El principal accionista de Dogi evita su disolución con una línea de crédito de 6,5 millones

7
Publicado 11/04/2018 8:41:10CET

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) –

Dogi y Businessgate, accionista mayoritario de la compañía, han llegado a un acuerdo para la conversión de la línea de crédito por casi 6,5 millones euros en un préstamo participativo tras detectar una pérdida no recurrente en la cuenta de resultados de la textil por valor de casi 5,5 millones de euros que le hubiera situado “en una causa técnica de disolución”.

Según ha explicado la compañía, la conversión de la línea de crédito de 6,5 millones de euros en un préstamo participativo permite restituir el patrimonio neto a efectos mercantiles y reafirma el compromiso del accionista mayoritario con el grupo al efectuarla por importe superior a la cifra necesaria para la adecuada capitalización de la sociedad.

La firma textil ha explicado que la auditoría sobre el grupo consolidado y la sociedad determinó la necesidad de una evaluación del valor de las participaciones de la sociedad individual en sus participadas Dogi Spain y Elastic Fabrics of America por una firma independiente.

La evaluación realizada por un experto externo reflejó un deterioro en la participación de Dogi en ambas sociedades con un efecto negativo en el valor de ambas participaciones y una pérdida no recurrente en la cuenta de resultados de la sociedad por valor de 5,47 millones de euros con respecto de la participación en ambas sociedades.

El grupo ha explicado que estas cifras le habrían situado “en una causa técnica de disolución”, al presentar un valor de fondos propios inferior al 50% de su capital social.

El consejo de administración del grupo textil celebrado los días 23 y 28 de marzo acordó la conversión de la línea de crédito en un préstamo participativo para reestablecer “de inmediato” el equilibrio patrimonial.

Dogi volvió a los ‘números rojos’ en el ejercicio 2017, año que cerró con unas pérdidas de 7,08 millones de euros frente a las ganancias de 119.000 euros de 2016.

Actualmente, el grupo está implementando un plan de reorganización e integración que se espera suponga un impacto de 5,7 millones de euros para este 2018.