Ciencia y música se fusionan para despedir a las ‘estrellas’ de Starmus

Artistas, músicos y científicos reunidos esta semana en el Festival Starmus. / Starmus

Cuando el arte y la ciencia se unen el resultado puede ser único. Es el caso de la pieza The warped side of the Universe interpretada por el oscarizado compositor Hans Zimmer, el realizador de efectos especiales Paul Franklin y uno de los físicos más influyentes del mundo, Kip Thorne. Será el broche final a la tercera edición del Festival Starmus, que ha reunido a algunas de las mentes más brillantes del mundo.

“Hay más libertad en lo artístico que en entender cómo funciona la naturaleza”, ha comentado Kip Thorne

Para ellos, la línea que separa lo artístico de lo científico no está tan definida. Sin embargo, no deja de haber diferencias; “hay más libertad en lo artístico que en entender cómo funciona la naturaleza”, ha comentado en un encuentro con la prensa Thorne, uno de los mayores expertos de la Teoría de la Relatividad General de Einstein y cofundador del proyecto LIGO, que ha detectado las ondas gravitaciones.

El trabajo científico de Thorne inspiró la película Interstellar, dirigida por Christopher Nolan y protagonizada por Matthew McConaughey, que presentaba a un equipo de astronautas que viajaban en busca de un hogar para la humanidad a través de un agujero negro. El físico asesoró al equipo en el guión y participó activamente en la realización del film que se estrenó en 2014.

“La ciencia se supone que no es emocional, pero cuando vi la película por primera vez, lloré”, ha confesado Thorne, apasionado también de la poesía. El físico subirá a escena esta noche para provocar con The warped side of the Universe sensaciones, mezclando imágenes y los sonidos que producen las ondas gravitacionales, los agujeros negros en colisión que produjeron esas ondas, las explosiones de las supernovas y el nacimiento de nuestro universo.

“La pieza tiene algo de Insterstellar”, ha señalado Zimmer, que fue nominado al Oscar por la banda sonora de la película. Franklin, que sí lo ganó por los efectos especiales, se encargará de poner la luz y las imágenes a este concierto de clausura.

“Aunque no puedo describir las ondas gravitacionales, me las puedo imaginar”, ha declarado Zimmer a la prensa. Para el músico, que ha compuesto la banda sonora de un centenar de películas, “la ciencia ya no es incomprensible”. Y eso es suficiente para traducirla a un lenguaje emocional. Zimmer logró hacer sonidos de las ondas gravitacionales, antes de que estas fueran detectadas.

“No tenemos que dejar escapar ningún talento. Hay que inspirar a nuestros hijos”, ha concluido Hadfield 

Premios al arte, la ciencia y el cine

El compositor, que ganó el Oscar a la mejor banda sonora en 1995 por El rey león, recogerá además la Medalla Stephen Hawking a la Divulgación Científica. “Este premio es todo un reto para mí, no me puedo quedar sentado”, ha asegurado el músico alemán, de padre científico, para quien la música está en su ADN. “Hablo mejor con la música”, ha confesado a Sinc.

Recogerán el premio también el escritor y locutor Jim Al-Khalili y el documental “Locos por las partículas”, dirigido por Mark Levinson, en una tarde en la que también actuarán la soprano Sarah Brightman junto con la Sinfónica de Tenerife, Rick Wakeman, el grupo Anathema, Brian May y el astronauta canadiense Chris Hadfield, que grabó una versión de Space Oddity de David Bowie en la Estación Espacial Internacional.

“Antes había que elegir entre ser científico o artista”, ha dicho Brian May, miembro de la banda británica Queen, en su intervención en el auditorio de Starmus. El festival celebrado en honor a Stephen Hawking ha demostrado que se pueden ser ambas cosas. “No tenemos que dejar escapar ningún talento. Hay que inspirar a nuestros hijos”, ha concluido Hadfield en su charla. 

Loading...