Revelan cómo armas compradas por EEUU acaban en manos de Daesh

Un grupo de investigadores reveló el martes cómo armas compradas por EE.UU. acaban en manos del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe).

El grupo británico de Investigación de Conflictos Armados (CAR, por sus siglas en inglés), liderado por James Bevan, recientemente entró en la ciudad iraquí de Qaraqosh, en los alrededores de Mosul, para inspeccionar los lugares anteriormente ocupados por Daesh, informó el martes BBC.

En una vivienda, además de cinturones con explosivos, el grupo descubrió cajas vacías de municiones con número de serie y de lote, lo que demuestra que se fabricaron en el Occidente.

Sus redes de compra llegan al sur de Turquía y ellos posiblemente tienen relaciones muy fuertes con distribuidores mayores”, explicó Bevan, líder del grupo británico de Investigación de Conflictos Armados.

Asimismo, en una iglesia cristiana usada por Daesh como arsenal de armas, los investigadores encontraron secciones de misiles y un cuenco con agentes químicos. También hallaron sacos con químicos industriales que solo se pueden comprar en el mercado nacional de Turquía.

“Sus redes de compra llegan al sur de Turquía y ellos posiblemente tienen relaciones muy fuertes con distribuidores mayores”, explicó Bevan.

Los investigadores precisaron que una parte del armamento se fabricaba en los talleres creados por los terroristas, pero las evidencias indican igualmente que el material utilizado para su fabricación proviene del extranjero.

Por otra parte, los números de lote demuestran que las municiones se produjeron en las fábricas de Europa del Este. El equipo de Bevan, entonces, solicitó a los Gobiernos de aquellos países información acerca de quién era el comprador. Descubrieron cómo las autoridades de EE.UU. y Arabia Saudí respaldan a los grupos de la oposición, es decir, primero compran el armamento y luego se lo envían a Siria e Irak a través de Turquía

El grupo concluyó que en las primeras fases del conflicto los integrantes de Daesh consiguieron la mayor parte de las armas arrebatándolas en los campos de batalla en Irak y Siria, pero desde finales de 2015 —informó— apareció otra fuente de aprovisionamiento más importante, a sabiendas, EE.UU. y Arabia Saudí.

mkh/lvs/nii/

Loading...