunes su "excelente relación" y sintonía pese a sus diferencias sobre la reforma laboral, y han presumido de su buena relación, asegurando que conversan prácticamente todas las semanas.

Ambos han subrayado su total coincidencia en el análisis del sector turístico y la necesidad de ayudas específicas hasta el punto de bromear con la posibilidad de "hacer como John Lennon y Yoko Ono y subir a una habitación, estar una semana y recibir a la prensa".

Casado y Garamendi han participado en el VIII Foro de Innovación Turística. La foto conjunta se produce tras las diferentes posturas que han exhibido sobre la reforma laboral. El jefe de la oposición ya ha dejado claro que se opondrá en el Congreso al real decreto ley aprobado por el Gobierno y que recoge el pacto sellado con sindicatos y CEOE.

Garamendi: "Tememos una relación más que cordial"

Sin embargo, Garamendi ha subrayado que Casado y él no tiene que contarse lo que hace, pero hablan "casi todas las semanas". "Tememos una relación más que cordial, buenísima desde hace muchos años", ha indicado.

"Ni yo llamo a Pablo para decirle lo que tiene que hacer, ni él me llama a mí, lo quiero dejar muy claro y no sé si deberíamos cogernos una habitación en este hotel" para demostrar "nuestra relación extraordinaria", ha añadido, despertando las risas del público.

También Casado ha comenzado su intervención asegurando que "jamás la CEOE nos ha dado ninguna orientación sobre lo que deberíamos hacer". De este modo, ha recalcado que es "perfectamente compatible" lo que hace la patronal y el diálogo social con lo que hacen los partidos políticos como el suyo.

El líder del PP ha dicho que le ha "alegrado" compartir este foro de turismo con Garamendi y ha destacado su labor en los momentos "complicados" que se han vivido con la pandemia, actuando de una forma "responsable" tras una situación "absolutamente inédita".

Además, ambos han coincidido en que el sector necesita estabilidad y confianza y que, como ha dicho Garamendi, "las ocurrencias sobran" y no deben estar todos los días respondiendo a polémicas que solo dañan la imagen de España como "las de la carne o la cogestión, que nos arruinaría a todos".

Piden que se diseñe un PERTE para el sector turístico

A continuación, y tras plantear los principales retos del sector turístico, ambos han coincidido en reclamar apoyos públicos a las empresas turísticas y que se diseñe un Plan Estratégico para la Recuperación y Transformación (PERTE) que de solidez y flexibilidad.

"Los poderes públicos deben ayudar y no entorpecer", ha dicho Casado, antes de enumerar sus propuestas fiscales, de promoción internacional, exenciones fiscales, moratoria de los créditos ICO, ampliación de los ERTE y flexibilización de la contratación mediante el establecimiento de una "mochila austriaca", que supondría un coste de 8.000 millones de euros financiables con los fondos europeos.

Así entre otras medidas ha propuesto una rebaja fiscal reduciendo el IVA temporalmente al superreducido del 4 %; la supresión de las tasas turísticas en las comunidades donde las haya y la reducción de las tasas aeroportuarias.

Por su parte, Garamendi ha subrayado que el sector turístico va más allá de las propias empresas de viajes u hoteles, sino que afecta una enorme red de sectores secundarios y que dan servicio al turismo hasta el unto de que este sector suponía un consumo de "dos millones de huevos al día y de incontables refrescos".

También ha destacado la importancia de que el Gobierno sea consciente de que el 80 % de las empresas turísticas son pymes y precisan condiciones específicas para acogerse a los fondos europeos pensados para empresas grandes, especialmente en materia de digitalización y sostenibilidad.

Publicidad