Comité del Senado pidió entrevistar a Assange, según WikiLeaks

5

n El portal WikiLeaks anunció el miércoles que el Comité de Inteligencia del Senado solicitó a su fundador, Julian Assange, que testifique como parte de la investigación de esa comisión sobre la interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

La organización publicó en su cuenta de Twitter una carta emitida el 1 de agosto por el comité y firmada por sus líderes, el republicano Richard Burr y el demócrata Mark Warner, en la que se solicita a Assange una entrevista personal “a puerta cerrada” en un lugar y momento conveniente para las dos partes.

El equipo legal de Assange está “considerando la oferta pero el testimonio debe cumplir con un alto estándar ético”, escribió WikiLeaks en Twitter.

WikiLeaks publicó correos electrónicos pirateados propiedad del Comité Nacional Demócrata (DNC) y del presidente de la campaña de Hillary Clinton, John Podesta, antes de las elecciones de 2016.

La comunidad de inteligencia ha vinculado las publicaciones de dichos correos electrónicos a una trama más amplia orquestada por el Gobierno ruso para interferir en las elecciones presidenciales de 2016, en favor del actual presidente Donald Trump.

La evaluación de inteligencia estadounidense no clasificada publicada en enero de 2017 concluyó con “alta confianza” que los oficiales de inteligencia rusos “transmitieron a WikiLeaks material adquirido del DNC y altos funcionarios demócratas”.

James Comey, entonces director del FBI, testificó el año pasado que WikiLeaks no se comunicó directamente con los rusos, pero usó “algún tipo de atajo”.

El Comité de Inteligencia del Senado ha estado investigando la interferencia rusa durante más de un año, mientras el fiscal especial Robert Mueller encabeza la investigación federal sobre la interferencia rusa, que incluye dilucidar si hubo coordinación entre la campaña del presidente Trump y Moscú.

Assange, que se encuentra refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres desde 2012, ha expresado recientemente su temor a ser expulsado de la legación diplomática y que las autoridades británicas lo deporten a este país, donde podría ser juzgado por la publicación de documentos militares y diplomáticos secretos.